viernes, diciembre 2, 2022

Casa Rural El Simarro, un lugar para desconectar

Texto: Sandra Cuenca/ Fotos: C.R.E.S.

En la aldea conquense de El Simarro nos encontramos con una antigua y pequeña bodega rehabilitada y convertida en casa rural.

El Simarro es una aldea que pertenece a Vara de Rey, provincia de Cuenca. El lugar es conocido por su tranquilidad y por su entorno, que invita a desconectar de las grandes ciudades. El pueblecito tiene unas treinta casas, actualmente solo reside una familia durante todo el año, pero los fines de semana y vacaciones la aldea vuelve a tener vecinos en sus calles. Dispone de iluminación nocturna, de hecho en 1946 ya contaba con luz eléctrica, algo inusual en aquella época. No dispone de comercios pero si hay un restaurante, La Cocinilla de Crescencia, donde se puede disfrutar de una gastronomía de la zona así como disfrutar de los mejores vinos de La Mancha. Para poder comprar y abastecerse de lo necesario habrá que acercarse a algún pueblo cercano, a unos 4 kilómetros, ahí encontramos supermercados, panaderías, productos típicos manchegos y bodegas.

Aldea de EL Simarro.

La zona de El Simarro se caracteriza por tener extensas planicies rodeadas de montes bajos y cerros. Hay gran variedad de especies animales: perdices, conejos, liebres, zorros y águilas perdigueras e imperiales. Se cultiva principalmente cereal de regadío, secano, viñedos y olivares. En el centro de la aldea hay una ermita, en honor a Santa Catalina de Alejandría que ha sido restaurada en varias ocasiones por los vecinos y amigos de El Simarro.

Salón-comedor

Lourdes López Escribano compró la antigua bodega hará casi quince años, estaba casi en ruinas, por lo que tuvo que rehabilitarla casi por completo. De la bodega se conserva la fachada construida de tapial, los techos con vigas de madera, tinaja, pozo para el mosto y piedra de moler la uva situada hoy en la fuente del jardín. La vivienda consta de un amplio comedor con chimenea y una cocina totalmente equipada. Tiene tres dormitorios, el de la planta de arriba con suelo de madera, cama de matrimonio (dos supletorias) y baño con bañera de hidromasaje. Los dormitorios de la planta de abajo son totalmente independientes, uno con baño completo y ducha mientras que el otro tiene aseo. Dispone de jardín con mobiliario, una fuente y barbacoa.

Dormitorio superior.
Barbacoa exterior.

Hay dos piscinas situadas ambas a 4 kilómetros, en Casas de Haro  y Casas de Fernando Alonso. Se puede disfrutar de varias actividades, una de ellas es el cicloturismo, existen espectaculares rutas con paradas gastronómicas; se puede practicar senderismo, hay rutas desde 8 y 20 kilómetros entre las que se encuentra Los Cubos de Casas de Fernando Alonso. Podemos dar una vuelta por los alrededores y disfrutar de la micología, hay excelentes setas de cardo y otras variedades. Podemos salir en busca de collejas, una planta comestible silvestre muy apreciada y considerada una de las más finas y exquisitas.

Cubos.

La Casa Rural El Simarro ofrece una estancia tranquila donde disfrutar del campo, no os arrepentiréis de pasar allí unos días. www.casaruralelsimarro.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO + LEIDO

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal