jueves, diciembre 2, 2021

Comprar ahora

METAVERSE, EL FUTURO ESTÁ EN LA REALIDAD VIRTUAL

Texto: Héctor Aja

Una noche de otoño en Harvard durante el 4 de febrero de 2004, Mark Zuckerberg, el billonario más joven de la historia, se encontraba sentado delante de su ordenador en una habitación de un colegio mayor. Esta escena marcaría un antes y después en la historia contemporánea con la creación de la red social más popular del mundo, Facebook, que comenzó como una red para estudiantes universitarios hasta cobrar un gran protagonismo a nivel mundial. Una de las frases de la aclamada película de David Fincher, La red social, estrenada en 2010 y nominada a varios Oscar, 8 nominaciones, hay una escena en la que Mark, interpretado por Jesse Eisenberg, está sentado delante de su novia, durante los primeros cinco minutos de la película, y ella misma le dice: “Probablemente serás una persona muy exitosa en el mundo de la informática. Pero vas a ir por la vida pensando que no le gustas a las chicas porque eres un friki. Y quiero que sepas, desde el fondo de mi corazón, que eso no será verdad. Será porque eres un imbécil”. Este proyecto tan exitoso le trajo numerosos problemas legales y personales, incluyendo una traición por parte de sus antiguos compañeros de universidad que lo acusaron de copiar su idea, hasta convertirse en una personalidad relevante en el mundo de la informática, con más de 2 mil millones de usuarios actualmente, en 2021, según datos facilitados por DataReportal.

El 17 de marzo de 2018 surge un escándalo sobre Cambridge Analytics, una firma que colaboró en la campaña de Trump durante las elecciones generales de 2016 y tuvo a su alcance más de 87 millones de usuarios de Facebook para obtener información sobre sus respectivas personalidades y, de esta manera, influir en su voto. Este hecho llevó al mismo CEO de Facebook a testificar ante el Senado y la Cámara tras vulnerar la privacidad de millones de usuarios de su red. Este escándalo se agrandó aún más cuando el mismo medio de The New York Times informó que la misma empresa de Facebook había acordado con varios fabricantes de dispositivos compartir datos relativos de usuarios, de modo que las normas relacionadas con la protección de datos se endurecieron aún más. 

Sin embargo, esta polémica que salpicó a Zuckerberg y casi le hace presentar su dimisión, frente a la cual se negó rotundamente, le llevó a desarrollar un visionario  proyecto con el título de Metaverse (el 25 de marzo de 2014 ya demostró su interés por la realidad virtual al comprar Oculus, una startup de realidad virtual),  un espacio virtual en el que cada usuario puede crear su propio avatar para interactuar con otros usuarios en un entorno de realidad virtual con el nombre de Horizon, que se puede acceder por medio de las gafas de realidad virtual, Quest. Otro proyecto ambicioso de este gigante tecnológico con el que Zuckerberg pretende aparcar todas sus polémicas recientes y cambiar el nombre de la empresa, como en el caso de Alphabet que cambió su nombre a Google en 2015, para promover otra idea, esta vez, de un metaverso, un término acuñado por un novelista de ciencia ficción Neal Stephenson para explicar el mundo virtual.

Tras su reciente anuncio, mucha gente realizó comparaciones de este proyecto con la futurista serie de Black Mirror, cuyo eje central gira en torno a la problemática de la aplicación de las nuevas tecnologías y sus serias consecuencias en la sociedad. Uno de los capítulos de esta serie, 15 millones de méritos, que es el capítulo 2 de la primera temporada, transcurre en un mundo donde la vida de las personas consiste en andar en bicicleta estática para ganar créditos, todo a través del filtro de la realidad virtual, y las similitudes se hacen patentes con este macroproyecto de Metaverse. Luego, otro capítulo,

Playtest, capítulo 2 de la temporada 3, en la que un viajero estadounidense sin apenas dinero se inscribe para probar un nuevo y revolucionario sistema de juego, pero termina confundiendo la realidad con la ficción y el experimento evoluciona a un peligroso juego psicológico. La apuesta por el futuro de la realidad virtual está asegurada y con ello se abre un nuevo horizonte, teniendo lugar la utopía del siglo XXI.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Marcas

YOGAGOYOGA

0
Marcas

ARTHURSEN

0
Marcas

ALGAMANIA

0

LO MÁS LEIDO

spot_img