martes, diciembre 5, 2023

JACINTA, el restaurante de alma castiza que ensalza la gastronomía tradicional madrileña en la Plaza Mayor

Redacción

En un enclave que no puede ser más castizo y con más de 20 años de trayectoria, JACINTA ofrece una propuesta gastronómica en la que reinan los platos más emblemáticos de la gastronomía madrileña hechos en casa, con cariño e ingredientes de máxima calidad.

Entre sus platos estrella se encuentran el Rabo de toro guisado, los tradicionales Callos a la madrileña y los Huevos Rotos con Jamón, recetas clásicas que se pueden degustar en su amplia terraza o en su salón interior recién renovado a cualquier hora del día.

La Plaza Mayor de Madrid es una de las direcciones más castizas de la capital, un enclave único y que forma parte de la historia de la ciudad. Allí, en su número cuatro, junto a la puerta que da paso a la calle Toledo, se encuentra JACINTA, un restaurante con toda la esencia del Madrid más auténtico y que hace homenaje a la gastronomía local. Ubicado en un edificio cuya fecha de construcción data del 1818, este establecimiento, bajo los soportales de la Plaza Mayor, cuenta con más de 20 años de historia y en la actualidad es la segunda generación de los propietarios la que se encuentra al frente. Jaime García, amante de la hostelería desde pequeño pero dedicado profesionalmente a las finanzas, se hace con las riendas del restaurante en 2020 de su padre –Juan Carlos García– cuando llega el momento de su jubilación.

JACINTA despliega todos los días del año –y en horario ininterrumpido desde el mediodía hasta la cena– sus mesas y manteles en su magnífica terraza (con capacidad para más de 80 personas) en la Plaza Mayor, siendo la posibilidad de comer o cenar disfrutando de su emplazamiento uno de sus grandes atractivos. Además, también cuenta con un salón interior con capacidad para 60 comensales, un espacio que se encuentra en la planta sótano que ha sido actualizado y renovado, pero conservando su impronta de edificio centenario y sus representativos muros de ladrillo. Este espacio está especialmente diseñado y acondicionado para acoger reservas de grupos y celebraciones de eventos tanto privados como de empresa.

Recetas de toda la vida hechas con cariño

La base de la cocina de JACINTA es una propuesta tradicional, castiza, hecha en casa con mimo y cariño y, muy importante, empleando productos de primera calidad. De hecho, el propio nombre de JACINTA quiere rendir homenaje a las cocineras de toda la vida, las que han aprendido a ejecutar sus recetas tradicionales transmitiendo su conocimiento de generación en generación. Así, los platos de este restaurante siguen el recetario típico de Madrid, entre los que no faltan nombres como las Gambas al ajillo; las Croquetas cremosas de jamón ibérico o boletus; los Callos a la madrileña; los Calamares a la andaluza, los Huevos rotos con jamón o los Pimientos asados en casa con ventresca, aguacate y huevo duro. JACINTA también cuenta, además de las raciones y el pescadito frito, con una propuesta de carnes y pescados en la que destacan su Rabo de toro, su plato estrella y uno de los favoritos de su clientela que se realiza siguiendo paso a paso la receta familiar, y la Lubina a la bilbaína. Este restaurante cuenta además con diversas opciones para los niños, con deliciosas propuestas como su Albóndigas caseras en salsa con patatas fritas.

En definitiva, el restaurante JACINTA une lo mejor del recetario de Madrid, con platos elaborados con mimo empleando un producto de primera calidad en un enclave único como es la Plaza Mayor.

Sobre JACINTA

JACINTA es un restaurante que reúne toda la esencia del Madrid más auténtico y que hace homenaje a la gastronomía local. Ubicado plena Plaza Mayor, en un local construido en 1818, este establecimiento cuenta con más de 20 años de historia y en la actualidad es la segunda generación de los propietarios la que se encuentra al frente. Jaime García, amante de la hostelería desde pequeño pero dedicado profesionalmente a las finanzas, se hace con las riendas del restaurante de su padre –Juan Carlos García– cuando llega el momento de su jubilación en 2020. La base de la cocina de JACINTA es una propuesta tradicional, castiza, hecha en casa con mimo y cariño y, muy importante, empleando productos de primera calidad. Ofrece platos como las Gambas al ajillo; las Croquetas cremosas de jamón ibérico o boletus; los Callos a la madrileña; los Calamares a la andaluza; los Huevos Rotos con jamón; los Pimientos asados en casa con ventresca, aguacate y huevo duro; o su Rabo de toro, su plato estrella y uno de los favoritos de su clientela.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal