viernes, julio 19, 2024

Los kibutzim, la gran esencia de Israel: un legado histórico convertido en un reclamo turístico

Redacción

Estas pequeñas comunas agrícolas se rigen por un estilo de vida colectivo y visitarlas se ha convertido en una alternativa turística fuera de las grandes urbes del país.

Los fascinantes e históricos kibutzim (Kibbutz en singular) son una parte integral de la cultura presente y pasada de Israel. Consideradas comunidades cooperativas agrícolas, socialistas, basadas en el trabajo en común y la propiedad colectiva, han desempeñado un papel vital en el desarrollo y la identidad de este vibrante país en Oriente Medio.

Los kibutzim fueron pioneros en la agricultura y la industria del país; suponiendo un componente vital en el establecimiento de una economía autosuficiente y en la construcción de una sociedad solidaria y cohesionada. Hoy en día, muchos kibutzim siguen siendo comunidades prósperas y abiertas al turismo. Los visitantes tienen la oportunidad de sumergirse en la historia y el estilo de vida de estos lugares únicos, siendo, los siguientes, algunos de los más accesibles:

Kibutz Degania Alef

Fue el primer Kibutz establecido en 1909, Degania Alef es una visita obligada para aquellos interesados en explorar la historia y las raíces del movimiento kibutziano. Allí se encuentra la Casa Gordon, que recopila la historia de la región del valle del Jordán, además de otra sección sobre geología, zoología y botánica del país.

Kibutz Ein Harod

Hoy en día, Ein Harod es un lugar de interés turístico que permite a los visitantes disfrutar de su entorno natural en el valle de Jezreel. El Museo de Arte Ein Harod, fundado en 1948, es un imprescindible de la visita. Alberga una impresionante colección de arte moderno y contemporáneo, incluyendo obras de artistas israelíes reconocidos y brinda una visión única de la expresión artística en el contexto de la vida comunitaria en el kibutz.

Además, los turistas pueden disfrutar de caminatas y paseos en bicicleta por los alrededores, descubriendo paisajes cautivadores y una vegetación exuberante. La belleza natural de Ein Harod, con sus colinas verdes y sus extensos campos, crea un ambiente tranquilo y sereno que invita a la reflexión y al descanso.

Kibutz Sde Boker

Ubicado en el desierto de Negev, este Kibutz es famoso por ser el hogar del primer ministro israelí, David Ben-Gurion y su mujer Paula. Aquí, los visitantes pueden visitar su modesta residencia, aprender sobre su pasión por hacer florecer el desierto y disfrutar de vistas impresionantes al encontrarse cerca del Maktesh Ramon y del multicolor valle del Tzin. La cabaña adyacente a la casa de David Ben-Gurion es actualmente un museo sobre el desarrollo del Negev y el impacto que Ben Gurion ha tenido en él.

Kibutz Ramat Rachel

Situado cerca de Jerusalén, Ramat Rachel ofrece una experiencia única para los turistas. Además de aprender sobre la vida en un kibutz, los visitantes pueden disfrutar de las vistas panorámicas de Jerusalén y explorar antiguos restos arqueológicos.

Estos son solo algunos ejemplos de los Kibutzim que están abiertos a los turistas en Israel, ofreciendo, cada uno de ellos, una perspectiva única sobre la vida comunitaria y la historia de Israel. Belleza, autenticidad y herencia cultural son los tres principales ejes que el visitante puede encontrar en una visita que no deja de ser un testimonio vivo de la historia del pueblo israelí.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal