miércoles, mayo 22, 2024

El Fondo Bezos para la tierra junto con PROVEG Internacional se unen para duplicar el consumo de proteína vegetal y combatir así el cambio climático

Redacción

La campaña “Beans is How”, quiere duplicar el consumo mundial de alubias, guisantes, legumbres, lentejas y leguminosas para 2028

La ambiciosa campaña “Beans is How”, en la que están implicadas la organización internacional por la conciencia alimentaria, ProVeg Internacional, Google, el Fondo Bezos para la tierra y más de 40 organizaciones, promoverá el valor de incorporar las legumbres a las comidas como parte de una estrategia para eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero, GEI, del sistema alimentario.

Las legumbres liberan un 90 % menos de GEI que algunos productos animales, contienen proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales y, una vez secas, cuestan una media de 1 dólar por 500 gramos, lo que las convierte en una excelente alternativa a la carne.

Jasmijn de Boo, consejera delegada de ProVeg, afirma: «Las legumbres cumplen todos los requisitos para proporcionar alimentos nutritivos, asequibles y respetuosos con el planeta. Si queremos tener la oportunidad de frenar el cambio climático y evitar el colapso de los ecosistemas, tenemos que intensificar urgentemente los esfuerzos para fomentar un mayor consumo de legumbres en lugar de alimentos animales», añadió de Boo.

Hay miles de variedades de alubias, guisantes y legumbres en todo el mundo que presentan una solución sencilla y asequible a la crisis sanitaria, climática y del coste de la cesta de la compra.

“Beans is How” anima a la población a comer más judías mediante la publicación de sabrosas recetas y muestra a la gente cómo cultivarlas. A través de un «Menú Challenge» que anima a restaurantes, empresas de catering, cafeterías, escuelas y otros proveedores de alimentos a incluir alubias en el menú #beansonthemenu.

Nutritivas y asequibles

La idea de que las legumbres pueden ser parte de la solución a la crisis climática no es nueva. En 2021, el proyecto Smart Protein, financiado por la UE, descubrió que cuatro cultivos podrían ser la respuesta para proporcionar proteínas sostenibles y aumentar la seguridad alimentaria. Tres de estos cultivos eran legumbres: garbanzos, habas y lentejas.

Según este estudio, sustituir la alimentación animal por una vegetal tiene el potencial de reducir las emisiones hasta en un 90 %. Un cambio hacia dietas plant-based puede reducir las emisiones agrícolas anuales en los países de renta alta hasta en un 60 %. El cambio a dietas más ricas en vegetales ha demostrado tener también beneficios para la salud. Entre ellos, un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes de tipo 2, un Índice de Masa Corporal (IMC) más bajo y, según algunos estudios, una mayor protección contra los tipos comunes de cáncer.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal