viernes, diciembre 9, 2022

GUADALAJARA, el mejor lugar para disfrutar de la cultura

Texto: Paloma Belén García del Vello Moreno/ Fotos: Turismo Guadalajara

Guadalajara, es una ciudad de Castilla-La Mancha, situada sobre un otero en la orilla izquierda del valle del río Henares, es decir, sobre un cerro aislado en una zona llana, entre las comarcas de La Alcarria y la Campiña del Henares. La altitud de la ciudad es de 708 metros, medidos en la Plaza Mayor, que es la plaza más importante y transitada de la ciudad de Guadalajara, centro de la ciudad antigua y espacio que alberga la actual Casa Consistorial. En el siglo XV, la plaza contaba con una forma irregular, además de no tener una gran extensión. En ella se encontraba una ermita que recibía el nombre de Santo Domingo de Guzmán el Viejo. En el año 1493, debido a la carencia de una plaza de grandes dimensiones y con una forma regular, el cardenal Mendoza manda derribar la ermita que formaba parte de dicha plaza, así como de una serie de edificios civiles y viviendas, consiguiendo crear una plaza de forma cuadrada, extensa y con soportales. También se construye en esa época el primer ayuntamiento, que se localizaba en la misma plaza.

El clima es mediterráneo, con largos y fríos inviernos, así como veranos cortos muy calurosos. Aunque en verano disfrutarás de escasas precipitaciones y un agradable sol para disfrutar. Tiene una población de 87.484 habitantes, es la segunda ciudad más poblada de la comunidad autónoma tras Albacete. Guadalajara es una de las ciudades que ha ido aumentado la población a lo largo de los años.

Inauguración de la Feria del Libro. Ayuntamiento.

La ciudad de Guadalajara fue fundada por los árabes, entre el siglo VIII y el IX. La ciudad alcanzó cierto esplendor en el siglo X a pesar de que este territorio casi siempre estuvo en guerra. En 1085, Guadalajara fue conquistada por Alfonso VI, desde ese momento y hasta la batalla de las Navas de Tolosa en 1212 esta ciudad refleja el curso de las guerras contra los almorávides y almohades. A comienzos del siglo XVIII Felipe V establece la Real Fábrica de Paños en la ciudad para intentar frenar la crisis por la que atravesaba la ciudad al ser saqueada durante la Guerra de Sucesión, esta fábrica asegura el crecimiento de la población hasta principios del siglo XIX. La Real Fábrica de Paños y Real Fábrica de Sarguetas de San Carlos se ubica en el palacio de los Marqueses de Montesclaros, justo enfrente del Alcázar y del palacio de los Duques del Infantado. Se decide utilizar materiales procedentes de los restos del Alcázar. Se trata de un edificio del siglo XVIII, con puerta barroca de 1810, que da acceso a un patio con capilla. El zaguán da paso al cuerpo principal o rotonda, donde estaban instalados los ochenta y cuatro telares de paños. La traza del edificio se debe al arquitecto Manuel de Villegas, con reformas posteriores de Ventura Padierne. La Fábrica se entiende como proyecto de una nueva ciudad, a lo que contribuye la concepción del edificio como una construcción a gran escala, con una forma geométricamente cerrada. Destacan como parte intrínseca de la fábrica sus jardines decimonónicos de influencia versallesca, con parterres y cipreses, adornados con farolas, miradores, cenadores y fuentes; dominando el conjunto de la ciudad los edificios destinados a la administración y residencia de los funcionarios que se ocupaban de su gestión.

Palacio del Infantado; detalle del patio de los leones

Guadalajara también posee la Concatedral de Santa María de estilo mudéjar. El estilo mudéjar es creación de los musulmanes que viven en territorio cristiano, y en cuanto a las características arquitectónicas utilizan materiales blandos como el ladrillo, el yeso, cerámica y madera. Emplean artesonados en los techos de madera ricamente trabajados. Además Guadalajara tiene un retablo mayor de Francisco Mir de estilo manierista, este estilo describe uno de los cuatro requisitos de las artes (orden, medida, diseño y maniera). El manierismo rechaza el equilibrio y la armonía de la arquitectura clásica, concentrándose más bien en el contraste entre norma y transgresión, naturaleza y artificio, signo y subsigno. El palacio del Infantado es un palacio de estilo gótico isabelino con detalles renacentistas, lo más famoso del palacio es la fachada y el patio de los leones. Lo mandó construir Iñigo López de Mendoza segundo duque del Infantado a finales del siglo XV.  También encontrarás el archivo histórico provincial y una biblioteca pública. La Iglesia de San Ginés situada en la plaza de Santo Domingo de estilo gótico y renacentista, fue construida en el siglo XVI y XVII.

Por la alta demografía que está sufriendo la comunidad de Madrid, Guadalajara se está convirtiendo en una ciudad dormitorio debido a sus bajos precios de las viviendas, por lo que está sufriendo un aumento de población.

Guadalajara te recibe con una gran oferta de platos típicos de la zona. La geografía de Guadalajara se divide en tierras altas y las ribereñas de los ríos Henares, Jarama y Tajo (en el sudeste de la provincia), lo que hace que tenga una abundante pesca fluvial. Podremos degustar las finas truchas y los suculentos cangrejos. Las huertas proporcionan abundantes ingredientes vegetales a la cocina de la provincia. Son populares las judías con chorizo. Las zonas de caza permiten aporte de diversas carnes. En el terreno de la caza menor los platos como codornices en escabeche, la ensalada de codornices o codornices con funda son muy típicos. También es típico el empedrado de liebre que es una preparación picante. En Tamajón, son muy populares el hornazo, que es una empanada que contiene en su interior carne picada, el arroz con patatas y bacalao, y también es típico el cabrito asado a la “barrera”, la pierna de cordero y las magras de cerdo con tomate. Lo que más destaca es la curiosa preparación del pastel de carne. En lo que a dulces se refiere Los bizcochos borrachos de Guadalajara ocupan un lugar preferente, sin dejar a un lado las Yemas del Doncel de Sigüenza, Las «Patas de Vaca» , de Molina de Aragón y los populares sequillos, roscas y alajús.

Arroz con bacalao

Durante los días de verano, Guadalajara te ofrece una amplia oferta cultural, donde disfrutar de conciertos y festivales. Esta programación tiene como propósito hacer de la ciudad un lugar emocionante, y poder llegar a todo tipo de público. Tendrá sus encuentros en el Patio de los Leones; el Museo Francisco Sobrino; el Teatro Auditorio Buero Vallejo; la Biblioteca Municipal ‘José Antonio Suárez de Puga’. No te pierdas este extenso programa de hasta 80 actividades culturales y artísticas que inundarán la ciudad hasta el sábado 28 de agosto. Hoy Jueves, 22 de julio, estará en concierto Pancho Varona, que perteneció a la extinta banda Viceversa, también conocido por acompañar al cantautor Joaquín Sabina desde los 80. Además encontrarás artistas como Diego Valdivia, un pianista español y amante de la música desde su niñez que participará el 6 de agosto con un recital musical.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO + LEIDO

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal