lunes, marzo 4, 2024

Una Costa Brava de cine: ruta por cinco localidades que han sido platós de películas y series

Redacción

Desde Blanes y Lloret de Mar hasta Cadaqués o Tossa de Mar, la Costa Brava ha sido escenario de producciones cinematográficas que han puesto en valor el territorio y plasmado en la pantalla lugares tan emblemáticos como la judería de Girona, los Jardines de Santa Clotilde o el Paraje de Tudela en el Cabo de Creus

La Costa Brava y el Pirineu de Girona cuentan con atractivos culturales y naturales como plazas, playas, catedrales o jardines, que son idóneos como escenarios de rodaje para series de televisión y películas de diferente género. Esto pone en valor el destino y, por una parte, permite que más producciones de talla mundial se interesen en él para sus grabaciones; y por otra, sirve de excusa para que más viajeros descubran pueblos y paisajes maravillosos que permitirán disfrutar de un viaje de cine.

La siguiente ruta cinematográfica recorre pueblos costeros y de interior que han sido escenario de grabaciones de renombre como Juego de Tronos y Ocho apellidos catalanes. Descubrir los puntos más emblemáticos de estas localidades con la visión de que han sido platós de cine da una nueva perspectiva a cada una de ellas.

Blanes y Lloret de Mar

Las dos localidades costeras han recibido producciones cinematográficas en los últimos años, la primera en 2021 con la película Libertad, de Clara Roquet, y que pone en valor playas y calas como la de Sant Francesc. Conocida como ‘el portal de la Costa Brava’, Blanes es una localidad que se plasma en esta película con una intensa paleta de colores en la que destaca el turquesa de sus aguas. Por su parte, Lloret de Mar recibió en 2022 al elenco de La Casa del Dragón, precuela de la serie Juego de Tronos, en sus preciosos Jardines de Santa Clotilde. Situados sobre el paradisiaco entorno que ofrecen Cala Boadella y la Playa de Fenals, los jardines cuentan con un programa de visitas teatralizadas inspiradas en esta serie.

Girona

La sexta entrega de la serie Juego de Tronos (2015) tuvo como escenario de grabación diversas zonas del casco antiguo de la ciudad. Los amantes de la serie identificarán escenas de Jaime Lannister en las escaleras de la Catedral de Girona, en el Call o la judería, además de otras escenas de Arya Stark luchando por sobrevivir en Bravoos, que tuvieron como escenario el monasterio de Sant Pere de Galligants. El puente de Gómez, que atraviesa el río Onyar, también se convirtió en plató de cine en la película Tengo ganas de ti, protagonizada por Mario Casas y Clara Lago en 2011. Tras esta escena, el puente se ha convertido en una localización icónica y muy romántica.

Cadaqués

La luz del fin del mundo (1971), basada en la novela homónima de Julio Verne, con actores como Kirk Douglas, Yul Brynner, Samantha Eggar y el español Fernando Rey, tuvo como escenario principal de rodaje el Paraje de Tudela en el Cabo de Creus. Ubicado en la zona más oriental de la península, en la frontera con Francia, el Paraje de Tudela cuenta con paisajes rocosos que recuerdan a la luna y que Salvador Dalí catalogó como un sitio creado por los Dioses que debía permanecer intacto. Como dato curioso, Brynner coincidió con el artista catalán durante su estancia en Cadaqués para el rodaje y le visitó en su casa taller de Portlligat, actualmente uno de los tres museos que conforman el Triángulo Daliniano.

Monells

La conocida película española, Ocho apellidos catalanes (2015) —secuela de Ocho apellidos vascos—, con Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde y Rosa Maria Sardà, tuvo como escenario de grabación la gran plaza porticada medieval, Jaume I, en la que sucedieron las escenas centrales del filme. Este rincón del Baix Empordà, cuenta con un precioso legado medieval que vale la pena descubrir, no solo en las escenas de la conocida película.

Tossa de Mar

Las playas de esta preciosa localidad de la Costa Brava son una silueta plenamente reconocible en la película Pandora y el holandés errante, de 1951. Esta producción estadounidense, con protagonistas como Ava Gardner, tuvo como platós a la playa Grande, la Mar Menuda y playa d’Es Codolar, así como el recinto amurallado del pueblo, con más de ocho siglos de historia, la torre del Homenaje y la iglesia de San Vicente. Las playas de Tossa de Mar y la Vila Vella son los escenarios perfectos para un viaje de

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal