jueves, diciembre 2, 2021

Comprar ahora

ROBERTO LANCHA: “Mi vida ha sido de cine, un sueño hecho realidad. Soy muy afortunado porque me dedico a lo que siempre he querido”

Texto: Mar Olmedilla / Fotos: Cedidas por R.L.

Su vida es una vida de cine. Su voz pertenece a la radio y su corazón vive en un lugar de La Mancha del que no quiere jamás olvidarse, Toledo. Todos los sábados, a eso de las 10:00 horas, desde hace cinco años, nos habla con verdadera pasión en “Estamos de Cine”, programa que se emite en la Radio Pública de Castilla-La Mancha Media. Se llama Roberto Lancha, es una de las voces manchegas que más sabe del Séptimo Arte y está convencido, por eso de que la vida es un sueño y los sueños cine son, de que “en La Mancha se puede soñar a lo grande”.

Nos conocimos hace unas semanas en el VIII Festival Internacional de Cine de Calzada de Calatrava (Ciudad Real), donde se le ha rendido un homenaje por su dedicación a lo largo de su trayectoria profesional al Séptimo Arte. Hoy, con más tiempo y descansado de tantos elogios y felicitaciones, y de vuelta a su vida normal, me permite descubrir un poco más del hombre que se esconde detrás del micrófono. Charlar con Roberto Lancha es fácil, él te lo hace fácil y da gusto sentir la pasión que pone en sus palabras.

Desde muy pequeño sintió la inquietud de querer contar lo que pasaba a su alrededor. Ya en los campamentos de verano, donde fue un pequeño scout en el colegio de los Maristas, entre brincos, hogueras y juegos, dedicaba parte de su tiempo a redactar el “periódico” estival donde resumía las aventuras de aquel grupo de chiquillos que empezaban a descubrir el mundo o comentar las hazañas del equipo de baloncesto. “¿Por qué periodista? Porque siempre me ha gustado contar historias, transmitir lo que ocurría, relatar cómo eran las cosas que vivía. Supongo que por eso siempre tuve claro que lo mío era la comunicación”, empieza a contarme. Empezaban los años 90 cuando este hijo de padre carnicero y una madre que siempre sacaba tiempo, después de terminar las faenas de la casa, para sentarse a ver películas, tomó una decisión que marcaría toda su vida, estudiar Periodismo: “Por entonces lo más frecuente es que los chicos de mi edad estudiasen Derecho o Empresariales, eran profesiones muy respetadas. Yo fui en ese sentido un poco transgresor. Además, si querías estudiar Periodismo tenías que salir de tu ciudad y marcharte a Madrid, irte de la casa familiar… ¿Cómo decir? Se veía como algo un tanto extravagante eso de ser periodista”.

Roberto con Luis Tosar

Dicho y hecho, tras acabar COU, Roberto se trasladó a Madrid para emprender su sueño, pero sobre todo, “porque si quieres ser profesional –explica-, dedicarte a la comunicación y transmitir información que llegue a otros, hay que hacerlo correctamente, sabiendo utilizar el lenguaje, las técnicas… No de cualquier forma”. Lancha pertenece a esa generación de los años 90 denominada JASP (Jóvenes Aunque Suficientemente Preparados), por eso al terminar la carrera en la Universidad Complutense, hizo un postgrado en “Sociedad y Comunicación” por la Universidad San Pablo CEU y otro de “Historia y Creatividad Audiovisual y Publicitaria”, también en la Complutense, además de iniciarse en la Dirección Cinematográfica.

Aquel niño que se embobaba mirando la pantalla viendo películas como “Cinema Paradiso” o “Blade Runner”, el mismo que le quitaba a su madre las cintas de VHS donde había grabado el programa de José Luis Garci, ese que reponían clásicos como “Atraco perfecto” o “Bienvenido, Mister Marshall”, por nombrar algunas de las muchas que devoró, supo ver desde un principio que era posible unir sus dos grandes pasiones: la Comunicación y el Cine. Ese sueño se hizo realidad, el próximo octubre se cumplirán veinte años desde que se puso por primera vez delante de un micrófono. Desde entonces ha demostrado de sobra que se ha convertido en una de las voces radiofónicas más destacadas de Castilla-La Mancha, bien sea hablando de cine o como redactor y editor de informativos. De hecho, en 2019 le concedieron el Primer Premio de Periodismo en la Modalidad Radio, de la JCCM.

Entrar en la sala de un cine a oscuras, sentarte en esas butacas rojas de terciopelo, con ese olor tan peculiar a palomitas… Era un acto casi mágico, era como entrar en otro mundo, vivir otras vidas”, habla como si estuviera viviendo de nuevo aquella primera vez que compró una entrada al mundo de la ilusión. “El cine es un viaje continuo. Un viaje que me ha permitido ver mundo, vivir muchas vidas. El cine te permite durante dos horas evadirte de tu realidad y vivir la vida y obra de otras personas. El cine es cultura, es entretenimiento, es fantasía, es historia, te permite estar en sitios lejanos sin moverte de la butaca… El cine tiene la capacidad de todo eso y en muy poco tiempo. Simplemente, el cine es maravilloso”, afirma con pasión. 

Entrevistando al manchego José Mota

De todo lo que ha hecho a lo largo de su carrera, el programa “Estamos de Cine” se podría decir que es su hijo preferido. En septiembre de 2016, ahora se cumplen cinco años de su nacimiento, presentó al entonces director de la televisión de Castilla-La Mancha, Jordi García Candau, un proyecto demasiado innovador por aquel entonces en ese medio, aunque ahora pueda parecer mentira: un programa en el que sólo se hablara de cine. Muchos le tomaron por loco, en esa época no existía un formato como el suyo en la parrilla de la radiotelevisión autonómica ni en ninguna de las radios de alcance regional.  “No lo veían –explica-, ahora puede parecer extraño lo que te cuento, pero es que entonces no había ningún otro programa sobre cine. Me costó convencerles que se podía hablar de cine, tanto del presente como del pasado; de las bandas sonoras que nos han acompañado a lo largo de la vida, estar presentes en festivales de cine… Costó, pero aceptaron y con el tiempo se ha demostrado que teníamos razón, a los oyentes les interesa y está funcionando perfectamente”.

Y tanto que ha funcionado, desde que se empezó a emitir “Estamos de cine”, los oyentes manchegos han tenido la oportunidad de conocer más de cerca, gracias a Roberto Lancha, a grandes figuras del cine como Carlos Saura, José Luis Cuerda, Pedro Almodóvar, José Luis Garci, Agustín Díaz Yanes, Icíar BollaínJavier Fesser, Antonio de la Torre, Raúl Arévalo o Javier Gutiérrez, Luis Tosar, entre muchos de ellos. 

¿Hay que ser un poco mitómano para amar el cine?

Un poco sí, hay que ser un poco friki, dirían ahora. Pero más que mitómano, yo diría más bien que tienes que amar la cultura, te tiene que apasionar el cine para poder contagiar a los oyentes lo que tú sientes.

¿Su gran sueño cumplido? Es decir, esa entrevista que nunca olvidará.

Es difícil quedarse con una, todas las entrevistas te aportan algo, de todas aprendes, pero, si insistes, tal vez la de Carlos Saura. Nos recibió en su casa de la sierra, sin prisas. De pronto allí estábamos todo el equipo, teníamos a un mito ante nosotros y a nuestra disposición. Fue uno de esos grandes momentos que nunca olvidas en la profesión, una entrevista larga, sin prisas y muy cercana. No siempre te lo ponen tan fácil. Otro de esos momentos es cuando nos recibió José Mota en Madrid, estuvo encantador, brillante, divertido como pocos… Pero si me pongo a pensar, te podría decir muchos más.

Con Antonio de la Torre

¿Cómo se logra ser crítico de cine y no ser odiado por la industria?

(Risas) Ser crítico de cine no significa que tengas que sacar el látigo. Una película no tiene porqué coincidir con tus gustos, pero te puede gustar cómo refleja la historia que se cuenta, luego puede gustarte más o menos y puedes hacer una crítica buena o no tan buena.

En “Estamos de cine” además de comentar e informar sobre la actualidad del mundo del cine o las series de televisión, hay cabida también para otros protagonistas no tan conocidos por la audiencia como los jóvenes talentos que triunfan en estos momentos en el cortometraje, guionistas, actores y actrices que empiezan a volar, así como la difusión de Festivales de mayor o menor relevancia. “Nuestra filosofía es promocionar el cine, la cultura. La gente quiere soñar en el cine y el programa es una forma de acercarles esos sueños. No todo el mundo tiene la posibilidad o tiempo para acudir a las salas. Muchos oyentes nos lo dicen: ‘no puedo ir al cine, pero me gusta escucharte’. Muchos de los oyentes no son cinéfilos expertos, pero les gusta el cine”, comenta el periodista.

Para predicar hay que dar ejemplo, se dice. Roberto Lancha lo pone en práctica en casa. Siempre que puede se sienta en el sofá de casa, rodeado de sus hijos, para dar comienzo a la particular sesión de cine familiar: “Durante todo el tiempo que ha durado el confinamiento, a eso de las ocho de la tarde, después de los aplausos, instauramos la sesión de cine diaria. Nos sentábamos todos juntos frente al televisor y he intentado que mis hijos conocieran clásicos del cine. Que no pudiésemos ir a las salas de cine no significaba que no se pudiera disfrutar de grandes películas. Gracias a la cultura, al cine, todos hemos podido soportar el confinamiento de una manera más agradable”.

Roberto Lancha fue homenajeado por su dilatada trayectoria especializada en el Séptimo Arte. Festival de Calzada de Calatrava.

Está claro que para Roberto Lancha el cine es su vida. Una vida en la que nunca faltan emociones, risas, aventuras, historias increíbles y una gran dosis de evasión, tan necesaria en esos momentos en los que la realidad supera la ficción. Otra de sus grandes pasiones es escribir, quién sabe si uno de estos días nos sorprenderá con una novela que termine plasmada en la gran pantalla.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Marcas

YOGAGOYOGA

0
Marcas

ARTHURSEN

0
Marcas

ALGAMANIA

0

LO MÁS LEIDO

spot_img