lunes, marzo 4, 2024

Las comidas a domicilio de la Diputación llegan ya a 131 municipios y 700 mayores de la provincia de Toledo

Redacción

Ana Gómez destacaba hoy el éxito de un programa que ha tenido una respuesta extraordinaria que ha cubierto la previsión en apenas dos meses y medio.

La vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social informaba sobre el desarrollo del servicio junto al director general de Acción Social de la Consejería de Bienestar Social.

El “Servicio de comidas a domicilio” para mayores de 65 años puesto en marcha por la Diputación de Toledo en colaboración con el Gobierno de Castilla-La Mancha se está prestando ya en 131 municipios de la provincia de Toledo y atiende a 700 personas que reciben una comida diaria en sus hogares.

Así lo daba a conocer hoy la vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social de la Diputación de Toledo, Ana Gómez, quien informaba, junto al director general de Acción Social de la Consejería de Bienestar Social, Francisco Armenta, sobre el desarrollo de este nuevo programa de proximidad para reforzar la atención social de personas mayores en municipios rurales.

Ana Gómez destacaba la aceptación y la respuesta fabulosa que está recibiendo este programa y se mostraba “contenta y orgullosa de cómo está funcionando este servicio de comidas a domicilio que pusimos en marcha a finales del pasado mes de diciembre y que en dos meses y medio del total de 176 municipios que cumplen el requisito de estar por debajo de 5.000 habitantes hemos llegado ya a 131 localidades y son más de 700 las personas usuarias de este servicio”.

Algo que, para la vicepresidenta de la Institución provincial es “una muestra más de que el Gobierno con alma de la Diputación que preside Álvaro Gutiérrez y el Gobierno regional que preside Emiliano García-Page han sabido acertar con una propuesta que está llegando a los colectivos más vulnerables de la provincia de Toledo como son mayores de 65 años en el entorno rural”.

Se han superado todas las expectativas puestas en esta iniciativa, según aseguraba Gómez, “y a día de hoy ya contamos con lista de espera, y estamos en disposición de seguir ampliando el número de usuarios”.

La vicepresidenta agradecía al director general de Acción Social su presencia en el encuentro con los medios de comunicación que han ofrecido en la sede de la Diputación provincial y, sobre todo, “el interés y la disposición del Gobierno regional para poner en marcha este proyecto en nuestra provincia”.

Agradecimiento que Ana Gómez extendía a los alcaldes y alcaldesas de todas estas localidades “cuya colaboración es indispensable en la puesta en funcionamiento y desarrollo de esta prestación, ya que las entidades locales se encargan de tramitar las solicitudes y hacerlas llegar a la Diputación provincial”, lo que “ha facilitado que los beneficiarios puedan tramitar de forma rápida y sencilla la solicitud de incorporación al programa”.

La vicepresidenta daba detalles de cómo funciona este servicio que “refuerza la atención domiciliaria a personas mayores que presentan dificultades o limitaciones de autonomía, pero también a menores de 65 años con reconocimiento de dependencia o discapacidad que las dificulten o impidan para la realización de tareas de preparación de comida”.

Los destinatarios de esta prestación son personas mayores que vivan en municipios de menos de 5.000 habitantes, y es así “porque son localidades más envejecidas y donde es más significativo el problema de la despoblación”, ya que otro de los objetivos de esta iniciativa “es contribuir a la permanencia en sus hogares de las personas mayores y la fijación de población en el mundo rural”.

80% mayores de 80 años

En este sentido, Gómez destacaba que “aunque pueden solicitar la comida a domicilio todos los mayores de 65 años, la realidad es que el 80% de las personas que en estos momentos se benefician del servicio en la provincia de Toledo tienen más de 80 años, inclusio tenemos una usuaria que tiene 103 años”.

Los beneficiarios reciben una comida diraia en sus domicilios, la del mediodía y de lunes a domingo, que está compuesta por un primer plato, un segundo plato, un postre y su ración de pan.

Entre las ventajas de esta prestación, la vicepresidenta destacaba que, “además de cumplir todas las garantías sanitarias, las comidas está adaptadas a las necesidades y situaciones de cada usuario y usuaria”, de forma que “los menús están adecuados por un médico y suman hasta 21 tipos de dietas, desde la normal, a baja en sal, hipocalórica, adaptada a diálisis, a problemas renales, alergias o intolerancias, así como en tres texturas diferentes como son normal, triturado o de fácil masticación”.

Además, resaltaba Ana Gómez, el servicio se complementa con asistencia telefónica de asesoramiento nutricional individualizado a través de un teléfono 900 a disposición de usuarios que tienen una nutricionista que da respuesta a aquellos mayores o sus familias que quieran hacer cualquier consulta y resuelva sus dudas y les ayuda a completar el menú.

Por su parte, el director general de Acción Social, Francisco Armenta, ha destacado que el Programa de Comidas a Domicilio supone “un paso más en la atención de las personas mayores en su entorno y complementa el servicio de Ayuda a Domicilio que, desde la llegada de Emiliano García-Page al Gobierno regional, en 2015, ha crecido de una manera espectacular” y ha puesto como ejemplo de ello el incremento de horas del servicio, que han pasado de los 3,3 millones de horas en 2014, a los 5,3 millones de horas que se ofrecen en la actualidad.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal