lunes, marzo 4, 2024

La inteligencia artificial y su impacto en el futuro del trabajo

Texto: Teresa Loscertales

La inteligencia artificial (IA) es una tecnología bastante nueva, cambiante, experimental y emergente que ha transformado por completo la forma de trabajar e interactuar entre las empresas y los consumidores. La inteligencia artificial suele hacer lo que normalmente haría la inteligencia humana, es decir, es la capacidad que tiene las máquinas para realizar tareas que en su momento lo haría un humano, como puede ser el reconocimiento de la voz, una toma de decisiones o la compresión del lenguaje natural.

Como a la mayoría de las personas, estos avances crean muchos miedos e inseguridades, ya que pueden llegar a reemplazar a los trabajadores humanos y acabar en desempleos masivos. Por otro lado, hay gente que apoya estas nuevas tecnologías y opinan que pueden llegar a tener una mejora de la eficiencia y de la productividad en el lugar del trabajo, logrando liberar a muchos trabajadores de tareas rutinarias y consiguiendo que se puedan centrar en trabajos que pueden llegar a ser más creativos y de alto valor.

Como comentábamos antes, la IA ha generado muchos miedos, inseguridades y preocupaciones tanto por la privacidad como en la seguridad de los datos personales, ya que esta tecnología puede recopilar y analizar todos los datos obtenidos de cada usuario a una gran escala. Muchos opinan que esta tecnología debería de tener muchas más regulaciones y un control para así proteger la privacidad de todos los consumidores y garantizar que los datos solo sean usados de una manera correcta y ética, siendo beneficiosos para la sociedad.

Además, algunos expertos han expresado que esta inteligencia podría llegar a desarrollar su propia conciencia y volverse peligrosa para la humanidad. Hay una película que nos muestra al completo este argumento, “M3GAN” es una película de terror (2021) que trata de una muñeca que ha sido creada a través de la tecnología para hacerse cargo de una niña que se ha quedado huérfana, empieza a desarrollar una conciencia propia, transformándose en un ser robótico de temer, siendo capaz de llegar a matar a gente. A medida que la situación se pone más peligrosa los protagonistas luchan por desconectar a M3GAN. Esta película toca temas como la IA, obsesión, moralidad en la tecnología, y sus posibles riesgos si se sale de control. Pero no es la única película, también lo podemos asociar a “Terminator” o “Matrix”.

Por otro lado, el potencial de la IA es muy positivo en la sociedad de muchas maneras. Puede llegar a mejorar la seguridad, como puede ser la detección de fraudes hasta la prevención de ataques terroristas, además de ayudar a que todas las personas tengan acceso a la educación, creando sistemas educativos personalizados, también mejora la ayuda en la toma de decisiones, colaborando con organizaciones con informaciones más precisas basadas en datos, lo que puede llegar a mejorar resultados y lograr un mayor éxito. Además, puede ser muy útil en la medicina, pueden aprovechar a analizar grandes cantidades de datos de pacientes y así mejorar el diagnostico o tratamientos de enfermedades. Otro aspecto positivo, es la capacidad que tienen para crear cosas nuevas e innovadoras, como crear música y arte.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la tecnología artificial en sí misma, ni es buena ni es mala. Como cualquier tecnología a día de hoy, dependerá en gran medida del uso que cada uno le dé y de las regulaciones que se implementen para su uso. Hay que lograr y desarrollar una estrategia que sea efectiva para garantizar que la IA se use de una manera tanto ética como responsable para que logremos estar protegidos y tranquilos a la hora de utilizarlo.

La inteligencia artificial finalmente se ha desarrollado a través de un proceso que abarca varias décadas de investigación y desarrollo, logrando que las computadoras puedan simular la inteligencia humana. Estos sistemas son capaces de aprender a partir de grandes conjuntos de datos para mejorar su desempeño a medida que se expone a más información. Mientras que la tecnología siga evolucionando se conseguirán nuevas amplias gamas de aplicaciones. Pero esta tecnología deberá tener una regulación y un control para garantizar la seguridad de todos los consumidores y asegurar que los datos son usados de una manera correcta y ética.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal