sábado, julio 20, 2024

A través de la guerra, cualquier guerra

Por Javier Cuenca

La posibilidad de que se produzca en Estados Unidos una guerra civil parece remota, aunque haya voces alarmistas y agoreras que alerten de la existencia de un polvorín listo para estallar en cuanto alguien pulse la tecla oportuna. Nada demasiado plausible, probablemente. Pero Alex Garland, realizador adscrito a la ciencia ficción y lo fantástico, especula con esa oscura idea y construye una distopía a partir de un posible conflicto secesionista, si bien lo utiliza como excusa para hablar de los dislates de la guerra en general.

Civil War

Dirección: Alex Garland

Intérpretes: Kirsten Dunst, Wagner Moura, Cailee Spaeny, Stephen Henderson, Jesse Plemons.

Género: Acción.

Duración: 109 minutos.

Efectivamente. Al empezar la película, sabemos que Estados Unidos se encuentra inmerso en una guerra civil, pero ignoramos qué la ha motivado y cuáles son los bandos contendientes. Y atina el realizador en este punto, en no revelar esos detalles, porque la película se vuelve así más enigmática y elude cualquier derrotero político. Garland prefiere colocar su cámara a ras de esos periodistas cuya única pretensión parece ser documentar un conflicto bélico absurdo, sin entrar en matices de cualquier otra naturaleza.

Por un lado, tenemos a una fotógrafa de guerra, curtida en mil batallas y de vuelta de todo, y al redactor que trabaja con ella, un tipo quizá algo menos resabiado, pero frío y casi indiferente ante la realidad que observa. Completan el cuarteto protagonista un veterano periodista y una chica recién llegada a la profesión, con ganas de comerse el mundo y fascinada por la fotógrafa que interpreta Kirsten Dunst.

La película se convierte así en una suerte de road movie cuya meta es que esos periodistas puedan llegar a Washington y entrevistar al presidente de la nación, que se encuentra allí acosado por el otro bando. Durante el viaje irán asistiendo a las consecuencias de esa guerra que asola el país, documentando cuanto encuentran a su paso y tropezando con diferentes circunstancias, a cual más desasosegante.

Garland narra la peripecia de estos reporteros con pulso firme, logrando una película con algunas secuencias muy potentes, pero sin apartarse demasiado del cauce que suelen transitar este tipo de obras. “Civil War” habla de una guerra concreta, pero resulta fácil reconocer cualquier otro conflicto de esa índole o de otra similar. Se trata de periodistas dando fe de algo terrible, jugándose incluso el pellejo, y aunque eso ya nos lo han contado antes, el realizador consigue urdir un entretenimiento más que digno, sostenido en un guion que sobrepasa lo meramente rutinario. Interesante.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal