jueves, diciembre 2, 2021

Comprar ahora

México, un viaje lleno de cultura, historia y buena comida

Texto y Fotos: Claudia Delgado

Un mes antes no sabía que me iba de viaje y 5 días antes no sabía que iba a ser el mejor viaje de mi vida. Todo empezó una tarde el mes de mayo deseando ver a Juan, la persona que más amo, él vive en Venezuela y debido a la pandemia no nos habíamos visto. Así que, en abril decidimos comprar un billete de avión para encontrarnos en Ciudad de México junto a su hermana Valentina y su mejor amiga Mariana. El viaje sería de 20 días dedicados a conocer este país que ninguno habíamos tenido la oportunidad de visitar.

Siendo latinos, siempre habíamos tenido mucha curiosidad por conocer México, sus culturas, sus costumbres, su comida y su vida. No nos lo pensamos dos veces y compramos el billete, nuestro viaje iniciaría el 29 de abril de 2021, acabando el 20 de mayo.

Llegamos a DF y nos quedamos en un piso cerca de la Plaza del Ángel, es decir, estábamos en una buena ubicación. El primer día nos dedicamos a conocer la zona caminado por las calles, ir al mercado, ver cómo eran las personas y los edificios. Suelo ser una persona muy observadora que analiza las situaciones, por lo que noté que las calles eran anchas como en Venezuela, los edificios suelen ser de 6 o 7 pisos como en Europa, pero también podemos ver rascacielos de 50 pisos como en Nueva York. También logré notar que la vida en la calle es como en Madrid, hay bares en todas las esquinas, todos caminan por las calles y siempre hay buenas vibras.

Nos dimos cuenta que por más restaurantes mexicanos a los que hayas ido en tu vida, la comida de México es totalmente diferente. La comida es riquísima, comimos tacos de grillos fritos y huevos de hormigas, algo que ni sabía que existía. Si te sientas en una terraza ves pasar mucha gente ofreciendo algún entretenimiento, e hicimos una actividad en la que nos agarramos todos de las manos, dos personas sujetaban un tubo de metal, se enciende una batería y todos sentimos corriente, la parte “divertida” es que el primero que se suelte de las manos, pierde. Es curioso como pagamos por tortura, pero en realidad fue muy divertido.

Ciudad de México es enorme, recuerdo que viajamos más de 40 minutos en coche para visitar a mi tío y, mientras más andábamos, más edificios y viviendas había. Resaltemos que solamente en la capital hay más de 27 millones de habitantes y que en Venezuela, el territorio completo, hay 24 millones de habitantes.

Hay tanto por conocer en DF que todos los días hacíamos planes para descubrir lugares nuevos y aun así, siento que 20 días no fueron suficientes. Fuimos a los museos del Jumex y el Soumaya, conocimos el parque de Chapultepec, el Castillo, la Plaza del Ángel, zonas míticas como Polanquito, el centro, entre otras. Pero mi actividad favorita fue la experiencia en globo aerostático y las pirámides de Teotihuacán. Fue un día dedicado a esta actividad. Nos levantamos a las 5 de la mañana para poder estar en los globos a tiempo y disfrutar del amanecer. Empezamos a volar a las 8 de la mañana hasta las 11. De ahí, un tour nos llevó a un hotel espectacular para el desayuno. Para terminar el paseo, el tour nos llevó a las pirámides y nos hicieron una guía explicando toda la historia.

Tras 15 días en DF, decidimos escapamos 5 días a disfrutar de la playa en Acapulco. Me imaginaba este lugar más pequeño, y me sorprendió que una gran mayoría de las casas tuvieran paneles solares. Aquí alquilamos una casa con piscina y una vista espectacular. Teníamos a Ana, Julia y Pedro, el personal de la casa que nos atendieron y mimaron de la mejor manera. Un servicio excelente, siempre atentos a nuestras necesidades y comodidades. Las aguas de Acapulco son las aguas del Océano Pacífico, y me enorgullece decir que es primera vez que lo vi y me bañé en él.

En total estuvimos 15 días en Ciudad de México y 5 días en Acapulco. En ambos destinos siento que me faltaron cosas por conocer. En DF me hubiera gustado ir al museo de Frida Khalo y el museo arqueológico. En Acapulco me faltó conocer la casa de Luis Miguel y zonas como Diamante o la ciudad en sí. Sin duda alguna tengo pendiente volver para visitar lo que me faltó y conocer nuevos lugares como Cancún o Tulúm. Además, me alegra decir que fueron 20 días increíbles de puro conocer, disfrutar y reír.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Marcas

YOGAGOYOGA

0
Marcas

ARTHURSEN

0
Marcas

ALGAMANIA

0

LO MÁS LEIDO

spot_img