viernes, junio 21, 2024

Los chocolateros de Cogolludo han vuelto a la Plaza Mayor por partida doble

Redacción

Después de un año en el que no pudieron hacerlo, por la pandemia, en 2022 esta fiesta ancestral salió a las calles el miércoles de ceniza , para que pudieran disfrutar de ellas cogolludenses oriundos y visitantes.

La popular fiesta de los chocolateros de Cogolludo ha vuelto a celebrarse, después de un año de ausencia por la pandemia, por partida doble.

Esta tradición ancestral se lleva a cabo el miércoles de ceniza, cuando comienza el ayuno previo a la Cuaresma.  Este año, a petición de los cogolludenses, y también para compensar el año de ausencia, los chocolateros también han salido el sábado posterior al miércoles de ceniza.

Vestidos de blanco, con la cara tapada y adornada su vestimenta con un fajín y pañuelo rojo anudado al cuello y tapado el rostro con una capucha blanca, aparecían en la Plaza Mayor de Cogolludo con un gran perol lleno de chocolate caliente, que previamente prepara la Asociación de Mujeres. Después, a las puertas del Palacio Ducal, lo volcaron sobre orinales, antes de comenzar a perseguir a niños y mayores que se acercaron a la Plaza tanto el miércoles, como el sábado.

Antaño, solían salir cinco o seis mozos, quintos de las milicias, pero después de que se perdiera la tradición, fueron las mujeres de Cogolludo quienes la recuperaron, allá por los años ochenta.  Por eso, ahora hay tantos chocolateros como chocolateras. Es costumbre que todos se vistan en la misma casa. Este año, lo han hecho en las escuelas.

Esta tradición ancestral representa al hombre-demonio que va tentando a la gente que se encuentra a su paso.  Su misión es invitar a la gente a probar un bizcocho mojado en el rico y calentito chocolate que portan en el orinal, y, con ello hacer que rompan el ayuno.  A quienes no quieren caer en la tentación de probar, los chocolateros les pintan la cara. Antiguamente, se prendía una hoguera para mantener el chocolate caliente.

La fiesta de los chocolateros forma parte de la Ruta de las Botargas de Guadalajara, a la que también pertenecen las botargas de Aleas y de Beleña. Precisamente por ello, la historiadora Isabel Nolasco impartió una charla sobre esta Ruta en el Salón de Plenos de Cogolludo el pasado día 26 de febrero a la que acudieron botargas de los tres pueblos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal