miércoles, febrero 21, 2024

Enclaves singulares de El Retiro: la Montaña de los Gatos y el Foso de los Monos

Redacción

En ocasiones, El Retiro y otros ocho parques de la ciudad (El Capricho, los jardines de Sabatini, la Rosaleda del parque del Oeste, los parques Juan Carlos I y Juan Pablo II, Quinta de Fuente del Berro, Quinta de los Molinos y Quinta de Torre Arias) pueden encontrarse con zonas balizadas o cerrados temporalmente en aplicación del protocolo de alerta por condiciones meteorológicas del Ayuntamiento de Madrid.

Con 125 hectáreas y más de 15 000 árboles, el parque de El Retiro es un remanso verde en el centro de Madrid. Especial atención merecen algunos de sus jardines: el jardín de Vivaces, los jardines de Cecilio Rodríguez (jardines clasicistas con aires andaluces), los jardines del Arquitecto Herrero Palacios, la rehabilitada Montaña de los Gatos, la Rosaleda (colección de rosas) y el Parterre Francés con el ahuehuete, el árbol más antiguo de Madrid, del que se dice que podría tener alrededor de 400 años. Desde el 25 de julio de 2021, es reconocido, junto al Paseo del Prado, como Patrimonio Mundial de la UNESCO.

No es solo uno de los pulmones de Madrid, sino que ofrece también cultura, ocio y deporte a madrileños y visitantes. Entre sus elementos arquitectónicos e históricos más importantes se encuentran: el Estanque Grande, que ofrece varias actividades, como barcas de remo, barco y aula solar y la Escuela Municipal de Piragüismo, dirigida a niños y jóvenes entre 7 y 17 años; el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, ambos utilizados actualmente como salas de exposiciones del Museo Reina Sofía. El Palacio de Cristal, pabellón romántico creado para dar cabida a una muestra de plantas exóticas en la Exposición de Filipinas de 1887, es uno de los principales ejemplos de la arquitectura del hierro en España.

Foso de los Monos

Además, El Retiro alberga esculturas y fuentes notables como son el monumento a Alfonso XII, proyecto del arquitecto José Grasés Riera -con un mirador desde el que disfrutar de unas bellas vistas de la ciudad- o el reservado de Fernando VII, situado en la esquina de las calles O’Donnell y Menéndez Pelayo. Este último incluye la Casa del Pescador, la recién reabierta -tras dos décadas cerradas- Montaña de los Gatos y la Casa del Contrabandista (que ahora acoge Florida Park, un moderno multiespacio dedicado al ocio y la hostelería que durante años albergó una sala de fiestas), que le confieren un aire romántico.

Destacan, además, la estatua de El Ángel Caído, única escultura en el mundo que representa al diablo; la noria de agua, restaurada y puesta en marcha, situada en la Huerta del Francés; la fuente de los Galápagos, que conmemora el nacimiento de Isabel II; la sorprendente Ermita de San Pelayo y San Isidoro; el Bosque del Recuerdo, en homenaje a las víctimas de los atentados terroristas sucedidos en Madrid el 11 de marzo de 2004, y el Teatro de Títeres, un teatro único en Europa con programación estable todos los fines de semana.

Desde otoño de 2023, los visitantes del Retiro pueden descubrir el foso de los monos, incluido en la que fue la Casa de Fieras del Retiro, el antecedente del Zoológico de Madrid, totalmente rehabilitado. Durante siglo y medio fue el hogar de decenas de babuinos y hoy se mantiene como una exhibición decorativa que recuerda aquel icónico zoo. Para poder admirarlo de cerca, la dirección del parque habilitará visitas en grupo con cita previa.

Montaña de los Gatos

PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO

Desde el 25 de julio de 2021, el Parque del Buen Retiro es reconocido como Paisaje Cultural Patrimonio Mundial de la UNESCO, junto al Paseo del Prado. La elección del proyecto madrileño, denominado Paisaje de la Luz, ha reconocido la relevancia de aunar en un entorno urbano naturaleza, cultura y ciencia, un hecho que convirtió a Madrid ya en el siglo XVI en la primera capital sostenible de Europa.

Todo ello confiere al Paisaje de la Luz un valor universal excepcional que ha sido reconocido por la UNESCO y lo define como un modelo único de urbanismo singular adelantado a su tiempo, que se extendió más allá de nuestras fronteras, reflejo de un ideal sobre una nueva sociedad. Un paisaje cultural urbano, rico y heterogéneo, evolutivo y dinámico, diseñado cuidadosamente para el recreo y la formación de los ciudadanos, en contacto con la naturaleza.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal