viernes, marzo 31, 2023

La fruta fresca, con Pink Lady® como protagonista, regresa al postre de los restaurantes de tendencia

Redacción

Los restaurantes Don Dimas, Taramara, Latasia, Calisto y el catering Juanyta ME MATA! se suman a la nueva tendencia de incorporar fruta fresca a sus propuestas gastro, con la elaboración de un postre con manzanas Pink Lady® como protagonista

En los años 90, postres como peras al vino tinto, el melocotón en almíbar o las macedonias de frutas eran una constante en las cartas de los restaurantes de toda España, pero poco a poco cedieron el testigo a sofisticadas elaboraciones, fruto de la explosión de la alta repostería y la profesionalización del sector. Ahora décadas después, con las miras puestas a nivel mundial en cultivar la alimentación saludable, estos productos regresan a las cocinas más top de Madrid para protagonizar recetas únicas que destacan por su alto valor de nutrientes, por elevar la fruta a producto gourmet y por ser la alternativa perfecta a los bocados más azucarados. La fruta, uno de los aliados fundamentales de la dieta mediterránea, recupera su sitio en las despensas de los restaurantes de moda de la capital. Las manzanas Pink Lady® lideran este movimiento, que se perfila como una de las tendencias gastronómicas más potentes de 2023, con el que las frutas de temporada vuelven a las mesas como broche de oro a cualquier menú de alta cocina. La calidad superior y premium de estas manzanas, viene en gran parte determinada por su largo período de maduración, al permanecer en el árbol siete meses. Durante ese tiempo, el cuidado y mimo que emplean los productores es determinante. La recolección manual es el último paso para convertir esta fruta en un auténtico manjar.

Los restaurantes Don Dimas, Taramara, Latasia, Calisto y el catering Juanyta ME MATA! se unen a esta propuesta con recetas dulces que tienen a Pink Lady® como la absoluta protagonista por su versatilidad y su sabor inconfundible, además de por ser fuente de nutrientes. Estos restaurantes maridan a la perfección con Pink Lady®, ya que su filosofía culinaria se asienta en la selección de productos de la más alta calidad; métodos de trabajo respetuosos, con los alimentos y su sabor como máximos protagonistas; y técnicas sostenibles, donde el aprovechamiento rige los fogones y todas las elaboraciones de sus propuestas gastronómicas. Los cinco han incorporado a sus sugerentes cartas de invierno un postre con manzana Pink Lady® natural: unas veces, en solitario, y, otras, con más frutas en diferentes texturas y diversos métodos de elaboración. Son postres en los que queda patente el equilibrio perfecto entre acidez y dulzura que caracteriza a estas manzanas. Pink Lady® es todo un concentrado de vitalidad al contener vitamina C, aportando ¼ de la dosis diaria recomendada; antioxidantes, que limitan el envejecimiento celular y reducen la permeabilidad de los vasos sanguíneos; agua, puesto que tienen un contenido de agua del 80 %; y fibra, concretamente pectina, una de las fibras que mejoran la calidad de la flora intestinal.

PINK® LADY CAPITALIZA EL POSTRE EN MADRID

La fruta es parte esencial de las cocinas de todo el mundo y forman parte de la cultura. La OMS recomienda actualmente el consumo de al menos 400 g de frutas y verduras cada día, o cinco porciones de 80 g cada una. Entre los beneficios de su consumo se encuentran: menor riesgo de sufrir obesidad o cáncer, contribuyen a prevenir las enfermedades cardiovasculares, ayudan a extender la esperanza de vida y su consumo está relacionado con una mejor salud mental. De toda la amplia variedad de frutas, la manzana es la tercera más consumida en España. Pink Lady®pone en valor los beneficios de esta fruta con estos cinco bocados dulces que resultan el broche de oro perfecto a cualquier comida o cena en estos establecimientos.

Don Dimas, casa de comidas de aire andaluz liderada por el chef y empresario hostelero Álvaro Garcés, mantiene su compromiso con el producto de temporada y, cómo no, con la fruta. Este restaurante rescata los sabores de ayer con técnicas contemporáneas, que despiertan la memoria y los sentimientos que inevitablemente están ligados a recuerdos, que tienen al buen hacer en los fogones de nuestras abuelas y madres y a los productos que nos brinda la temporada como protagonistas y fuentes de inspiración. Ese poderío y esos olores de la cocina del sur los trasladan a su postre Pink Lady®, vainilla y azahar, con la manzana presentada en finas láminas sobre una crema avainillada y coronado con espuma de la flor del naranjo, que nos traslada en un abrir y cerrar de ojos a la primavera sevillana.

Los hermanos Sergio y Roberto Hernández, al frente de Latasia y Taramara, se suman a la apuesta por la fruta fresca con dos propuestas que se incorporan a su cocina de fusión viajera. En los fogones de Latasia los sabores y técnicas de Perú, Singapur, Filipinas, Malasia, Indonesia y Azerbayán se hermanan con la cocina tradicional para concebir platos llenos de sabor. La indiferencia frente a sus platos es imposible, del mismo modo que lo es ante el cilindro de Pink Lady® en tres texturas: sobre una base líquida, ligera y digestiva —realizada con el propio zumo de esta fruta—, se coloca un delicado cilindro abizcochado hecho con manzana relleno de brunoise de Pink Lady® especiada y sorbete. En Taramara, su inconfundible base mediterránea con una visión mestiza se percibe en Pink Lady® tropical: una fantasía de postre con gel de manzana como base y, por encima, Pink Lady® en forma de tartar, nubes y sorbete; las frutas de las huertas de Lleida y Girona se acompaña de leche de coco, que le dan ese punto de receta viajera y exótica.

Aquellos que quieran disfrutar del placer de comer en casa o en la oficina tienen en Juanyta ME MATA! su principal aliado. El tartar aromático de Pink Lady® y sus amigas de temporada es el final perfecto para un menú delivery completo que, además de la manzana, lleva jugo de clementina, granada y fresas. Juana Reinoso, propietaria del restaurante Juanyta ME MATA!, lidera desde 2013 un catering en el que la materia prima sirve de base para preparar platos artesanos, que se adaptan y ajustan a las necesidades del cliente. La calidad de la cocina, la excelencia del producto y la elaboración casera de los platos son los pilares en los que se apoya el catering de Juanyta ME MATA!.

Calisto, que acaba de abrir sus puertas con platos clásicos y llenos de sabor, se unirá a esta iniciativa con un postre sorpresa elaborado con Pink Lady®, que se incorporará a su carta. El joven chef madrileño Carlos Griffo lidera este restaurante de cocina confortable, producto de temporada y buen servicio. La carta está formada por platos de base tradicional, con querencia por el recetario del norte –especialmente Asturias, región que marcó profesionalmente a Griffo–, muchos ‘mar y tierra’ y sugerencias semanales. Calisto es un reducto de cocina tradicional con toques de vanguardia y sello de autor, tan difícil de definir como lo es el estilo personal y ecléctico de Griffo, que se deja entrever en esta propuesta dulce.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal