martes, abril 16, 2024

La Diputación de Cuenca solicita la evaluación ambiental del proyecto de la nueva Planta de Residuos Sólidos Urbanos

Redacción

El presidente, Álvaro Martínez Chana, ha explicado que se trata de un proyecto “muy ambicioso” que continúa dando pasos en lo que es un compromiso de este equipo de Gobierno

La Diputación de Cuenca, a través de su servicio de Medio Ambiente, ha solicitado a la Consejería de Economía Circular la evaluación ambiental del proyecto de la nueva Planta de Residuos Sólidos Urbanos que se va a ubicar en una parcela de 14 hectáreas compuesta por cultivos de cereal de secano en el término municipal de Cuenca capital a aproximadamente 20 kilómetros de la capital.

El presidente, Álvaro Martínez Chana, ha detallado que es un proyecto “muy ambicioso” que, según recoge el anteproyecto llevado a cabo por la empresa pública GEACAM, tiene un presupuesto total de puesta en funcionamiento de 43,5 millones de euros, un periodo de ejecución de la obra de aproximadamente 18 meses y otros 6 meses más para la puesta en funcionamiento. Esta nueva planta estará compuesta por una planta de tratamientos urbanos y biorresiduos, un área de compostaje, edificios auxiliares, urbanización y edificios auxiliares y un vertedero de rechazos.

Además, el dirigente de la Diputación de Cuenca considera que con este nuevo paso se demuestra que “vamos cumpliendo el compromiso que adquirimos con la ciudadanía”, ya que esta infraestructura es estratégica en la provincia y viene a solventar un problema que había en la provincia debido a que la actual planta está obsoleta y llegando al final de su vida útil.

Las instalaciones deben contribuir a que la cantidad total de residuos de competencia municipal destinados a vertedero no supere el 35% de los generados, para esto el centro de tratamiento se diseñará para que pueda dar entrada a los residuos no peligrosos, biorresiduos y la recogida separada de envases. El diseño incluye la optimización del tratamiento mecánico de los residuos mediante la incorporación de procesos automáticos y ópticos de separación de materiales.

También contempla líneas para la obtención de compost de calidad y combustible sólido recuperado y tiene prevista una función divulgadora con un aula de educación ambiental que permita convertir al Centro de tratamiento de residuos sólidos urbanos en un lugar de formación e información y acerque a los ciudadanos el conocimiento de las soluciones al problema planteado por los residuos.

El proyecto recoge que la nueva instalación tendrá una vida útil hasta el año 2055 y destaca los criterios positivos de esta ubicación, que se encuentra cercano a la ciudad de Cuenca que es el principal productor de residuos, está a más de 2 kilómetros de núcleos de poblaciones cercanas, no se encuentra en una zona de protección ambiental y no está ubicado en zonas kársticas e inestables.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal