viernes, diciembre 2, 2022

Caldereta manchega de cordero. Guiso castellano vinculado al mundo pastoril

texto y Fotos: ydondecomemos.com

Sobre la sierra castellana se alza uno de los platos que llevan a la gastronomía tradicional española al lugar privilegiado que tiene en el mundo entero. Se trata de la caldereta de cordero, guiso muy vinculado al mundo pastoril, pero que revive con fuerza en nuestros fogones de la mano de grandes chefs como Abraham García o Koldo Royo.

A muchos de nosotros, la caldereta de cordero nos devuelve la mirada a una infancia poblada de recuerdos y sentimientos que van mucho más allá de lo que aparentemente nos ofrece este guiso castellano.

Nuestra literatura también está poblada de numerosas referencias a este plato, pero quizás, el gran  defensor de la caldereta de cordero fue Camilo José Cela, que ya en su libro Primer viaje andaluz se atrevió a dejar para la posteridad la “Receta de la caldereta de borrego”, excelente documento para contemplar la pasión que tenía Don Camilo por la cocina y por reflejar esa España de posguerra a través de sus gentes y costumbres.

Ingredientes:

-1 pierna de cordero deshuesada y cortada en tacos

-1 cebolla

-1 pimiento rojo

-1 tomate

-2 dientes de ajo

-Pimienta

-Caldo elaborado con los huesos de la pierna

-200 ml de vino blanco

-Pimentón

-Hierbas frescas: tomillo, romero y laurel

Elaboración:

-Preparar un caldo con los huesos de la pierna de cordero, un chorro de aceite de oliva virgen extra y una hoja de laurel.

-Pica la cebolla en cuadraditos pequeños. Corta los pimientos en tiras. Pela y corta el tomate en dados. Pela los dientes de ajo y déjalos enteros.

-Salpimentar el cordero y en una olla con aceite caliente, salteamos hasta que se dore. Dejamos reservado.

-En el mismo aceite en el que hemos sofrito el cordero, añadimos los ajos, el pimiento y la cebolla y salteamos. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos las hierbas aromáticas y el pimentón. Transcurrido un minuto y sin dejar de remover, añadimos el tomate.

-Incorporar las tajadas de cordero a la preparación anterior y añadir el vino blanco. Una vez se haya evaporado el alcohol, cubrimos con el caldo elaborado con los huesos de la pierna de cordero. Dejamos cocer entre 45 y 50 minutos.

Este guiso castellano está mejor de un día para otro. Y ahora, sólo queda disfrutar.

www.ydondecomemos.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO + LEIDO

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal