viernes, julio 12, 2024

La Candidatura de Sigüenza recibe la Medalla al ‘Mérito en Conservación y Difusión del Patrimonio Cultural’

Redacción

La recogió el presidente del Consejo Rector de la Candidatura, Antonio Fernández-Galiano, en la gala de entrega de las Medallas al Mérito Cultural de Castilla-La Mancha, celebrada en Iniesta, Cuenca, que presidió el jefe del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page.

La Candidatura de Sigüenza a Patrimonio Mundial de la UNESCO: ‘Paisaje Dulce y Salado entre Sigüenza y Atienza’ ha recibido la Medalla al Mérito en Conservación y Difusión del Patrimonio Cultural en una gala que contó con la presencia del presidente del Gobierno regional, Emiliano García Page, y que se celebró en la localidad conquense de Iniesta.

La medalla la recibió el presidente del Consejo Rector de la Candidatura, Antonio Fernández-Galiano. “Premios como éste, fortalecen nuestra Candidatura y la visibilizan como un proyecto común, que entre todos tenemos que sacar adelante”, destacaba anoche Fernández-Galiano.

Además de la importancia per se del galardón, el acto sirvió también para estrechar lazos entre el nuevo consejero de Cultura, Amador Pastor, y la viceconsejera de Cultura, Carmen Teresa Olmedo, con la candidatura, puesto que uno y otra ya habían acudido a la última reunión del Consejo, Rector, que tuvo lugar el pasado mes de octubre en Pelegrina. “Ambos, junto por supuesto al presidente Page, van a tener un papel relevante en los próximos pasos del proyecto. Ayer pude constatar de nuevo que están entregados a la causa”, señala Fernández-Galiano.

En este sentido, el presidente de la Candidatura destacaba el “papel impulsor de la Junta, absolutamente imprescindible en la consecución del logro”, y del propio Ayuntamiento de Sigüenza, “con María Jesús Merino a la cabeza, y con todo el personal y medios de que dispone, muestra siempre una fe inquebrantable en el proyecto”.

La alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, daba las gracias a la Junta de Comunidades por el premio, y también destacaba la labor del Consejo Rector, con Antonio Fernández-Galiano como presidente. “Como él siempre dice, la meta está en el camino, y, recibir premios como éste, significa que vamos por buen camino”, señala Merino.

Un paisaje cultural excepcional

Los paisajes culturales son bienes que representan las “obras conjuntas del hombre y la naturaleza”. Ilustran la evolución de la sociedad humana y sus asentamientos a lo largo del tiempo, condicionados por las limitaciones y/u oportunidades físicas que presenta su entorno natural y por las sucesivas fuerzas sociales, económicas y culturales, tanto externas como internas.

El paisaje Dulce y Salado de Sigüenza y Atienza pertenece a la categoría de paisaje evolutivo relicto (o fósil). Nacido durante el proceso de conquista cristiana del territorio en el siglo XII, evolucionó orgánicamente hasta el siglo XIX a partir de la organización territorial medieval, deteniéndose definitivamente entre los siglos XIX y XX debido al fenómeno de la despoblación. Ello ha permitido que se conserven sus características esenciales sin cambios sustanciales, con una personalidad propia, que todavía es posible percibir tanto en su patrimonio material como inmaterial.

Durante esta V edición de las Medallas al Mérito Cultural se han otorgado, además, los galardones: el Premio al Mérito Cultural Extraordinario, el Premio a las Artes Plásticas, el Premio a las Artes Escénicas, la Música y el Cine; el Premio al Mecenazgo y la Promoción cultural y el Premio a la Creación Literaria, la Edición y el Fomento de la Lectura.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal