jueves, diciembre 2, 2021

Comprar ahora

La serie “Cardo”: diferente, libre, honesta y radical

Texto: Guillermo Navarro Lou

Cardo es la nueva serie de AtresPlayer estrenada recientemente, la serie cuenta la vida de una joven millenial aspirante a actriz y está llena de realismo, honestidad y crudeza. La historia cuenta la situación de crisis de la protagonista y su relación con las drogas, el sexo y la vida madrileña. Están ya los dos primeros capítulos disponibles y cada domingo se irá subiendo a la plataforma de streaming uno nuevo, hasta finalizar los 6 que tiene la serie.

Ya desde los primeros segundos del primer capítulo nos presentan a la perfección al personaje María (Ana Rujas), la protagonista de la serie. Simplemente con la primera escena ya se transmite la crudeza del personaje, se le ve a ella lavarse las axilas y las partes íntimas con agua de una cisterna (porque no hay agua en el lavabo) en el baño de un bar mientras está teniendo una cita con su ex, vamos, lo que en la calle se dice un lavado de gato rápido.

La serie marca a toda una generación y se basa en la crisis millenial de esperar a vivir un futuro supuestamente mejor que la mediocridad del presente que están viviendo entonces, ante esta vida tan miserable, el placer momentáneo que puede suponer una rayita de coca es la vía de escape a los problemas del día a día. Esperar a que llegue el fin de semana para matarse a beber alcohol y a drogarse para olvidar la mierda de semana que ha tenido, eso es lo que hace el personaje de María. Ella se dedica a ayudar a Puri en la floristería de su barrio de siempre, Carabanchel, para evitar que tenga que cerrar.

Representa también a la perfección el costumbrismo de la vida madrileña de una persona que aspira a triunfar en el mundo del arte o está empezando a trabajar en sitios que no le gustan y vive únicamente por y para el fin de semana porque su vida entre semana es una absoluta mierda. Este costumbrismo madrileño jovial se representa con escenas como escuchar desquiciada a tu compañera de piso teniendo relaciones sexuales, el salir de fiesta y resistirse al máximo a volver a casa, ir en metro mirando el móvil, hacerse mejor amiga de gente que conoce en el baño de una discoteca… etc.

Es muy significativo el hecho de que la serie esté creada por millenials, ya que afecta mucho el hecho de pertenecer a esa generación a la hora de ver la realidad y cómo la interpretan. Se puede apreciar claramente cómo se plasma el pensamiento de esta generación en los pensamientos que tiene María consigo misma y, la actitud de hastío hacia la vida con frases del calibre de: “puta patética” o “si lo sé no nazco”

Una cosa que al verla ha sido bastante peculiar es poder leer estos pensamientos que tiene María en subtítulos y así no tener que solamente intuirlos con sus gestos y su mirada, sino que se indica en pantalla con texto lo que piensa María en escenas como en la cita con su ex “en algún momento se callará y le comeré el rabo ese torcido que tiene” así a parte de la serie ser muy honesta en sí misma, podemos entrar en las profundidades del pensamiento de María para terminar de conocerla a fondo.

La serie está escrita por Ana Rujas y Clàudia Costafreda. Es importante dar visibilidad al hecho de que está escrita y dirigida por mujeres, ya que es algo que no es habitual en general y en España menos. De momento está recibiendo muy buenas críticas, y esto deja claro por encima de todo que apostar por las nuevas generaciones creadoras de contenido no es el riesgo que hasta ahora concebían los productores, sino lo contrario, que da muy buenos resultados de audiencia ya que ofrecen un nuevo enfoque y un punto de vista más fresco. A demás está producida por Los Javis, que suman otro proyecto estelar a su excelente repertorio: Paquita Salas, Veneno y La llamada.

Algunos medios ya la han calificado como una de las mejores series de 2021, a nosotros lo que nos queda claro es que no podemos dejar de pensar en que llegue el domingo para poder disfrutar de otro capítulo de Cardo, porque en algún momento u otro todos hemos sido María, lavándonos las axilas en un lavabo.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Marcas

YOGAGOYOGA

0
Marcas

ARTHURSEN

0
Marcas

ALGAMANIA

0

LO MÁS LEIDO

spot_img