domingo, mayo 26, 2024

Elena Núñez recibe el ‘Premio Ciudad de Sigüenza por la Igualdad’ en su vigésima edición

Redacción

La concesión del galardón a la empresaria fue anunciada por el Ayuntamiento en el Día Internacional de la Mujer Rural. La alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, se lo entregó ayer, en el salón de Plenos del Ayuntamiento. El premio es un reconocimiento a quienes, con su labor, contribuyen a desarrollar un avance real en la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

El pasado 15 de octubre, el Ayuntamiento de Sigüenza anunciaba la concesión del Premio Ciudad de Sigüenza por la Igualdad en el marco del Día Internacional de las Mujeres Rurales a la empresaria seguntina Elena Núñez.

Fue en la tarde de ayer, viernes, 3 de noviembre, cuando la alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, le entregaba el premio personalmente a la empresaria en el Salón de Plenos del Ayuntamiento.

En la presentación del galardón, que llegó ayer a su vigésima edición, Merino recalcó que el gobierno de Castilla – La Mancha apuesta por la igualdad como motor de desarrollo y calidad de vida y, de esta misma manera, lo hace el Ayuntamiento de Sigüenza, en cumplimiento con el II Plan Estratégico para la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, que recoge el compromiso político con la erradicación de la violencia de género y de las desigualdades que la perpetúan, con una atención especial para la igualdad de oportunidades en el medio rural.

Así, la entrega del ‘Premio Ciudad de Sigüenza por la Igualdad’ es un ejemplo de acción dirigida a reconocer a aquellas personas o entidades que, en el devenir de su trabajo diario, impulsan la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el municipio.

“En nombre del Ayuntamiento de Sigüenza, y por supuesto, también como mujer y alcaldesa de Sigüenza, felicito a Elena Núñez por haber levantado una de las empresas más relevantes del municipio, que da trabajo a muchas personas, y facilita su conciliación familiar y laboral”, destacó Merino, poco antes de entregarle la distinción.

Antes de que Elena Núñez tomara la palabra y de que los presentes, que abarrotaban la sala pudieran visionar un video, resumen de su biografía, su hijo, Alberto Sánchez, le hizo una emocionado homenaje, poniéndoles voz al sentir de la sala. “Quiero darte las gracias, mamá, por convertirme en la persona que soy. Este reconocimiento es por la igualdad, pero la naturaleza de esta palabra incluye otras muchas cualidades por las que también estamos hoy aquí: tu ética intachable, tu influencia positiva y tu perseverancia son el modelo que quiero seguir. Te admiro y te quiero”, le dijo.

Elena Núñez dio las gracias a las profesionales del Centro de la Mujer, a la alcaldesa y a los miembros de la corporación municipal, “especialmente a Conchi Huelves, concejala de Mujer, por sus palabras de cariño en estos días, y por proponerme para este reconocimiento”.

Consciente de que el premio está destinado a favorecer la igualdad entre hombres y mujeres, “un reto que intento trabajar todos los días desde todas las facetas de mi vida, como madre, esposa y responsable de una empresa”, Núñez amplió el significado de esta palabra a otros ámbitos. “Para mi igualdad también es tratar a las personas con cercanía y empatía. Igualdad también es ayudar a que actividades que se realizan en Sigüenza sean un éxito y sirvan para promover que más personas se sientan atraídas por nuestra ciudad y decidan venirse a vivir aquí combatiendo la despoblación. Igualdad también es tener presente que muchas personas han venido desde otros países a ganarse la vida entre nosotros, y que debemos reconocer su valía”, señaló. Por eso, dio, por último, las gracias de una manera especial a ACCEM, “que en uno de los momentos más complicados de mi vida, con mi marido en el extranjero por trabajo, a cargo de mis hijos y la empresa, me dio el reconocimiento a empresa solidaria, un premio que me sostuvo y me dio las fuerzas necesarias para renovar la energía y la ilusión con las que seguir trabajando”.

Una trayectoria ejemplar

Elena Núñez nació en Madrid, pero se considera seguntina de corazón, pues ya venía a veranear aquí desde que su madre estaba embarazada de ella.

Núñez es una mujer con una trayectoria empresarial destacada, también desde el punto de vista del avance y el camino hacia la igualdad.
La discreción ha marcado su trabajo desde el esfuerzo y la perseverancia, pues tuvo buenos maestros en casa, su madre y su padre.

Su afición por las motos, algo nada común en su época en una mujer,
la unió a su marido. Así fue como comenzaron su vida empresarial. Cuando terminó sus estudios, Elena se vino a vivir a Sigüenza para montar un taller de motos y maquinaria de jardín con Alberto. En su pequeño local alquilado, él reparaba y vendía motos, y ella las entregaba luego a los clientes en su furgoneta, ante la sorpresa de muchos al verla llegar.

Más tarde, vieron una oportunidad de negocio en adquirir herramientas mecánicas para la construcción para venderlas o alquilarlas. Así fue creciendo la empresa familiar que llegaría a comprar también maquinaria pesada, como camiones grúas o grupos electrógenos para las orquestas en fiestas.

Con la crisis del ladrillo, la empresa tuvo que reinventarse, aventurándose a emprender en Marruecos, un país en construcción. Así fue cómo Elena pasó a ser la cabeza visible de la empresa en Sigüenza, y la persona con la que los clientes, mayoritariamente hombres, tenían que tratar.

Fueron 4 años muy difíciles porque además se quedó al cargo de sus tres hijos: Alberto de 18 años, Marta de 12 y Pablo, de tan sólo 2. Elena se planteó la situación como un desafío, que superó con nota, aunque admite que el apoyo familiar, de sus amistades, de su plantilla, de su equipo, como le gusta llamarlo, y de sus clientes, hizo más llevadera la situación.

Siempre pensando en innovar y diversificar la actividad empresarial, Elena Núñez es un referente en el medio rural y fuera de él, un ejemplo a seguir para otras mujeres que, como ella, tengan una idea de negocio por desarrollar o un servicio que ofrecer, porque como Elena misma dice, “en el mundo laboral el valor del trabajo de una mujer y de un hombre es el mismo”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal