jueves, diciembre 2, 2021

Comprar ahora

¿POR QUÉ FINLANDIA HA PASADO DE SER UNO DE LOS MEJORES SISTEMAS EDUCATIVOS DEL MUNDO A PELIGRAR SU PUESTO?

Texto: Héctor Aja

Uno de los pilares de la sociedad de bienestar finlandesa es la educación y se trata de uno de los mejores sistemas educativos del mundo. También es el único país de Europa en ocupar los diez primeros puestos, el octavo país más educado del mundo, y el tercero en el ranking mundial en un informe realizado por Pisa sobre la educación mundial en 2021. En otras clasificaciones que ha recibido el mismo país, tiene la tasa más alta de finalización de la escuela secundaria. El Ministerio de Educación y Cultura es el responsable de la administración referente a la educación, cuya labor consiste en proponer leyes y regularlas por medio del parlamento. De hecho, el sistema escolar en Finlandia está financiado al 100% por el Gobierno. ¿A qué se debe esto?

La educación es un derecho humano fundamental para todo el mundo y se encuentra ligado a la Declaración Universal de Derechos humanos (1948). De modo que la apuesta en Finlandia por la educación es gratuita, garantizando a todos los ciudadanos las mismas oportunidades educativas, ya sea para todos los ciudadanos finlandeses y todos aquellos que proceden de países de la Unión Europea (UE) y del Espacio Económico Europeo (EEE), creado en 1994. Los valores de los que se parte en la educación finlandesa se enfatizan en la calidad, equidad, eficiencia e internacionalización. Una de las razones es la implementación de un entorno integrador de enseñanza y aprendizaje, cuyo objetivo es enfatizar la equidad sobre la excelencia. Los niños finlandeses comienzan el sistema educativo al cumplir 7 años y no hay ningún sistema de evaluación estandarizado, porque los propios estudiantes son calificados de acuerdo a un sistema desarrollado por el mismo profesor, en lugar de los exámenes de clase y las pruebas estandarizadas. Sin embargo, el único examen obligatorio lo tienen a los 16 años. 

Respecto a los docentes, se trata de una de las profesiones mejor pagadas y más respetadas del país, y la docencia la ejercen solo alrededor de 4 horas diarias a enseñar en el mismo aula y durante dos horas a la semana se dedican al desarrollo profesional. Mientras que todos los profesores para ejercer deben tener un título de maestría, subvencionado por el Gobierno del país, y su salario inicial roza los 29.000 dólares, por lo que su estatus es equivalente al de un médico o un abogado, por ejemplo. Y se fomenta la relación entre profesor-alumno durante un máximo de 6 años con el mismo profesor, que cuentan con suficiente autonomía y son seleccionados solo con las calificaciones más altas dentro del título de maestría. También participan en la creación de los mejores planes de estudio y de aprendizaje.

Los estudiantes suelen estar 5 horas diarias en la escuela, 20 horas semanales, y las tareas las realizan dentro del horario escolar, por lo que no suelen hacer deberes en su casa. Por cada 45 minutos de clase, tienen 15 minutos para jugar o realizar actividades de ocio. Dentro de la escuela, reciben clases de todo tipo de habilidades, fomentando así diversos intereses como en el caso de la música y la panadería, y reciben servicios especiales que se adaptan a sus necesidades especiales. En general, son 9 años de educación obligatoria en el sistema educativo de Finlandia, y después de eso se anima a los estudiantes a descubrir su vocación. De cara al futuro universitario, los estudiantes pueden elegir varias opciones que van desde acceder a una escuela vocacional, educación universitaria o formación profesional.

En comparación con el sistema educativo de España, el método de aprendizaje se basa en memorizar contenido relevante para luego aplicarlo en un examen, siendo la falta de desarrollo de habilidades creativas de todas las personas lo que más se echa en falta. La clave del éxito para que funcione la educación es una apuesta más por las propias personas, enseñarles a pensar en sí mismos, promoviendo su creatividad, independencia y autonomía. Otra de las claves es que Finlandia tiene el día y el año escolar más cortos del mundo occidental a diferencia de otros. Y otro factor primordial es la inclusión de personas, ya sea de clase baja, media y alta, porque la educación es gratuita.

Sin embargo, no es oro todo lo que reduce, puesto que este mismo país se ha visto inmerso en una polémica, tal y como refleja un artículo de El Confidencial, ya que el sindicato de profesores finlandeses, el OAJ, se ha quejado ante la reducción de inversión en el sector de la educación, siendo esta última década muy difícil para la educación finlandesa. Y así se lo han hecho saber tras la crisis de la pandemia, en la que vieron como la adopción de TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) se complicaba, teniendo en cuenta que su modelo de aprendizaje parte del uso eficiente de la tecnología. Y todo a raíz de una serie de reformas realizadas durante los últimos años en los que se adoptaron “políticas rápidas” que pasaban por la descentralización y una privatización cada vez mayor, con lo cual ya se desmonta el mito de que en Finlandia no hay educación privada. ¿Seguirá manteniendo su puesto como uno de los países con el mejor sistema educativo del mundo?

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Marcas

YOGAGOYOGA

0
Marcas

ARTHURSEN

0
Marcas

ALGAMANIA

0

LO MÁS LEIDO

spot_img