miércoles, mayo 22, 2024

El vino, tesoro líquido de Mallorca para los paladares más exigentes

Redacción

El vino mallorquín es altamente reconocido por la calidad y la singularidad que le proporcionan el clima y la geografía del destino.

Además, en la isla se celebran varios eventos al año que rinden tributo al vino y a su tradición.

El vino mallorquín es reconocido por ser de gran calidad para los paladares más exquisitos y lo es, sobre todo, gracias a la geografía de la isla y el clima mediterráneo tan característica en ella. De hecho, llama la atención que en una isla que puede cruzarse en coche en poco más de una hora, haya dos denominaciones de origen y con tres indicaciones geográficas protegidas. Las visitas en bodegas son un clásico para conocer más sobre este prodigioso producto balear.

Visitar las bodegas locales es una excelente manera de sumergirse en la cultura vitivinícola de del destino, donde se puede aprender sobre las variedades de uvas autóctonas y los métodos de producción tradicionales. Prácticamente, todas ellas ofrecen la opción de disfrutar de catas de vinos dirigidos por expertos y que se pueden maridar con deliciosos platos de la gastronomía mallorquina. Además, a nivel paisajístico, también se pueden recorrer los pintorescos viñedos y conocer el proceso de vendimia durante la temporada adecuada.

La gran riqueza del vino mallorquín se debe, especialmente, a su riqueza geográfica. Por ejemplo, el área de la DOP Binissalem, ubicada en paralelo a la Sierra de Tramuntana tiene un suelo idóneo para el cultivo de la uva, ya que, gracias a su composición, modula el crecimiento y la producción de la vid y permitiendo catar, tiempo después, excelsos vinos. En mayo, organizan la Nit del Vi (Noche del Vino) en Palma. También en Binissalem, pero en septiembre, tiene lugar una de las fiestas más reconocidas relacionadas con el vino: la Festa Des Vermar (Fiesta de la Vendimia) con degustación de vinos, pisado de uva y más.

Son vinos con altas características sensoriales: afrutados, mediterráneos y con matices de las uvas autóctonas que los convierten en unos vinos bastante singulares. Algunas de las variedades de uva autorizadas son las tintas Manto Negro, Callet, Monastrell o Gorgollassa; y algunas de las blancas como Parellada, Macabeo o Moscatel de Alejandría.

Por su parte, la DOP Pla i Llevant, también goza del clima mediterráneo de la isla, pero sus viñedos se encuentran prácticamente al nivel del mar. Es por eso que esta vid es afectada también por el Embat, un viento térmico y de origen marino que refresca, humedece y saliniza la uva, aportando unas propiedades que dan lugar a unos vinos únicos. Destaca la diferencia de tono entre los tipos de vino que produce. Mientras los blancos suelen ser más ligeros y con toques ácidos -aunque se caracterizan por su variedad-, los negros tienen más toques de tierra y dejan un interesante aroma bouquet. Asimismo, los espumosos son un producto por el cual cada vez más bodegas apuestan por su producción.

Por su parte, el Vi de la Terra de Mallorca no es exactamente una Denominación de Origen, pero precisamente aporta valor a la cultura vinícola que está extendida por toda la isla. De hecho, el entorno mediterráneo se convierte en la máxima esencia de estos caldos, que son como son gracias al clima mediterráneo que abraza la vid y le da características singulares. Sin embargo, en las siete regiones (Raiger, Pla, Tramuntana, Palma, Sierra de Levante, Migjorn) en las cuales hay bodegas, tienen matices diferentes, hecho que todavía enriquece más el producto. Por ejemplo, en la zona del Raiger, protegida por el microclima de la Sierra de Tramuntana, los vinos son de altísima calidad y con una intensidad muy marcada. Esto contrarresta con la zona del Pla, que, con veranos calurosos e inviernos secos, produce vinos suaves y fáciles de beber para todos los paladares.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal