sábado, marzo 2, 2024

Cecilia Gessa: «Me gusta mucho dejar que el espectador saque sus propias conclusiones»

Texto: S. Cuenca

La directora madrileña, Cecilia Gessa, nos presenta su último cortometraje «Despierta» protagonizado por Mónica Bardem y Eulalia Ramón

Cecilia Gessa ha producido y dirigido «Despierta«, un cortometraje que habla de la relación amorosa entre dos mujeres de 60 años, donde da voz a la sexualidad, al amor, a la intimidad y a las segundas oportunidades. Cecilia está muy comprometida con todos y cada uno de los problemas que en algún momento sufrimos las mujeres y a través de sus proyectos consigue crear historias maravillosas que no dejan indiferente a nadie.

Gessa, recibió el Premio Linda Chacón, en 2022, al reconocimiento de la mujer por su trabajo profesional como productora y directora en el mundo del cine. Al año siguiente, en 2023, La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y Greenpeace la galardonaron con el Premio Rayo Verde, por su compromiso con los valores medioambientales y sociales. «Despierta» se está proyectando en varios festivales españoles y en Nueva York, está teniendo buen recorrido, aunque la directora reconoce que está teniendo más acogida en los festivales LGTBI, cosa que agradece.

Eres actriz, directora y productora… ¿se puede hacer todo a la vez sin perder la cabeza?

Desde que fundé Gessas Producciones en 2017, en aquel momento estaba con una obra de teatro que también producía yo en el Teatro Lara, «Extafadas«, me di cuenta que no era posible estar como actriz, directora y productora. Es mucho estrés, no por mi, yo soy capaz de diferenciar el momento en el que estoy, pero por parte de las compañeras no siempre es así. Reconozco que yo quería centrarme en la dirección, que es realmente lo que me gusta, por lo que decidí dejar apartado lo de actriz por un tiempo, aunque nunca se sabe si en algún momento volveré a actuar. La realidad es que si quiero sacar mis proyectos adelante no me queda otra que centrarme en la dirección y en la producción.

En la mayoría de tus proyectos das voz a las mujeres y a sus problemas ¿Crees que es algo necesario aunque te llamen feminista?

Para mí si es necesario, sobre todo porque ese tipo de historias siempre se han contado desde el punto de vista de los hombres, por eso creo que ya es hora de que nosotras contemos nuestras propias historias. A ver, que un hombre puede meterse en la piel de una mujer, puede crear un perfil maravilloso y ser totalmente coherente, pero pienso que tenemos que ser nosotras mismas las que tengamos esa oportunidad. El tema de «Princesa» que sigue muy de actualidad, por ejemplo, creo que no debemos obviarlo ni acostumbrarnos a ello. Están siendo asesinadas mujeres cada vez más a manos de sus parejas, creo que esto que está pasando no es algo normal, por eso es necesario seguir hablando de la violencia de género. Por otro lado está «Despierta«, que está llamando mucho la atención porque es un tema del que no se ha hablado prácticamente y sin embargo existe. Yo lo veo a mi alrededor, se ha hablado de relaciones entre hombres, pero no entre mujeres, al menos de mujeres más adultas. Es importante abrir el debate ¿no?

¿Cómo surge la idea de crear tu propia productora, Gessas Producciones?

Porque era la única manera de profesionalizar, digamos, mis proyectos. Al final, tú puedes rodar cortometrajes, puedes hacer teatro, puedes hacer lo que quieras, pero si no hay un sello de una productora detrás, es como que no te toman tan en serio. Entonces, como yo soy bastante seria en lo que me propongo y creo que, además, por ser actriz primero y luego directora, es algo bastante normal. Pero debo decir que me he encontrado con personas que creen que soy una actriz queriendo dirigir. Esa no es la manera de enfocarlo, yo quiero contar historias y, en este caso, creo que estoy capacitada, que tengo la energía suficiente y que estoy en el momento adecuado, tanto a nivel personal como profesional, para poder contar o abordar dependiendo que historia.

Hablemos de Despierta ¿Qué va a encontrar el espectador en este cortometraje?

Va a encontrar dos maneras diferentes de afrontar una misma situación, dos mujeres que son amigas y que de repente vuelven a retomar lo que es la pasión. Estos personajes los hemos trabajado muy bien, porque aunque sea un cortometraje de 11 minutos hay todo un trabajo previo sobre la relación que estas dos mujeres tienen. Es una relación, por parte de María, que para mi es mucho más valiente en cuanto a que piensa que va a ser sincera con ella misma y voy a dejar esta vida que ya no me pertenece, esa vida que ya no me da absolutamente nada y voy a apostar por darme una segunda oportunidad en el amor, en la pasión, en la sexualidad y en esos pequeños detalles de querer estar con alguien. Y, sin embargo, en el caso de Ana, es más egoísta y lo quiere tener todo y sobre todo y muy importante, no quiere renunciar a su estatus social, no quiere tener que dar explicaciones… Que de alguna manera también es valiente o arriesgada, digámoslo así, porque está viviendo una vida perfecta de cara a su familia y, sin embargo, también me parece muy interesante lo fuerte que es o la capacidad que tienen ciertas personas, para manipular a otras, de tal manera que en este caso el personaje de María lleva 7 años aguantando que la mujer a la que ama siga casada con su marido, imagínate. Ella esta disfrutando de lo que tienen entre ellas pero, por otro lado, está sufriendo porque tiene que compartir a esa mujer. La capacidad que tiene el personaje de Ana, las promesas.. pero al final, existe una manipulación. Me parece como muy interesante, partiendo de ahí ¿no? de como consigue mantener engañada a su amante con promesas de que va a dejar a su marido.

¿Cómo ha sido contar la historia de María y Ana en solo 11 minutos?

Pues ha sido difícil, no te voy a engañar, pero como tenía muy claro como lo quería contar, hasta quité planos, quité frases… quería sobre todo plasmarlo a través de sus miradas. Primero, quería generar esa intimidad entre ellas dos, que se notara que se conocen bien, que tienen mucha familiaridad, que no hace falta que se hablen, es decir, que ya tienen una trayectoria. Porque a ver, tu puedes falsearlo, pero ese trabajo previo que hicimos entre ellas ayudó mucho. Hay algo muy importante en estos 11 minutos: el silencio, el silencio me ayudó mucho a acotar ese tiempo. Me gusta mucho dejar al espectador que saque sus propias conclusiones, por eso creo que los cortometrajes no se deben alargar porque si. Fue difícil, había momentos muy chulos pero yo aposté con dejar al espectador con un poquito de ganas, de hecho, el final se queda como abierto, aunque a la vez está muy claro, me gusta jugar con las sensaciones que a ti te llegan. Creo que al final acerté con lo que quería transmitir.

La historia de dos mujeres que tienen 60 años, que han sido amigas y deciden reconocer que están enamoradas ¿Es una historia de amor? ¿Es una historia de sexo?

Si yo ya las hubiera colocado, por ejemplo, en un restaurante, como son amantes estarían bastante más cohibidas, yo quería que esto fuera en un sitio neutro pero a la vez un sitio intimo para que ellas pudieran ser realmente ellas, y, ¿Cuándo eres más tú? ¿Cuál es la diferencia entre amigas y amantes? la sexualidad. En este caso ellas están pasando otro fin de semana más, disfrutando de ese tiempo juntas, de su sexualidad, del cariño, de sus momentos íntimos… y que mejor que una habitación de hotel. En esa cama y con esa intimidad es donde ellas van a ser más sinceras y más reales. No puedo decirte que el sexo es secundario, es muy importante y precisamente creo que cada uno puede priorizar, ahí yo no me meto, pero lo que sé es que estas dos mujeres lo que tienen en común es que se aman y se desean, por lo que mantienen relaciones sexuales, pero es secundario en esta historia. Ahora bien, por otro lado no es secundario, ¿por qué? porque si no hubieran seguido siendo amigas… aquí lo que hay es la pasión, la chispa de la vida, ósea, algo que estaba adormecido y que de repente sale. La prioridad aquí es que estas dos mujeres se aman, se aman con todo lo que conlleva amarse, sin pensar en si tienen 60, 40 o 20 años. Yo necesitaba que estuvieran de esta manera para mostrarlas tal y como son.

Habrá mujeres que descubran en tu cortometraje una historia con la que se pueden sentir identificadas ¿Qué les dirías?

Que fueran valientes, quiero decir que deben pensar en ellas, que sean egoístas, porque muchas veces estamos pensando más en el qué dirán… no, piensa en ti y en lo que realmente sientes, en si te quieres dar una segunda oportunidad, en si quieres volver a sentir esas mariposas, esa pasión y esa alegría… pues venga! o no, como el personaje de Ana que prefiere llevarlo en la intimidad y mantener ese matrimonio. Y el personaje de María que es muy libre y desde mi punto de vista es más valiente.

Las actrices, Mónica Bardem y Eulalia Ramón ¿Cómo ha sido trabajar con ellas?

Una maravilla, son dos mujeres con un carisma impresionante, son dos actrices de raza muy comprometidas y a las que les gusta mucho ahondar y hacerse preguntas, yo creo que es interesante porque para llegar a lo que se ve finalmente son pequeñas sutilezas, creo que son las perfectas, no podría imaginar a ninguna otra, la verdad. Ambas tienen mucha personalidad y unas bellezas increíbles. A mi personalmente me fascinan y estoy enamorada de las dos.

¿Puedes contarnos nuevos proyectos?

Ya terminé, que la he empezado a mover, el argumentado de «Princesa«, el corto sale del largometraje que estaba hecho mucho antes y comparten a Nerea Barros como actriz. Ella protagonizó el cortometraje y estoy muy feliz con ese proyecto, la verdad. Luego tengo otro de teatro que será ya para el 2025, esto va muy lento y que se llama «Amor puro«, del escritor, Luisge Martín, maravilloso, con una historia fascinante de dos hombres. Luego tengo otros cortometrajes y estoy en busca de financiación, que esa es la parte de la productora, y varios proyectos más, ya que no puedo parar quieta.

¿Vas a seguir dando caña a todos estos temas femeninos?

Por supuesto, pero también tengo historias sobre la adolescencia, por ejemplo «Nuestros Hijos«, estos problemas los tengo abordados desde muchos lugares, pero si que quiero seguir dando voz a estas situaciones que podemos vivir las mujeres.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal