jueves, marzo 30, 2023

Cris Planchuelo presenta su nuevo libro, «El Club del Daiquiri»

Redacción

La bloguera Álex Aldana escribe sobre sexo en el blog de un diario digital y para ello se inspira en las confidencias íntimas que le hacen sus amigas. Está pasando una época malísima: acaba de cumplir treinta años pero, además de haberse quedado sin novio –«un pijo engominado que nació con el traje puesto»–, todavía no ha conseguido una nómina, ingresos estables, casa propia ni un plan de vida sólido que no se limite a comprar ropa de imitación, emborracharse y ligar. Por si fuera poco, los únicos zapatos Jimmy Choo que se puede permitir los ha adquirido en régimen de multipropiedad con varias de sus amigas.

El Club del Daiquiri habla del amor, de la familia, del deseo, de la precariedad laboral pero, por encima de todo, relata la amistad entre las mujeres y todas las complejidades que conlleva.

La ciudad de Madrid es un personaje más. Todos los lugares que aparecen en la obra pueden visitarse. Al final del libro la lectora encontrará una Ruta del Club del Daiquiri para que reproduzca el recorrido mientras lee la obra. También puede escuchar la banda sonora que aparece entre las páginas: un código QR la llevará a la play list que suena en la vida de la protagonista.

UNA AVENTURA MULTIBIOGRÁFICA

«Soy periodista especializada en sexualidad, y eso da pie a que muchas mujeres me cuenten detalles de su vida íntima sin apenas conocernos porque, por algún motivo, en determinado momento de la conversación acabamos hablando de sexo. Esta novela es el resultado de esas confidencias. Casi todo lo que sucede aquí les ha ocurrido a mujeres con las que me crucé y a las que, en muchas ocasiones, nunca más he vuelto a ver. Para crear mi relato, me he limitado a añadir un poco más de humor y a agregar los rasgos literarios imprescindibles para que todas las historias se entrelacen entre sí y formen una loca aventura multibiográfica. Es posible que quien lea El Club del Daiquiri se encuentre entre estas páginas. O que se tropiece con alguna amiga suya e, incluso, que descubra algo que una vez le contó alguien porque le sucedió a alguna otra. O incluso a mí. Aquí estamos muchas, por eso es un club, y me atrevo a asegurar que la mayoría de nosotras podemos sentirnos reflejadas. Al fin y al cabo, ¿Quién no ha sufrido las desastrosas consecuencias de poner un ex en su vida y ahogar las penas de todas las maneras posibles?»

Cris Planchuelo es pedagoga y sexóloga, pero ha trabajado como periodista en revistas femeninas durante casi la mitad de su vida. En Cálamo & Cran imparte clases de Comunicación Escrita, Periodismo de Moda, Lenguaje Claro, Vámonos de Letras y Comasutra: el arte de la puntuación. Es profesora de Redacción y Estilo en Fuentetaja.

Ha impartido formación en la Universidad Francisco de Vitoria y en la Universidad de Alcalá de Henares, así como en la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y en la Universidad Europea de Madrid. También en el Ministerio de Cultura, el Instituto de Empresa, el Instituto Europeo di Design, CEU Media, el Instituto de Ingeniería del Conocimiento y la Universidad del País Vasco, entre otros.

Es autora del divertido thriller ortográfico El increíble caso del apóstrofo infiltrado (editorial Pie de Página). En el blog de Cálamo & Cran se publica su consultorio ortográfico-sentimental bajo la firma de Mari Tilde. Es posible toparse con ella en diversos blogs sobre sexo y mujeres que se encuentran en la red. Le encanta escribir y enseñar a escribir. Y, sobre todo, le apasiona contar historias que emocionen y hagan reír.

¿Cómo nació El Club del Daiquiri?

Cuando me quedé en paro puse en marcha un montón de proyectos entre los que se encontraba un blog de sexo. En él relataba episodios que la gente me contaba sobre su vida íntima cuando se enteraba de que soy sexóloga. Me decían: «Te tengo que contar» y, en efecto, contaban. Y si bien el blog partía de esos hechos reales, yo lo enriquecía mucho con recursos narrativos. Quería divertirme escribiéndolos, pero además pretendía desdramatizar las «rarezas» que angustiaban a quienes me consultaban, en las que se reflejaba la preocupación por «ser normal», signifique eso lo que signifique. Compartía los post en las redes sociales, y las buenas críticas que recibía me estimularon para embarcarme en un proyecto más ambicioso: un libro.

¿Por eso es una novela multibiográfica?

En efecto, ya que mi fuente de inspiración eran esas conversaciones. Pero, además, necesitaba más información porque, como periodista, estoy acostumbrada a escribir solo sobre la realidad. Por eso mi amiga Leo Barreda me ayudó a crear mi propio Club del Daiquiri. Nos reuníamos varias mujeres para que me contaran cómo se comportan cuando su pareja las deja, ante una infidelidad, si les gusta alguien del trabajo, etc. Todas sus propuestas me parecieron supercreativas, y cada una está recogida en el libro, por eso es tan multibiográfico. También he utilizado partes de mi vida personal, por supuesto, además de ideas que me iban proponiendo mis amigos y mi familia. Para mí es una obra colectiva.

Es un libro con banda sonora.

Es que la música es omnipresente en nuestras vidas. Ese aspecto también es multibiográfico. No quería limitarme a mis gustos musicales, que son muy definidos, por eso en las redes sociales pedía sugerencias: ¿qué canción te pones cuando estás triste y quieres hundirte en la miseria para llorar hasta el fondo?, ¿y para darte un subidón?, ¿y cuando estás muy furiosa?… Las respuestas eran muy variadas. Para un striptease una chica me recomendó «Soldadito marinero» de Fito y Fitipaldis. Me hizo mucha gracia.

El sexo es un tema principal en «El Club del Daiquiri»…

Es que el sexo es muy importante en la vida en general, y nos preocupa mucho «hacerlo bien», cuando resulta que no hay ninguna manera de hacerlo bien. Veo mucha doctrina en torno a la sexualidad, hecha desde la ignorancia o del deseo de vender. Mi intención es desmontar algunas de las «instrucciones» que recibimos para ser buenas y modernas amantes, que lo único que nos hacen es quitarnos la espontaneidad e imponernos determinados resultados. Ese afán de normalidad eso uno de los dogmas que sería bueno replantearse. Al fin y al cabo normal viene de norma; y las normas son solo convenciones, acuerdos.

O sea que la Cris sexóloga también está en este libro.

Claro, claro. Por eso hay quien dice que ha aprendido mucho con «El Club del Daiquiri». Espero que con eso quiera decir que, más que aprender, ha desaprendido lo que ya sabía. Mi propuesta es atreverse a ser auténticas y dejarse llevar por los deseos, no por las obligaciones.

En el libro podemos encontrar una ruta del Club del Daiquiri.

Así es, puede encontrarse al final del libro. Madrid es una ciudad muy viva y llena de posibilidades, y me apetecía mucho reflejarlo a través de los lugares que recorren Álex Aldana y sus amigas. Además, creo que es muy chulo conocer esos lugares mientras lees el libro y hacer en ellos lo mismo que los personajes. Eso también es multibiográfico.

La novela romántica está de moda otra vez.

Eso parece: hay títulos que venden millones de ejemplares. Es un romanticismo actualizado, más moderno e inclusivo, feminista, realista, bien relatado… Y es que una historia de amor bien contada es un placer enorme. Yo creo que en realidad nunca nos dejaron de gustar las historias de amor, lo que pasa es que en los últimos años surgieron otras prioridades.

¿Por qué leer «El Club del Daiquiri»?

Porque es un libro divertido y emocionante. Te vas a reír, llorarás, te sentirás reflejada, querrás formar parte del club, entenderás por qué te pasan ciertas cosas… Quizás descubras que no estás tan sola como a veces piensas. Y es que a todas nos pasa más o menos lo mismo y hacemos las misma tonterías bajo los efectos del dolor.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal