sábado, junio 22, 2024

Moments Bar: producto de la lonja, brasas, cócteles y música en directo a pie de playa

Redacción

Situado en primera línea de la playa de Urbanova, con vistas panorámicas de la bahía de Alicante, el restaurante de la familia Remacha Sanz, se convierte en el ‘place to be’ en la Costa Blanca durante la temporada de verano gracias a su propuesta de brasas ‘non stop’ y además estrena una nueva terraza

Abierto los 365 días del año, es ahora, cuando Moments Bar trae el mejor marisco y pescado de la lonja de Santa Pola, ofrece una selección de 10 cocas alicantinas hechas en casa, una bodega de más de 400 referencias, cócteles de autor y música en vivo para animar las tardes de verano frente al mar

A diez minutos del centro de Alicante, en primera línea de la playa de Urbanova con el skyline de la ciudad en el horizonte, vistas a la bahía alicantina y el mar a los pies, Moments Bar se ha convertido en uno de los imprescindibles del verano de la Costa Blanca tanto por su oferta gastronómica basada en las brasas Josper y las mejores materias primas de proximidad como son el marisco, los salazones, los pescados de la lonja de la cercana localidad de Santa Pola, como por la amplia y variada selección de bebidas de su carta líquida. Atributos que le llevaron el pasado año a ser reconocido con un Solete Repsol, la categoría más joven de la prestigiosa Guía Repsol.

El éxito de este encantador oasis gastronómico radica en el trabajo en equipo y la dedicación absoluta de la familia Remacha Sanz al completo a lo largo de los siete años de trayectoria de Moments Bar. Así como en los más de 25 años de experiencia que habían acumulado previamente en El Capricho de Raquel desde 1993; la casa de comidas que creció en torno a los menús del día de Raquel Sanz, matriarca de la familia. Proyecto que despertó en Sergio y Raquel, sus hijos, el amor por la hostelería y que resultó el germen de Moments Bar.

Situado a pocos metros del primero y con más de 300 metros cuadrados de tamaño, los hermanos apostaron por una opción de ocio gastronómico distinta y nada tradicional: los productos locales e internacionales más exclusivos, un formato fine dining con cocina non-stop todos los días del año abarcando desde el desayuno (donde no faltan unos huevos Benedictine) hasta el aperitivo e incluso hasta las primeras copas de la noche, un interiorismo rompedor que firma Toni Espuch, un ambiente desenfadado y divertido para escapar de la rutina y una localización que mejora por momentos. Este año, en concreto, gracias al estreno de una nueva terraza lateral.

Su extensa terraza frente al mar, llena de mesas con comensales desde primera hora del día y una frondosa vegetación, ahora se amplía y solo durante el verano utiliza las mesas de Bendita Gloria, el último proyecto del grupo Moments que toma un descanso por vacaciones. Además, Moments Bar estrena una nueva terraza en su lateral que se extienden hasta la playa y que está creada con estructuras de madera que son andamios recuperados con los que también han creado las, dan un punto de color y comodidad los cojines en tonos blancos y negros de la firma española Lizzo y destaca el toldo en cuadrados de dos colores que recuerda al interior del local. Con capacidad para 30 comensales, promete ser un nuevo rincón en el que disfrutar de momentos únicos en compañía de la brisa marítima.

MARISCO Y PESCADOS, TODO A LA BRASA

Producto y brasas son los grandes protagonistas de la carta de Moments. Parrilla en la que destacan por su paso los berberechos, las almejas, el bogavante o la parrillada de verduras. Así como algunos de los pescados de su muy escogida selección como es el caso de la lubina salvaje o la corvina a la brasa, que no dejan indiferentes a nadie.

Carta para todos los gustos y momentos del día a la que entran novedades como: los mejillones cabreaos, el espárrago blanco con holandesa y torreznitos, la oreja adobada a la brasa y la raya a la brasa con jugo de callos. Y en la que se mantienen clásicos como las cocas alicantinas, de elaboración propia y artesanal. Hay hasta diez opciones diferentes a elegir en carta y entre las que destacan la coca de pulpo y la de pollo con manzana y ali-oli de queso azul.

Aunque los productos del mar ocupen un lugar destacado en su propuesta gastronómica, las brasas de Moments Bar también dan tregua a los amantes de la carne con platos como las chuletas Tomahawk de Wagyu y la de vaca Simmental acompañadas de patatas y pimientos de Padrón. Así como con sus hamburguesas a la brasa, de las que tienen siete opciones -incluida una vegana-. Entre ellas, destacan la de atún rojo, la de queso parmesano y la de cebolla caramelizada y salsa Moments.

En la parte dulce, no falta el tradicional helado de turrón de Jijona, pero sus best sellers son «vuelve a tu niñez», un postre ‘de la familia’ elaborado a base de pan, chocolate, aceite y sal y el gofre al Josper, un capricho para los muy golosos.

CÓCTELES DE AUTOR Y MÚSICA EN LAS NOCHES DE VERANO

Pero el verdadero capricho de Moments Bar se esconde en su bodega de más de 400 referencias en la que figuran una cuidada selección de champagnes como Möet & Chandon, Dom Pérignon y Ruinart, una carta específica de vinos nacionales e internacionales, cervezas y cócteles, tanto clásicos como de autor tal y como son el Momentstazo, con Roku Gin, zumo de naranja y de limón y sirope de canela; o el Valle de los Ciervos, a base de Glenfiddich 12, vainilla, jengibre y cítricos.

Selección bastante generosa que, en conjunción con la propuesta gastronómica, se convierte en el ‘perfect match’ para disfrutar de las noches de verano junto a la playa y la música en directo de su terraza de jueves a domingo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal