sábado, noviembre 26, 2022

ANTONIO DE PINTO: “Las canciones no me dan de comer, pero me alimentan”

Por Javier Cuenca

El cantautor madrileño publica su noveno disco, Punto de partida

El noveno disco del cantautor madrileño Antonio de Pinto se titula Punto de partida. Un álbum que fue concluido durante la pandemia y que ha logrado ver la luz gracias a la aportación económica de sus seguidores, quienes han acudido prestos y veloces a la llamada del artista. Se trata de quince nuevas canciones escritas desde una perspectiva intimista y reflexiva, donde aparecen temas como la infancia, las nuevas tecnologías y, como no podría ser de otro modo, el confinamiento que mantuvo a la población en sus casas durante una parte de 2020. Hemos conversado con Antonio para que nos dé detalles sobre este nuevo álbum, cuya publicación, a finales del pasado año, se ha producido dos décadas después de la de su primera obra, Tono oscuro (Fonomusic, 2000).

Antonio de Pinto (Madrid, 1969) empezó a foguearse en eso de la canción de autor allá por los años 90 del pasado siglo, junto a otros colegas como Ismael Serrano, Moncho Otero o Luis Felipe Barrio y Matías Ávalos, a quienes se podía ver y escuchar en locales madrileños como Libertad 8 o los ya extintos Café Sotomesa o La Redacción. Tras participar en dos discos colectivos editados por el sello Fonomusic, publicó su primer álbum en el año 2000, Tono oscuro, lanzado por la misma marca discográfica.

A Este primer trabajo le han seguido otros ocho, casi todos ellos autopublicados, entre los que se encuentran títulos como Humo (2002), Currículum (2004) o Alud (2014), que salió junto al recopilatorio Ventanas, CD doble en el que el artista repasaba gran parte de su producción musical con nuevas versiones acústicas, acompañado por la guitarra de su inseparable Antonio Toledo, con cuya complicidad ha contado desde su primera grabación.

Respecto al trabajo que nos ocupa, Punto de partida, publicado a finales de 2020 y que hace el noveno en su discografía, cuenta Antonio que empezó a gestarlo tras el verano de 2019 y que la primera canción que escribió fue Rumbo, precisamente la que cierra el álbum. “A partir de ahí todo fue fácil. En poco tiempo había seleccionado y preproducido doce canciones. Llamé a los compis y les conté el proyecto. Lo grabamos en el otoño de 2019  con la premisa de intentar recrear un directo”, explica.

El cantautor madrileño ha sostenido en alguna ocasión que para escribir canciones basta con “poner la oreja” y escuchar lo que sucede alrededor, pero oyendo su nuevo disco uno tiene la impresión de que esta vez ha mirado más hacia adentro, que es un trabajo más intimista y reflexivo, si cabe. Se lo hago notar y él dice que la clave está en el primer tema del álbum, Soy yo y soy todos los demás, donde “de alguna manera me declaro gente”.

Y prosigue: “A partir de ahí voy tomando distintas voces. Soy alguien hundido en los laberintos de Internet en Tras la ventana; uno de esos que van fotografiando y retransmitiendo la vida en directo en Turista; alguien que no se identifica con su forma visible en Nube; un refugiado sirio en Los días pasarán; un mendigo que se disfraza de Papá Noel el día de Navidad y tiene su día de gloria (como cuando nos subimos al escenario) en  El loco del vecindario… La canción parte de una realidad exterior y mediante la empatía se hace íntima y personal. En mi carrera tiene el mismo significado que los anteriores. Son radiografías del momento que vivo. Es un escalón más”.

Todo al carajo

Aunque el álbum ya estaba prácticamente terminado a finales de 2019, También ha habido hueco en él para los efectos de la pandemia en la que se halla inmerso el mundo y, más concretamente, para el estado de confinamiento que trajo consigo. Ejemplos de ello son La puerta cerrada o De nuevo el sol, aunque Antonio también llama mi atención sobre El mapa del tesoro (en mi opinión una de las mejores piezas del disco), que escribió a finales de febrero de 2020, pero “ya siendo consciente de la que iba a caer”, así como alguna más que permanece inédita.

¿Y cómo le ha afectado la pandemia al disco, a su publicación, y a ti mismo como persona y artista? “La idea era empezar la campaña de crowdfunding en marzo y todo se paró”, dice. “He vivido la pandemia y de momento he sobrevivido. Tengo suerte. Para mí estar encerrado en un cuarto es un estado natural y deseable. En ese sentido no me ha afectado mucho, pero una cosa es lo que uno hace por elección propia y otra muy diferente es lo que viene por imposición. Ahí se te cruzan los cables y he pasado días de mucha angustia viendo lo que ocurría fuera. Supongo que se está yendo todo al carajo”.

Respecto a cómo puede afectarle todo esto a la música en general, a su futuro, el artista lo tiene bastante claro: “El futuro de la música está aquí. Todos vivimos la ilusión  de ser estrellas a pequeña escala porque tenemos nuestras plataformas, nuestros fanes y el ego cubierto con unos cuantos me gusta en Facebook. Es una ilusión más, tan irreal como la otra. A mí las canciones no me dan de comer, pero me alimentan”.

Canciones que hablan en este disco de cosas cotidianas como la infancia y el barrio de Lavapiés, donde transcurrió la de su protagonista (El mapa del tesoro) o de personas tan cercanas a él como sus dos hijas, Andrea y Julia (Mi niña sopla las flores y El corazón de Julia), en los que a mi modo de ver constituyen algunos de los momentos más hermosos y emotivos de Punto de partida.

Le pido a Antonio que me hable un poco de cómo surgieron estas canciones: “El mapa del tesoro está compuesta según ocurría, al menos la primera parte. Iba andando por Miguel Servet y al cruzar la calle espino canté para mí lo de ‘si paso camino lento hasta llegar a la plaza…’ con su melodía y todo. Ya se sabía que íbamos hacia el confinamiento y llevaba todo un sabor de despedida. Es una de esas canciones que vienen del tirón y uno no sabe de dónde vienen. El corazón de Julia está basada en ese momento en que la matrona te muestra el latido del bebé. Ese ratito en que no acierta a encontrarlo y uno no sabe en qué lugar del universo andará.  Mi niña (Andrea) sopla las flores desde que es muy pequeña y me deja perplejo. Es una canción que escribí sin instrumento en Salamanca también del tirón. Una nana para despertar”.

Musicalmente hablando, el artista asegura que se trata de un disco con muy pocos adornos instrumentales. “hemos puesto la ropa mínima para que no pase frío. No por ir uno con más ropa va mejor vestido.  Yo grabé las bases y luego vinieron Alexis Reyes, Antonio Toledo e Iván Mellén a grabar su parte en tres sesiones cada uno. Destacaría su capacidad para darle justo lo que pide la canción en cada momento. Esos días de grabación son uno de los mejores premios que tiene grabar un disco. Compartir tiempo con gente a la que admiras”, explica.

Ordenar el pensamiento

Sobre el crowdfunding, mecanismo que ha permitido que este disco salga a la luz, destaca que “es una manera de sacar un proyecto adelante sin arruinarte, cosa que no siempre ha sido así”. “Lejos quedan los tiempos en que uno pedía créditos para sacar discos”, recuerda, para a continuación señalar que el crowdfunding  le ha funcionado bien. Aun así, precisa que ”esta última campaña tuvo días en los que pensé que no saldría adelante porque me parecía algo frívolo estar mareando a la gente con el disco en el momento en que estábamos. Andrea (su pareja) tiró del carro y se encargó de promocionarla. Gracias a eso existe este disco”.

La publicación de Punto de partida ha coincidido con el vigésimo aniversario del lanzamiento del primer disco de Antonio, Tono oscuro, por lo que quizá sea oportuno hacer balance de estas dos décadas de música, que han dado como resultado nueve álbumes, y de cómo le ha ido a la canción de autor en España desde que él empezara en el oficio junto a otros artistas de su generación.

“He visto nacer y morir a muchas canciones”, afirma. “Creo que todos los que pensaron que esto les iba a llevar a alguna parte, y resulta que no, han abandonado. Los que entienden la canción como algo más y no le piden nada a cambio, perduran.  Para mí es un modo de ordenar el pensamiento. Es una pregunta más que una respuesta. Fuera de las canciones soy caótico. Son, sin duda, mi mejor versión”.

Considera que él tiene “más bien un camino que una trayectoria” porque “nunca ha habido un cambio que me permitiera despegar”. “Me siento en medio del camino con un montón de aspectos que puedo mejorar. Voy despacito y a ras de tierra. Siempre me ha producido respeto eso de volar. En cada nueva generación se reparten los papeles y el juego vuelve a comenzar. El problema para los que vemos pasar a los nuevos es que ya lo hemos vivido y ya hemos visto la función. Es absurdo generalizar. Hay gente muy preparada haciendo un gran trabajo entre ellas. Lo más llamativo es que los mejores autores de los últimos tiempos para mí son chicas”, asegura.

Respecto a su faceta como productor, que en los últimos años se ha traducido en el respaldo musical a discos de colegas cantautores como Lucía Caramés, Andrés Sudón, Juanlu Mora o Pablo Bermejo, y que le ha llevado a ocuparse de una media de cinco álbumes al año, Antonio quiere dejar claro que él no eligió ser productor, sino que montó un estudio y hubo quien se interesó por grabar en él.

“Es una faceta muy absorbente y creo que me ha venido muy bien el descanso, dedicarme a hacer el bicho más que a poner el traje. Creo que lo seguiré haciendo pero ya no me puedo permitir dedicarme al nivel de antes. Uno o dos discos al año como mucho y, si puede ser, cosas que alimenten el espíritu. Ser músico es un gran pretexto para los que todavía no sabemos qué queremos ser de mayores”, comenta.

Para concluir, Antonio nos dice que espera poder presentar este nuevo disco en algún momento de este año, aunque no se lo plantea en próximas fechas, y hacerlo en el mismo formato en que se ha grabado: percusión, bajo y dos guitarras. En cualquier caso, si alguien quiere conseguir Punto de partida en formato CD, puede hacerlo escribiendo a antoniodepinto@gmail.com.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO + LEIDO

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal