martes, junio 18, 2024

Oniria Teatro vuelve a la cartelera madrileña con GENTE ENCERRADA EN SITIOS

Redacción

Gente encerrada en sitios es una original y descarada comedia que nos invita a reflexionar sobre nuestro instinto de supervivencia.

Mientras su anterior montaje, Vaga y maleanta, sigue cosechando éxitos en el Bala Perdida, local que rinde homenaje a los locales clandestinos de la movida madrileña, Oniria Teatro estrena en el Teatro Lara una comedia que nos muestra hasta qué punto podemos los seres humanos comportarnos de un modo absurdo en situaciones límite.

El que se haya quedado encerrado alguna vez (y quien diga que nunca le ha pasado, seguro que miente) se verá identificado con alguno de los más de 14 personajes de esta alocada comedia.

Gente encerrada en sitios es la propuesta que trae la compañía madrileña Oniria teatro para refrescar las tardes de los sábados y domingos de agosto en el Teatro Lara de la capital. Esta desternillante comedia que, según afirman sus creadores, más de 300.000 espectadores aún no han visto, está llena de situaciones absurdas, crueles y extremas, en la que más una docena de personajes ve cómo su instinto de supervivencia y su paciencia son puestos a prueba al quedarse encerrados en lugares tan dispares como ascensores, estudios de radio, baños, trenes, hospitales, o el rellano de la escalera de su propia casa.

Interpretada por dos estupendas actrices, Colette Casas y Lourdes García, que dan vida a más de 14 personajes diferentes, esta original y descarada comedia escrita y dirigida por Enrique Montero nos invita a reflexionar, desde la risa, sobre nuestro instinto de supervivencia como seres humanos, sobre lo absurdo de nuestras reacciones en situaciones límite y sobre la falta de lógica que podemos llegar a mostrar en momentos de riesgo.

En Gente encerrada en sitios, una serie de personajes se ven, como indica su título, literalmente encerrados en sitios diferentes: un búnker en el que no se sabe si la alarma ha sido un simulacro, el rellano de una escalera que cruje demasiado y llama la atención de vecinas indeseables, una canción en bucle, un tren que nunca llega a su próxima parada, un tiroteo en un estudio de radio o una enferma terminal que no acaba de terminarse… Esas son algunas de las situaciones que los espectadores se podrán encontrar en esta comedia llena de humor negro con la que todo el mundo, de un modo u otro, se sentirá identificado, porque, ¿quién no se ha quedado encerrado alguna vez en algún sitio?

Los creadores del espectáculo afirman que Gente encerrada en sitios tiene mucho que ver con el confinamiento y las restricciones provocadas por el Covid-19, pero han querido ir mucho más allá y han partido de experiencias personales, sensaciones y reflexiones sobre la situación de encierro y las han estirado, ampliado y deformado para crear un espectáculo lleno de situaciones desternillantes. Desde vecinos que se quedan encerrados en el rellano de la escalera hasta partos en ascensores, pasando por situaciones descabelladas en estudios de radio, trenes, hospitales… Todo ello para no dejar indiferente a nadie. Detrás de cada risa hay una reflexión, y detrás de cada situación extravagante hay un equipo con muchas ganas de pasarlo bien y ofrecer un entretenimiento comprometido y de calidad. Por eso, según asegura la compañía, “una vez que los espectadores entren en Gente encerrada en sitios no querrán salir… porque, seguramente, ya no podrán”.

DOBLETE ESCÉNICO EN EL VERANO MADRILEÑO

Oniria Teatro se quedará este verano en la capital haciendo las delicias de los espectadores con un doblete escénico. Porque, además de Gente encerrada en sitios en el Teatro Lara, la compañía madrileña mantiene en cartel los domingos de junio y julio el espectáculo ácido y gamberro Vaga y maleanta, escrito e interpretado por Enrique Montero, y dirigido por Jesús Lavi, en el Bala Perdida, un local en plena calle Atocha que rinde homenaje a los sitios clandestinos de la movida madrileña de los 80. Vaga y maleanta es un espectáculo de variedades que evoca esa escena clandestina española de la segunda mitad del siglo XX para dar visibilidad a la historia y al pasado de nuestros mayores LGTBIQ+, y todo ello de la mano (y de la barba) de una maestra de ceremonias muy especial, Kiki Morgan, que nos llevará a conocer la época en la que la Ley de Vagos y Maleantes (que posteriormente se convirtió en la Ley de Peligrosidad Social) estaba vigente.

ONIRIA TEATRO es una compañía madrileña centrada en la creación contemporánea, con espectáculos y experiencias de diferentes formatos y géneros. Los pilares de sus creaciones son la investigación, la actualidad, la interacción con el público y el compromiso con la innovación y las nuevas dramaturgias. Sus integrantes son Colette Casas, Enrique Montero, Jesús Lavi y Lourdes García. Para sus primeras creaciones se inspiraron en autores clásicos del siglo XX: Lo Pinten como lo Pinter, dirigida por Jesús Lavi, a partir de una investigación sobre textos de Harold Pinter, estrenada en 2016, y Recuérdate Krapp, de Colette Casas, basada en una obra de Beckett y estrenada en el Festival Surge Madrid 2018. Pero también han estrenado textos propios, como La obra de Renoir, de Pablo Macho, dirigida por Jesús Lavi, y estrenada en 2019, Gansos o todos dicen la verdad, de Enrique Montero, dirigida por Jesús Lavi y estrenada en Burgos en 2020. Su proyecto más ambicioso hasta la fecha es Vaga y maleanta, espectáculo de variedades escrito e interpretado por Enrique Montero y dirigido por Jesús Lavi, que habla sobre la despenalización de la homosexualidad y que sigue en cartel en Madrid desde su estreno en enero de 2023.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal