martes, marzo 5, 2024

Cinco planes en Palma para una divertida y mágica Navidad

Redacción

Desde contemplar las luces o hacer la ruta de belenes hasta degustar sus dulces típicos, deleitarse con el Canto de la Sibil·la o darse un capricho en Nochevieja

Divertida, enérgica, fascinante y seductora, Palma vive la Navidad luciendo todos sus encantos. Unos atractivos que combinan su cultura popular con la cara más sofisticada de la capital balear y que en temporada baja pueden disfrutarse en toda su plenitud, lejos de aglomeraciones y multitudes. Una ciudad viva y cautivadora que ofrece a residentes y turistas un completo programa de actividades navideñas, que van desde lo más tradicional hasta lo más cosmopolita y moderno. Estos seis planes, originales y tradicionales, son perfectos para vivir una Navidad mágica.

Deleitarse con el Canto de la Sibil·la en la catedral de Mallorca

Uno de los máximos exponentes de la tradición religiosa mallorquina es el “Canto de la Sibil·la”, un espectáculo de origen medieval simboliza la llegada del Redentor a la isla y el juicio final. Aunque se puede vivir en muchas iglesias de la isla; sin duda, el lugar más espectacular para admirar esta función es la catedral de Mallorca, ya que en este majestuoso e imponente templo el cántico es capaz de enmudecer a muchos asistentes. Declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010, este acto tiene lugar el día 24 de diciembre cuando se celebra la Misa del Gallo, las denominadas “Matines” que conmemoran el nacimiento de Jesús.

Vivir la Nochevieja más exclusiva en el hotel Can Bordoy

El Can Bordoy, un hotel 5 estrellas Gran Lujo, celebra su quinto aniversario con un despliegue jamás visto en la ciudad para entrar al 2024 por la puerta grande. La fiesta, a la que debe reservarse la entrada por lo menos con cinco días de antelación, estará inspirada en las películas musicales de Broadway, llevando a los asistentes en un viaje en el tiempo desde «Chicago” y su famoso «All that Jazz» hasta Blues Brothers; más de 17 artistas internacionales que cautivarán a los privilegiados invitados con actuaciones fascinantes. La cena estará compuesta por un menú con los mejores productos del mercado, como ostras Gillardeau, caviar Oscietra, bogavantes, vieiras, gambas o foie, regado con vinos y champagnes extraordinarios. Una noche mágica y elegante llena de diversión y sorpresas.

Hacer una ruta de belenes

Una extensa colección de nacimientos, elaborados de forma artesanal, se reparten por Palma en centros culturales, conventos o iglesias y son ideales para visitar en familia esta época navideña. Entre ellos destaca el Belén de Cort (el del Ayuntamiento), con más de 170 figuras de cerámica elaboradas de forma artesanal y con multitud de figuras y detalles y escenografías: la ciudad, el mar, montañas, campos y escenas de natividad de Jesús. Se puede continuar la ruta con el belén del Consell de Mallorca, en la calle Palau Reial, 1, con 25 figuras de barro hechas de manera artesanal y pintadas a mano que narran escenas cotidianas de la ciudad y del campo. Sin olvidar el Belén tradicional mallorquín del centro de cultura Sa Nostra, el del mercado de Santa Catalina, el del Convento de las Capuchinas, el del Palacio March, el de la Iglesia de Santa Magdalena o la de Sant Roc. Además, tras diez años sin celebrarse, este 2023 vuelve el Belén viviente de La Misericordia que tendrá lugar el 16 de diciembre, de 17.30 a 21.00 horas, de la mano de actores y animales de Natura Parc. También habrá un recorrido con diferentes paradas mallorquinas, así como pastores, un nacimiento, los reyes magos y un mercadillo.

Degustar las típicas cocas navideñas

Los dulces más emblemáticos y típicos que se pueden encontrar en las fiestas navideñas son, sin duda, los quemullars o dulces que se acompañan para “mojar” —de ahí su nombre— en un chocolate caliente o un café. Algunos de los más especiales son las cocas; desde la Coca Bamba o Coca de patata, elaborada con harina, patata, levadura, azúcar, huevos y manteca de cerdo, hasta la Coca de Torró o Coca de Turrón, que refleja, la influencia árabe y tiene la almendra mallorquina como ingrediente base. Sin olvidar la Coca de Anís o Coca de Nadal, que no falta en ningún hogar palmesano en esas fechas, elaborada con huevos, azúcar, manteca, harina, levadura y anís, que le da su particular sabor y aroma.

Darse un capricho con el brunch frente al mar de Alua Soul Palma

Coincidiendo con la Navidad, este emblemático brunch, que todos los domingos endulza y ameniza las mañanas palmesanas con exquisita gastronomía local y un toque de brisa de mar, se viste de gala para recibir a Papá Noel y al Año Nuevo. Los días 25 de diciembre y 1 de enero, el hotel solo para adultos Alua Soul Palma, tendrá un bufé más reforzado, además de sus habituales caprichos dulces y salados, con todo tipo de embutidos y quesos, panes con semillas y cereales, bollería local y fruta de temporada. Además, tendrá lugar un show cooking de pescados y carnes combinado con coloridas ensaladas. Todo ello frente al mar, con una copa de cava, y con un ambiente navideño que acompañará a este encuentro gastronómico con un toque de alegría reposada, nostálgica y musical.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal