lunes, marzo 4, 2024

Un millar de personas le dan la bienvenida a la Navidad en Pareja

Redacción

En el XV Certamen de Villancicos Villa de Pareja, organizado por la Agrupación Musical de Pareja, que contó con la presencia, además de las anfitrionas, de otras seis rondas más, las de Alcocer, Salmerón, Sacedón, Escamilla y Millana, Cifuentes, y por primera vez, la de Valdeolivas, localidad vecina, pero ya en la provincia de Cuenca, que hizo un repaso por su folklore popular, y dejó un gran sabor de boca. Todas ellas fueron recibidas y felicitadas por Javier del Río, alcalde de Pareja, en el año que se cumple el 800 aniversario de la instalación del primer Belén o Nacimiento.

Más de un millar de personas le han dado la bienvenida a la Navidad en el XV Certamen de Villancicos Villa de Pareja. La gran Iglesia de la Asunción de la villa alcarreña, visible a decenas de kilómetros de distancia, se quedaba pequeña ayer para acoger el calor y el cariño que toda la comarca le tiene a este acontecimiento. En Pareja, es sinónimo del comienzo de la Navidad.

De nuevo el párroco local, Javier Lucía, abría las puertas del templo para la ocasión. Su sonoridad magnificaba el encomiable esfuerzo de las siete rondas que han participado este año: Alcocer, Salmerón, Sacedón, Escamilla y Millana, Cifuentes, por primera vez la localidad conquense de Valdeolivas, y naturalmente, la Agrupación Musical de Pareja. A todas ellas les dio la bienvenida el alcalde de Pareja, Javier del Río, en presencia de los concejales locales María Tierraseca y Antonio Alcalá, así como de representantes municipales de los municipios participantes en el evento.

En un emotivo discurso, el regidor parejano agradeció, en primer lugar, la cesión del espacio a Javier Lucía, y su trabajo a María Tierraseca. Y recordó que, en 2023, se cumplen 800 años de una de las tradiciones más representativas de la Navidad: la instalación de belenes y nacimientos. Fue en la Nochebuena de 1223 cuando lo hizo San Francisco de Asís, en una ermita de Italia. “Poco a poco, esta tradición se extendió a España, a Hispanoamérica y a otros lugares del mundo”, recordó, para agradecer a continuación, el esfuerzo de los belenistas parejanos que, con gran interés, instalan cada año un nacimiento en el interior de la Iglesia y otro en Poyo Lafruta, en la Plaza Mayor. “Al contemplar estos belenes y escuchar los villancicos, me siento orgulloso de nuestras tradiciones y costumbres. Vuestras manos y voces permiten perpetuar la Navidad”, señaló. Por último, en su mensaje navideño, el alcalde de Pareja pidió “salud para los presentes y sus familias, que el don navideño “traiga la paz al mundo este año, que tanta falta le hace” y dio las gracias, una vez más, a la Agrupación Musical de Pareja, por “la enorme labor cultural que hacen a lo largo de todo el año”.

María Tierraseca se encargó de, sucesivamente, darle paso a cada una de las rondas participantes.

La Agrupación Musical de Pareja, como lleva haciendo ya años, deleitó al público con dos villancicos, ambos compuestos por María Ángeles Druet, pero con la ayuda y teniendo en cuenta la opinión de todos sus integrantes.

En su primera actuación, cantaron la ‘Losa de Nogal’. “Además actuar todo el año, mantenemos y recordamos las tradiciones, para que no se pierdan”, señalaba ayer Druet. Por eso, hicieron un homenaje a las mujeres que lavaban en el río Ompólveda, que además es también una figura insustituible de cualquier belén. “Lo estrenamos aquí para llevarlo mañana en el concurso de villancicos Ciudad Guadalajara”, contaba la parejana, contenta además del aumento de músicos, puesto que este año la Agrupación ha crecido con Paco, a la zambomba, y Tomás, a la guitarra. Como segundo villancico, hicieron ‘Las castañuelas’, ganador del concurso capitalino en 2022.

La Ronda de Alcocer no faltó a su cita con Pareja. Mayte Cervigón, una de sus integrantes, contaba ayer que iban a cantar dos villancicos: ‘Romero en diciembre’ y ‘Nos vamos a Belén’. Este año, la Ronda de Alcocer la integran 23 personas, fundamentalmente de la Asociación de Mujeres, pero también otros alcocereños, que no quieren perder sus tradiciones. “Se han apuntado cuatro hombres. Todo un logro”, señalaba Mayte. Lucieron su nuevo atuendo, recordando la fiesta medieval que Alcocer celebra en honor a las figuras de doña Mayor Guillén y de Alfonso X el Sabio. “Nos gusta venir a Pareja, la gente es muy agradable”, terminaba.

Mariano Ramírez, guitarrista de Escamilla, contaba que la Ronda de su pueblo, a la que se une la de Millana, iba a cantar ‘Navidad es Navidad’ y ‘Pobre nacía’. Mariano afirmaba que cuando hace frío, en los pueblos hay poca gente. “Este certamen, y los que se celebran a lo largo del fin de semana del puente de la Constitución, hacen que volvamos por Navidad”. El músico recordaba que el amor por estas fechas, y por su música tradicional, “lo hemos heredado de las generaciones precedentes”. Incluso hoy, son ellos quienes, a finales de octubre y primeros de noviembre convocan a los voluntarios para que acudan a ensayar. “Seleccionamos los villancicos, y los ensayamos hasta el día 2 de diciembre, que debutamos en Alocén, este año”, decía ayer. Este pasado día 6 de diciembre, se organizó una comida de Navidad en Escamilla. “Por la tarde, fuimos a la Iglesia, para presentar al pueblo los villancicos, y luego hicimos un pasacalles”, añadía Ramírez, que tenía también unas palabras de elogio a Pareja. “Somos dos pueblos unidos, Escamilla y Pareja, y se nota”, terminaba.

Oscar Balcones, alcalde de Salmerón, anticipaba que sus villancicos de este año son ‘Manolito’ y ‘Tin tin Catalina’. “Llevamos dos meses ensayando, con lo nuestro, que es la percusión tradicional”, explicaba. Como el resto de pueblos, Balcones también felicitaba a Pareja. “Fue aquí donde empezamos, hace 18 años”, decía. Salmerón tiene, este año, un extenso programa de fiestas, que incluye mercadillo navideño, la llegada del paje real, pregón de Navidad y cabalgata, que demuestra “la ilusión por juntarnos”. La actuación de ayer se la dedicaron a Mariluz Calvo, convaleciente de una enfermedad, que, afortunadamente, ya está mejor.

El grupo de villancicos de Sacedón hizo, como el resto, dos piezas: ‘Como en Belén hace frío’ y ‘Tradición, tradición’. “Llevamos dos meses preparando estas fechas, los martes y los jueves, en el local de la Asociación de Mujeres”, contaba la parejana Maria del Carmen Torralbo, que vive en Sacedón. El grupo ya ha empezado con fuerza su periplo navideño, precisamente en la tradicional zambombada de Sacedón, para luego recorrer el resto de certámenes de localidades vecinas y hermanas.

Lorenzo Casero es el puntal de la Ronda de Valdeolivas, en Cuenca. “Nos habían invitado varias veces, pero por fechas y por la pandemia, no habíamos podido acudir hasta este año”, contaba. El guitarrista conquense afirmaba ayer que la de su pueblo es una ronda pequeñita, que le pone todo el cariño para que no se pierdan los villancicos del pueblo, recopilándolos, cantándolos y musicándolos. “Siempre hubo tradición de guitarras, laúdes y bandurrias en Valdeolivas. Nosotros, la hemos recuperado”, señalaba. Para empezar, el grupo hizo un popurrí de villancicos tradicionales de su pueblo, que incluyó ‘El arado’, “el más impresionante, que muestra la pasión de Cristo en navidad”, ‘Los gozos’, “que describe la epopeya de María, José y el niño” en Navidad, el ‘Tarará’ y el ‘Carrascal’. Como segundo villancico, tocaron uno de Priego, localidad vecina de Cuenca, que se llama ‘Alegría’. Pareja les acogió “extraordinariamente”, en un escenario “maravilloso”, la Iglesia de Pareja, que tiene “una resonancia espectacular”.

Y tampoco faltó la Ronda de La Calandria de Cifuentes. Faustino Batanero contagia su alegría, y la de su grupo, allá por donde va. “La llevamos en el corazón y la transmitimos por donde vamos”, decía ayer en la Plaza Mayor de Pareja, junto a la olma nueva. La ronda cifontina mantiene todas las tradiciones locales, incluida la de pedir el aguinaldo, “aunque ahora ya no lo den como antes”. En Pareja, tocaron ‘La ronda canta un villancico’, y, por supuesto, ‘La Virgen camina a Egipto’, que es el emblema de Cifuentes.

La Ronda La Calandria tuvo la gentileza de acercase a la vivienda tutelada de Pareja, y contagiar allí su alegría a los mayores, un detalle que les agradeció, sinceramente, el alcalde de la villa alcarreña en nombre del pueblo.

Para terminar, todas las rondas recibieron como obsequio de su participación un jamón, para disfrutar juntos estas fiestas. Y, en la Plaza Mayor de Pareja, todos compartieron un caldo caliente, pan con chorizo y unos dulces, por supuesto, al son de los villancicos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal