jueves, diciembre 2, 2021

Comprar ahora

Paula Pastor, deportista de Karate: “La constancia y la pasión que tiene mi padre por el Karate, me animan a ser mejor y a esforzarme en crecer”

Texto: Lucía Romano / Fotos: P.P.

De todos los deportes que hay en el mundo, después de probar otros como el tenis, la natación o el baloncesto, ha sido el Karate el que ha conquistado el corazón de Paula. Hace cuatro años que empezó a practicarlo, y desde entonces, ya sabía que ese iba a ser su deporte para siempre.

El karate no solo se ha convertido en su fuente de energía física y mental, también ha reforzado la unión con su padre, quien empezó a practicarlo en el año 1988. La pasión de su padre por este deporte fue la que despertó su interés y actualmente se ha convertido en un hobby compartido en la familia.

Como mujer, practicar un arte marcial también le ha ayudado a defenderse y atacar ante posibles peligros. “Pensaba que me iba a ayudar a ir de noche por la calle más tranquila. Esto me pone triste, pero era uno de los motivos por los que mi madre me animó a entrenarlo”.

Un deporte de técnica y disciplina que le ha ayudado a crecer como persona y deportista para ver la vida con otros ojos. “Únicamente el karate ha hecho que aún a día de hoy, siga con la misma motivación para ir a entrenar”. Y un gimnasio, “Antonio Torres”, lugar en el que ha entrado su padre durante toda su vida, que ya se ha convertido en su segunda casa.

¿Cuáles son las claves del Karate?

Creo que la constancia y la paciencia. Desde que empecé he estado entrenando con gente que llevaba a lo mejor 20 años practicando Karate y yo siempre he sido una persona muy impaciente que le ha gustado que los resultados se vieran con el mínimo esfuerzo y sin dedicarle tiempo. Lo que quiero decir es que yo me veía con cinturón blanco mientras los demás hacían unas técnicas súper elaboradas dando patadas que sobrepasan cabezas y pensaba en lo guay que sería saber hacerlo.

¿Cómo consigues mantener la concentración durante el ejercicio?

El Karate es un deporte de gran desgaste físico, es un movimiento constante en el que tienes que estar concentrado todo el tiempo que empleas en cada movimiento. La dirección del ataque o la defensa, la respiración, la posición de las piernas al hacer las patadas (ya que una ejecución mal hecha es daño asegurado), la postura bien ejecutada, el giro de cadera con cada ataque… El Karate es un deporte que necesita del 100% en cada momento tanto física como mentalmente. Como persona que lo práctica, considero que es muy difícil pensar en otra cosa que no sea la ejecución de los movimientos si pretende hacerlo bien. Esto es algo que me ha ayudado mucho en mi día a día; soy una persona que le da vueltas de más a las situaciones cotidianas y a los problemas con terceros, entrenar es la única cosa que me aleja de las situaciones que me dan más dolor de cabeza y donde desconecto 100% del exterior.

¿Cuáles son tus referentes?

Evidentemente la persona en la que me fijo, tanto en el gimnasio como en la vida en general, es mi padre, entrenando es mi referente. La constancia y pasión que tiene mi padre por el Karate me animan a ser mejor y a esforzarme en crecer. Es la persona a la que acudo en cualquier situación. Compartir este deporte y ver como crecemos juntos es de las cosas más bonitas que me podían pasar, ver a mi padre como crece y sabe más acerca del Karate en cada entrenamiento y que sea mi compañero tanto en el gimnasio como en los exámenes es una sensación y un nivel de complicidad indescriptible. Después a nivel profesional, me gusta mucho Sandra Sánchez, medallista de oro olímpica en la modalidad de kata en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Desprende pasión y sacrifico cada vez que compite y he de decir que me emociona cada vez que la veo luchar por el podio.

¿Qué te aporta este deporte?

El gimnasio es un espacio al que voy a desconectar y a seguir aprendiendo de algo que personalmente me apasiona, rodeada de gente que comparte la misma pasión que yo, sin olvidar que, al ser un deporte jerárquico, entreno con personas de “rango” superior que siempre están dispuestas a enseñarte o corregirte cuando algo no haces bien o lo podrías hacer mejor de otra forma. Además, como he dicho antes, es una pasión que comparto con mi padre, es increíble la sensación que tengo cuando entreno con él, tanto dentro como fuera del gimnasio, o cuando hablamos de algún tema relacionado con el karate.

¿Te lo tomas como un mero hobby o te gustaría llegar a algo más?

Técnicamente no compito por lo que lo entreno como un hobby, pero yo personalmente me lo tomo como algo más. Es una disciplina que me ha ayudado mucho y para mí es una terapia con la que crezco y aprendo. Sí que me planteo seguir formándome para poder enseñar este deporte en un futuro.

¿Recomiendas a la gente que lo practique?

Claro que sí. Es una disciplina que tiene ventajas tanto físicas como mentales. Sé que desde que lo practico he ganado en salud. Es un deporte que me ha ayudado a controlar el carácter y la impulsividad y en el cual me puedo refugiar si he tenido un día malo o necesito desconectar. Físicamente me ha hecho mucho más fuerte y me hace sentir mejor de fondo con mi físico. Además, aporta conocimiento en ataque y defensa, que personalmente hace que me sienta un poco más segura. Entiendo el karate como una disciplina increíblemente completa que tiene ventajas en muchísimos ámbitos de la vida.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Marcas

YOGAGOYOGA

0
Marcas

ARTHURSEN

0
Marcas

ALGAMANIA

0

LO MÁS LEIDO

spot_img