sábado, julio 20, 2024

Cómo identificar y tratar una uña encarnada

Por: DR. VÍCTOR HIDALGO MURIEL Miembro de TopDoctors

Una uña encarnada es una afección común en Podología que puede generar molestias importantes si no se tratan de forma adecuada. Se produce cuando el borde de la uña penetra en la piel circundante y causa dolor, enrojecimiento e incluso infección.

¿Qué causa una uña encarnada?

Las causas pueden ser múltiples, desde el corte inapropiado de las uñas hasta anomalías anatómicas. Además, el uso de calzado ajustado o traumatismos repetidos en los dedos de los pies pueden influir en el riesgo de desarrollar este problema.

Impacto de un calzado inadecuado en las uñas encarnadas

Llevar calzado inadecuado puede ser un desencadenante importante en las uñas encarnadas. Los siguientes tipos de calzado pueden aumentar el riesgo de que ocurra este problema en las uñas: Zapatos ajustados. Por una parte, por la presión excesiva y continua en los dedos, sobre todo en la zona de los dedos más largos, lo que puede empujar las uñas hacia la piel de alrededor, algo que favorece la encarnación. Por otra parte, por la deformación que producen los zapatos estrechos o ajustados en las uñas, algo que se produce de forma gradual, ya que aumenta la probabilidad de que crezcan de forma irregular y se incrusten y claven en los bordes de la piel. Zapatos con punta estrecha o elevada. Los zapatos de este tipo, por una parte, ejercen una compresión en los dedos que obliga a que estén amontonados, algo que contribuye a que las uñas se encarnen, por el hecho de comprimir los dedos entre sí y presionar las uñas contra la piel. Además, las puntas estrechas ejercen presión adicional sobre las uñas, haciendo que estas se curven y se claven en la piel. Calzado inadecuado durante la práctica deportiva. Si se emplea un calzado inadecuado durante el ejercicio, especialmente en actividades de alto impacto, puede causar fricción excesiva en las uñas y en los dedos, algo que puede provocar lesiones en las uñas, como uñas encarnadas.

¿Cómo sé si tengo una uña encarnada? ¿Qué síntomas notaré?

Los síntomas de una uña encarnada pueden incluir dolor alrededor del borde de la uña, hinchazón y enrojecimiento, e incluso puede generarse pus en los casos más graves.

¿Uña encarnada u otra patología en las uñas?

Es importante saber distinguir entre una uña encarnada y otras afecciones de las uñas para que el tratamiento sea el adecuado. Algunas patologías pueden presentar síntomas similares, pero con características concretas que las diferencian:

Uña encarnada

Síntomas: el borde de la uña se introduce en la piel circundante, provocando dolor, inflamación y enrojecimiento del lado del dedo afectado. En casos avanzados, como se comentaba anteriormente, puede supurar pus.

Causas: cortar las uñas mal, emplear calzado inadecuado o ajustado, o bien tener anomalías anatómicas (forma del dedo o de la uña).

Hongos en las uñas (onicomicosis)

Síntomas: la uña tiene un aspecto más engrosado, cambia de color a un tono amarillento o blanquecino, se vuelve más frágil y se separa del hueco ungueal. A veces produce dolor, pero no tan intenso como el que produce una uña encarnada.

Causas: haber expuesto las uñas a hongos presentes en ambientes húmedos (piscinas, gimnasios, o bien el uso prolongado de un calzado muy cerrado).

Onicocriptosis simulada

Síntomas: produce dolor en el borde de la uña, pero no se introduce en la piel.

Causas: gran presión en el área del lecho ungueal (uso de zapatos ajustados, por ejemplo).

Traumatismos en la uña

Síntomas: dolor en la uña, hematomas bajo la uña, decoloración e incluso separación de la uña del lecho ungueal.

Causas: aplastamiento, golpes o lesiones, que pueden generar un sangrado bajo la uña.

Psoriasis ungueal

Síntomas: cambios en la uña (manchas amarillas, engrosamiento, desprendimiento de la uña del lecho ungueal, así como la aparición de líneas o pequeños hoyos.

Causas: patologías autoinmunes, como la psoriasis que afecta a uñas.

Tratamiento láser de la uña encarnada

El tratamiento más novedoso que existe para la cirugía de la uña encarnada es el tratamiento láser

¿Cómo prevenir una uña encarnada?

Para prevenir una uña encarnada es muy importante mantener una buena higiene y cuidado adecuado de los pies, así como llevar calzado adecuado y cortar las uñas de forma correcta, evitando cortarlas demasiado o dejar esquinas muy puntiagudas. Para evitar las uñas encarnadas como consecuencia de un calzado inadecuado, se debe considerar:

Elegir un zapado apropiado, que ofrezca espacio suficiente para los dedos y que no comprima las uñas. Es decir, zapatos de puntera ancha que permita un movimiento natural de los dedos.

Evitar zapatos con punteras demasiado estrechas o tacones altos, ya que pueden causar deformaciones en las uñas y aumentar el riesgo de que la uña se encarne.

Cambiar de calzado deportivo regularmente, además de utilizar zapatillas específicas para cada deporte, que permitan una buena sujeción y soporte, evitando una fricción excesiva.

La elección del calzado es especialmente importante en pacientes con este problema de manera recurrente. El podólogo podrá ayudar en esta tarea.

¿Cómo tratar las uñas encarnadas?

En casos leves la uña encarnada puede tratarse en casa, aliviando las molestias sumergiendo el pie en agua tibia con sal, además de cortar las uñas en línea recta, evitando así que se claven. Cuando persiste o se complica, hay que acudir al especialista en Podología, quien cuenta con técnicas y herramientas para aliviar el dolor y tratar la afección, incluyendo:

Tratamiento conservador, empleando técnicas como la elevación del borde de la uña, la aplicación de alguna medicación para reducir la inflamación o colocar apósitos.

Cirugía mínimamente invasiva para extraer el fragmento problemático que causa el dolor. Es un tratamiento definitivo, ya que es una cirugía realmente fácil de realizar y que resuelve el problema de forma definitiva para el paciente a día de hoy. El tratamiento más novedoso que existe para la cirugía de la uña encarnada es el tratamiento láser, que minimiza considerablemente los tiempos postoperatorios.

En cualquier caso, la evaluación exhaustiva por parte del podólogo permitirá obtener un diagnóstico preciso y el mejor tratamiento en cada caso.

Artículos relacionados

No data was found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal