jueves, diciembre 2, 2021

Comprar ahora

Juan José Grande: “Uno es alcalde las 24 horas del día, independientemente de que pasemos por el ayuntamiento o no”

Texto: Sandra Cuenca/ Fotos: J.J.G.

Juan José Grande es el alcalde Minaya, un pueblo de la provincia de Albacete que cuenta con 1.500 habitantes. No tiene sueldo, no recibe retribución alguna, como otros muchos alcaldes de pueblos españoles, sin embargo están al pie del cañón las 24 horas del día. Tiene una empresa de control de plagas que compagina con su trabajo en el ayuntamiento, además de cuidar de su granja, hacer magia y entrenar a equipos de futbol.

Grande nació hace 60 años en Minaya, cogió el relevo del anterior alcalde, Ballesteros, para convertirse en el nuevo en el año 2017. Recuerda que aquel momento fue muy bonito, pero a la vez de mucha responsabilidad. “Cuando Ballesteros tiene que dimitir, por motivos laborales, cojo las riendas del ayuntamiento. Yo había estado con él en la legislatura anterior y dos años en esa, es decir, llevábamos trabajando 6 años juntos. Cuando acaba la legislatura del 2019 me presento como candidato a la alcaldía por mi partido, el Partido Popular, y ganamos las elecciones”, recuerda Juan José.

Te ha tocado una época difícil para ser alcalde, el Covid y la pandemia ha complicado la vida de todos, ¿cómo lo habéis vivido desde el ayuntamiento de un pueblo con 1.500 habitantes?

Ha sido muy duro, además esto pasó al comienzo de la legislatura. Minaya es un pueblo pequeño y si en condiciones normales no somos muchos, imagínate ver esas pequeñas calles vacías, todo el mundo estaba confinado en casa y fue un momento muy triste. Debo decir que todo el pueblo se volcó en ayudar, fueron muy responsables a la hora de aceptar las medidas que se iban adoptando, se usaban las mascarillas y el gel, se respetaba las entradas de uno en uno en los establecimientos, se cumplió todo. Gracias a eso, en todas las olas que ha habido, nosotros nos hemos mantenido con unos niveles muy bajos de contagio.

Y con las personas mayores, ¿qué medidas adoptasteis?

Pusimos el ayuntamiento a disposición de todas esas personas y familias que necesitaran ayuda, aunque nosotros ya contábamos con el servicio a domicilio. No han llegado a sentirse solas, han estado acompañados por servicios sociales y si han necesitado algo especial allí ha estado el ayuntamiento, incluso yo, en persona, estuve esos meses llevándoles medicamentos de la farmacia o comida. No solo ha sido el ayuntamiento el que ha ayudado, los vecinos también se han volcado en echar una mano a la gente más necesitada.

Un alcalde, lo haga bien o mal, siempre recibirá críticas, ¿no? ¿Cómo se hace para seguir adelante?

Yo estoy haciéndolo lo mejor que puedo y siempre por el bien del pueblo. El objetivo de cualquier persona, que se presenta a unas elecciones como alcalde, es hacer las cosas lo mejor posible, ese es mi objetivo. Yo tengo una empresa y no cobro sueldo como alcalde, por lo que no tengo dedicación exclusiva en el ayuntamiento, pero si le dedico muchísimo tiempo. Las críticas con el paso del tiempo consiguen que nos vayamos construyendo una especie de caparazón, como las tortugas, y vamos aguantando, está claro que nunca vamos a hacer todo a gusto de todos. Hay que tomar decisiones que a veces son duras, porque siempre sale alguien perjudicado y, lógicamente, ese alguien te va a criticar. Todo eso va con el cargo y dentro de nuestra responsabilidad, por lo tanto hay que asumirlo. Lo que si tengo claro es que cuando un alcalde sale del ayuntamiento, al finalizar su alcaldía, lo hace sin pena ni gloria. Los alcaldes terminamos, hemos hecho todo lo que hemos podido y viene otro, nos hace el relevo y ya está, en poco tiempo a los vecinos se les olvida quien ha estado antes.

Minaya no es un pueblo grande, imagino que cuando vayas a tomarte un café al bar o a comprar el pan, los vecinos te contaran sus problemas, ¿no?

Sí, es así. Uno es alcalde las 24 horas del día, independientemente de que pasemos por el ayuntamiento o no, en cualquier momento los vecinos te paran por la calle para contarte un problema. El alcalde es el municipal, el juez, el abogado, el policía, el sereno…lo es todo. Aunque hay concejales que hacen su labor, pero los vecinos lo que quieren siempre es hablar con el alcalde y contarle sus problemas. Yo escucho a todo el mundo, ese es un defecto que tengo, porque al final los problemas de mi pueblo los acabo haciendo míos y lo único que quiero es solucionarlos todos, eso hace que esté atacado, por hacerlo bien con los vecinos. A veces llegamos a ejercer casi de psicólogos, ven en la figura del alcalde a la persona que les puede dar la solución, incluso en asuntos personales.

Para Juan José su pueblo es extraordinario, “Qué te voy a decir yo, que nací y vivo aquí” comenta entre risas. “Minaya tiene un problema, estamos situados al oeste de la provincia de Albacete y  tenemos a 15 km y a 20km, por ambos lados, La Roda y Villarrobledo, que son dos pueblos bastante grandes. Eso quizás ha hecho que Minaya no crezca y que los habitantes, en busca de trabajo, se vayan a estos municipios. Incluso la capital  está a 50km y con buenos accesos, mi pueblo cada vez tiene menos habitantes”. El pueblo tiene un porcentaje alto de personas mayores, por lo que están intentando mantener lo que tienen y hacer cosas que beneficien a todos. “El objetivo primordial ahora es abrir un Centro de Día que ya está hecho, pero que por circunstancias no se ha podido abrir aún. Pertenecemos a una mancomunidad con pueblos de Cuenca, que están al lado nuestro, a 3 o 4 km, como Casas de Haro, Casas de Fernando Alonso y Casas de los Pinos, estamos intentando entre todos, los que juntos contamos con más de 5.000 habitantes, crear una residencia. Minaya está ahí. Estamos intentando promocionar el turismo rural, nosotros tenemos por la zona y los pueblos que acabo de nombrarte 119 Cubillos censados, son edificaciones hechas con piedra seca, en otras zonas se les llama Cubos. Estamos intentando conseguir restaurarlos para incentivar el turismo y al mismo tiempo, que la gente que venga pueda degustar nuestra gastronomía”. En Minaya hay tres queserías con unos quesos excepcionales, tienen un almacén de ajos y cebollas que venden a nivel nacional e internacional, tienen el mejor azafrán de Castilla-La Mancha, sin olvidarnos de sus vinos y de sus carnes. “Tenemos que vender nuestro pueblo de esa manera y atraer al turismo para que conozca la ruta de los Cubillos o la del azafrán”, añade el alcalde. 

¿Piensas volver a presentarte a la alcaldía?

Tengo mis dudas, son ya 10 años los que llevo. Terminaría con tres legislaturas y un total de doce años, me lo tendría que pensar y hablar con la familia. Tengo que ver un poco la reacción del pueblo, si están contentos conmigo o necesitan un cambio. De momento no me lo estoy planteando, quedan dos años de legislatura. No sé si continuaré, esa es la verdad.

¿El alcalde de Minaya tiene algún hobby?

Tengo varios. Me gusta hacer magia, soy el míster del equipo de veteranos de futbol y me gusta colaborar con las escuelas deportivas como entrenador y monitor, juego al tenis…si tengo varios hobbies. Me gustan los animales y tengo una granja con burros, patos, pavos, cabras, gallinas… ¡para entretenerme!

Un lugar en Castilla-La Mancha para desconectar…

La verdad es que no hace mucho estuve en Toledo, que no lo conocía y me gustó muchísimo, por lo que Toledo sería perfecto.

¿Con quién compartirías una comida y un vino de la tierra?

Con mi familia y amigos, sin lugar a dudas.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Marcas

YOGAGOYOGA

0
Marcas

ARTHURSEN

0
Marcas

ALGAMANIA

0

LO MÁS LEIDO

spot_img