jueves, diciembre 2, 2021

Comprar ahora

BURGER PORN, LOS PLATOS MÁS SENSUALES

Texto: Lucía Romano Maricalva

En Nueva York hay una corriente gastronómica llamada “Food Porn”. Alude a la comida que se presenta con imágenes que evocan los sentidos de manera sensual. Este movimiento ha llegado a Madrid de la mano del restaurante Burger Porn y sus provocativos platos.

Sus creadores llegaron desde Venezuela el día 30 de noviembre de 2019 con la idea de abrir su propio restaurante, pero la pandemia frustró su sueño en aquel momento. Sin embargo, en vez de rendirse, esta pequeña familia apostó por comenzar con la venta de su plato estrella: los tequeños.

El éxito de sus tequeños creció y llegó un momento en el que la cocina de casa se les quedó pequeña. Fue entonces cuando decidieron abrir un local en la Calle del Amparo 34 de Madrid para llevar a cabo la venta de este producto a domicilio. La acogida de Madrid fue tan grande que pronto ampliaron su oferta para conseguir su carta actual, pasando de ofrecer un único plato a un total de cuarenta y dos.

Los clientes aumentaron de tal manera que muy pronto consiguieron un gran posicionamiento online. Lo que pudo parecer un comienzo fracasado, fue su oportunidad para poder reinventarse y lograr su popularidad y recibimiento que, de otra manera, no hubiese sido posible.

Tequeños

En la actualidad, los tequeños no han perdido el puesto principal, pero ya no son el único plato de la carta que está en el pódium. Ahora comparten su posición con las hamburguesas del restaurante. Un total de cinco burgers de carne y pollo, además de dos hamburguesas vegetarianas.

Todas sus hamburguesas tienen un nombre de película, no solo están de cine, sino que, además, su propia denominación juega la idea de evocar los sentidos. Entre estas “hamburguesas de película”, las más vendidas son: “Gigolo Americano” y “Propuesta Indecente”.

La Gigolo Americano es la hamburguesa más cara de la carta, sin embargo, es la más exitosa y su tamaño tiene algo que ver. Está hecha con 180 gramos de carne de vacuno, triple bacon ahumado, doble de queso cheddar, aros de cebolla, salsa barbacoa, salsa tártara especial, rúcula y pan brioche de manquilla. Sumado a un topping de tequeño y patatas fritas en forma de gajo más otra salga barbacoa adicional. Sin duda, quedarse con hambre es este lugar es un reto imposible.

Atracción fatal vegetariana

Por su parte, la hamburguesa más barata es curiosamente una vegetariana llamada “Pretty Vegetarian Woman”. Una gran apuesta para que las personas que no consumen carne puedan degustar el delicioso sabor de sus platos. Se trata de un condimento hecho a base de masa de lentejas acompañado de doble queso emmental, cebolla caramelizada, champiñones salteados, rúcula y pan brioche de mantequilla.

Para acabar, también se puede disfrutar de sus dulces. Ofrecen tequeños de Nutella, además de otras tartas como las de zanahoria o chocolate, siendo esta última la más demandada. A diferencia de otros postres como el brownie que se reparte en porciones, las tartas se venden a tamaño completo y requieren de reserva previa.

Para sorpresa de los dueños del restaurante, los españoles son su clientela más fiel. Entre sus compradores, también están los clientes al por mayor, bares y restaurantes españoles que han optado por ofrecer tequeños como tapa. Aunque también hay otros productos típicos venezolanos como los pastelitos de patata y queso fritos o las mandocas fritas cuyos principales clientes en este caso sí que son sus compañeros de nacionalidad.

Burger Porn es el vivo ejemplo de que la comida casera y tradicional también puede pasar por un proceso de digitalización y modernización. La empresa ha conseguido crear un modelo de negocio de lo más actual y práctico en el que la clave de su éxito está en la calidad de sus productos.

Gigoló americana, la más vendida

La mayor parte de sus ingredientes son caseros y cuentan con recetas propias. Excepto el kétchup debido a su costosa elaboración, el resto de las salsas que distribuyen son de elaboración propia, así como la carne y el pollo también en el formato vegetariano que cuenta con su propio amasado y condimento.

Entre los próximos retos del restaurante está lograr la fabricación de su propio pan, para así contar con ingredientes al 100% propios y diferenciales del resto. Además, tienen en mente abrir un nuevo establecimiento para aumentar su clientela y presencia.

Lo que esta pequeña familia no se pudo imaginar hace tan solo dos años es que cada día su negocio crece un poco más. Hoy Madrid ya es su hogar y Burger Porn, un restaurante imprescindible en la ciudad. A pesar de las dificultades, finalmente, su sueño se ha hecho realidad.

Burger Porn

Calle del Amparo 34 de Madrid

660 469 005

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Marcas

YOGAGOYOGA

0
Marcas

ARTHURSEN

0
Marcas

ALGAMANIA

0

LO MÁS LEIDO

spot_img