martes, junio 18, 2024

Carlos Cabra: “En esta profesión siempre hay un personaje que te descubre como actor y que te pone a otro nivel”

Texto: Sandra Cuenca/ Fotos: C.C.

El actor jerezano, Carlos Cabra, nace profesionalmente en el teatro y a lo largo de su carrera se ha “buscado la vida” para convertirse en el actor que es ahora. Su personaje de “Capi” en la serie “La Novia Gitana” (Atresplayer), estrenada recientemente, ha sido uno de sus mejores trabajos y él lo sabe, por lo que volveremos a verle en la segunda temporada.

Carlos Cabra empezó con 12 años a hacer teatro amateur, a partir de ahí comienza su carrera participando en todos los estilos teatrales que existen. No estudió Arte Dramático por lo que se tuvo que buscar la vida para aprender las diferentes técnicas de interpretación, “tuve la suerte de trabajar con gente buena”, reconoce el actor, “he hecho pantomima, sainete, teatro independiente…”. Recuerda que empezó a vivir de esta profesión con algo más de veinte años y con treinta y pocos se fue a Francia “por un toque que le dan en la cabeza”, se había enamorado. Allí aprovechó para hacer cursos con gente del Actors Studio de Nueva York, sabiendo que todo lo que se proponía acababa haciéndolo. Es en la capital francesa donde realmente empieza a hacer cine, en 2003 participa en la película “La Classe du Brevet”, para la televisión francesa. Después de Francia vuelve a España, aunque antes había estado en Taiwán y Paraguay

Eres un actor que nace en el teatro, además haciendo diferentes estilos, ¿se aprende más de esta profesión tocando un poco de todo?

No sé si se aprende más o menos, sé que echaba mucho de menos el haber podido entrar en Arte Dramático en Madrid o en Sevilla, pero no tuve la oportunidad de hacerlo, así que, tuve que aprenderlo de otra manera, mucho más lento, evidentemente. Pero hacerlo trabajando y probando en todos los estilos es donde se aprende, yo aprendí, y lo hice con seguridad, subiendo la escalera peldaño a peldaño y comprendiendo cada fase y cada estilo.

Has participado en series de televisión, has hecho cine y teatro, si tuvieras que elegir una, ¿te quedarías con el teatro?

Si hablamos a nivel espiritual y moral, sí. El teatro proporciona satisfacciones que no las proporcionan la televisión o el cine, son formatos muy diferentes. Es lo mismo que pasa con la “La Novia Gitana”, si la gente compara el libro con la serie se están equivocando, son diferentes aunque tengan la misma base. En lo material es una repercusión económica mucho más importante, para el artista, en la televisión que en el teatro. Los que hacemos teatro somos un poquito locos, porque no vas a cobrar lo mismo que en cine o televisión.

Eres actor de reparto, no paras de trabajar, ¿crees que los actores secundarios en España están un poco encasillados?

Yo he ido picoteando por méritos propios, es decir, el trabajo ha llamado al trabajo. No soy una persona que goce de celebridad o que sea un secundario muy conocido, hay otros compañeros que sí lo son. También he protagonizado películas, pero no creo que estén encasillados. Es verdad que la tendencia en el mundo del cine y la televisión es que cuando haces un personaje, que sale redondo, te quieren ver siempre ahí. Creo que los personajes que he hecho son un poco malotes, pero eso no quiere decir nada, todos son muy diferentes. La tendencia ahora es no arriesgarse y esto no va en contra de los directores de casting, pero ellos tienen una imagen tuya y quizás no intentan probar otro tipo de cosas. Afortunadamente, hasta ahora no me había pasado, pero sé que a partir de aquí, con el personaje de “Capi” me va a pasar. Creo que he bordado el personaje, que he hecho un buen trabajo y ahora lo mirarán desde ese punto de vista. He tenido la suerte de trabajar con Paco Cabezas en “La Novia Gitana” y en Francia con gente que no ha mirado ese tipo de encasillamiento, sino que te han querido por tu calidad de actor y lo que tú podías dar.

¿Hay algún papel protagonista que te gustaría hacer?

No tengo ninguno en mente ahora mismo, pero tendrían que ser personajes que tuvieran chicha y desarrollo, me da igual que sea protagonista o de reparto. Mi interés es vivir la vida de los demás, que es lo que hacemos los actores. Por eso, si tiene carne como “Capi”, si se le pueden dar colores y divertirme interpretándolo, dándole un montón de lados para que todo el mundo lo vea como un prisma espectacular de emociones… eso suelen darlo los protagonistas, no los de reparto. Pero me da igual, cualquier personaje es bueno si está bien desarrollado.

En las series, suele haber un personaje secundario que llama la atención, a veces, más que los mismísimos protagonistas…

Si, bueno, ya sabemos que el protagonista tiene que tener una guardia real de secundarios para sostenerlo y si es uno de los buenos sabrá utilizar esa base para estar arriba y, sobre todo, le hará potenciar su papel protagonista. Benito Zambrano, por ejemplo, director y amigo, utiliza actores para decir una sola frase porque no quiere dejarlas en manos de figuración especial. Es verdad que hay algunos personajes de reparto que destacan, que están muy bien hecho y de los que te gustaría ver más.

Hablemos de tu último trabajo en la serie “La Novia Gitana” y que la emisión de su primer capítulo, en abierto, tuvo más de dos millones de espectadores. ¿Qué crees que tiene esta serie para haber enganchado a tanta gente?

La serie lo que tiene es un director espectacular, Paco Cabezas, es una persona que ama el cine sobre todas las cosas y que tiene una capacidad creativa bestial. La serie, además, tiene un lenguaje poco visto hasta ahora, Paco trabaja los colores, aspectos que otros directores no lo hacen en el cine o la televisión. El mundo de los gitanos es de colores marrones, de colores tierra y eso lo ha cuidado muchísimo. La banda sonora, si se escucha con atención, es muy interesante, está bastante estudiada. Todo lo que gira en torno a los gitanos se ha respetado muchísimo porque se sabía que era uno de los momentos más delicados. Además, todos los actores o somos gitanos o tenemos sangre gitana, los “entreveraos”, yo lo soy por mi abuela materna. La serie está hecha con mucho respeto. “La Novia Gitana” tiene un ritmo muy bueno para mi gusto, algo difícil de conseguir y los personajes los desarrolla de una manera excelente. Mi personaje creo que solo aparecía en dos páginas del libro y, sin embargo, en la serie aparece en 7 capítulos de los 8. Creo que la serie pega el pelotazo porque tiene un casting muy bueno y porque el nivel de todo el equipo ha sido fantástico.

Tu personaje, “El Capi”, ¿qué nos puedes contar de él?

El Capi es un gitano que posee una empresa de antigüedades, está al margen de la sociedad y es un patriarca, el capo de una pequeña mafia, podríamos decir. A su primo le matan dos hijas, con una diferencia de seis meses, él vive en el mundo payo y se aleja del mundo gitano porque está casado con una paya. Mi personaje es un radical que cree solamente en la justicia gitana. Yo no quiero meterme hasta que él me lo pide, que es cuando se da cuenta que no está funcionando en la parte paya.

¿Te has preparado el personaje de alguna manera especial?

Me ha ido viniendo todo un poco, sobre la marcha. Hago el casting en Madrid mientras estoy viviendo en Jerez, una tierra en la que no existe el racismo hacia el gitano, estamos todos mezclados. Yo vivo en el corazón de uno de los dos barrios flamencos más importantes de Jerez, que es San Miguel, por lo que me he criado con ellos, me siento parte de ellos y del flamenco, por supuesto. Antes de empezar a rodar la serie le pregunté a Paco como quería el personaje de Capi y con qué acento, él en un principio era un gitano del Rastro de Madrid, y claro, el gitano de Madrid no habla igual que el de Jerez. El director me dijo que le encantaba el acento de mi tierra, que le parecía muy elegante, por lo que quiso hacerlo con ese. Me ha ayudado muchísimo el haberme venido a Jerez después del confinamiento y, el hecho de volver y poder ver a toda la gente con la que me he criado, me ha venido muy bien, además ha sido de una manera muy natural.

¿Qué te ha dicho la gente de tu barrio de Jerez cuando te han visto en la serie?

Tengo que decir que la ha visto toda la Plazuela, por lo que yo tenía mucho interés en que saliera bien. Les ha encantado por ahora, la reacción del mundo gitano, que yo sigo muy de cerca, ha sido buena. No se está estereotipando demasiado a los gitanos, mi personaje es una “mijita” delincuente, pero es un tío muy honesto y con unos valores muy claros, equivocado o no, él hace las cosas como cree que debe hacerlas. Y el personaje de Moisés, mi primo, es un tipo que vive de una manera muy normal y que tiene una empresa de bodas, bautizos y comuniones, se busca la vida.

 ¿Hay algún proyecto que tengas y del que nos puedas hablar?

Hay un par de cosillas en el aire. Hay un director canario que quiere que protagonice una película y, hay un proyecto para una serie donde me quieren de fijo. Y te puedo contar que habrá segunda temporada de “La Novia Gitana” y yo estaré en ella. Ahora hay que ir viendo un poco la repercusión de la serie, que yo creo que hasta que no se emitan los 8 capítulos no lo sabremos. Pero, estoy seguro de que “La Novia Gitana” va a tener proyección internacional, creo que va a dar grandes satisfacciones. De compañeros y compañeras de profesión estoy recibiendo halagos, dicen que este va a ser el personaje que me pondrá arriba… en esta profesión siempre hay un personaje que te descubre como actor y que te pone a otro nivel. Mientras rodaba la serie he sentido, que estaba haciendo algo bueno y eso pocas veces me ha pasado.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal