jueves, junio 13, 2024

Cinco avances tecnológicos que día a día contribuyen con el medioambiente

Redacción

Patinete eléctrico, placas solares, bioplásticos, bombillas LED o monedas virtuales son algunos de los avances tecnológicos de uso cotidiano más amigables con el medioambiente

La energía fotovoltaica supone un ahorro del 50% en el consumo energético anual

El 85,3% de los españoles se muestran a favor de utilizar energía verde en su vivienda

Las bombillas LED consumen entre un 80 y un 90% menos energía que las convencionales

La revolución digital ha traído consigo grandes avances tecnológicos que han cambiado la forma de vida en la Tierra. Sin embargo, la fabricación de productos, el uso de los mismos y la disposición final al terminar su vida útil suponen un gran impacto ecológico que  hace necesario un cambio hacia modelos más amigables con el medioambiente. Alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, cuyo fin es proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible, existe una variedad de desarrollos tecnológicos que contribuyen a la preservación del medioambiente. Desde SotySolar, compañía especializada en la energía procedente del sol, han recopilado cinco avances tecnológicos que cotidianamente contribuyen con el medioambiente:

Placas solares: Uno de los principales avances tecnológicos para el sector medioambiental es la energía renovable, una apuesta segura para frenar el cambio climático al no emitir gases de efecto  invernadero y ser fuentes de potencia inagotable. Según la compañía SotySolar, una instalación fotovoltaica consigue un ahorro promedio del 50% en el consumo energético y, si se cuenta con baterías de almacenamiento, se puede alcanzar hasta un 85%. La luz solar como alternativa a las centrales eléctricas tradicionales cada vez recibe mayor apoyo político y social, ya que, según el Estudio de Energías Renovables de la compañía, el 85,3% de los españoles se muestran a favor de utilizar energía verde en su vivienda.

Bombillas LED: Otro adelanto tecnológico que colabora con la reducción del consumo eléctrico son las bombillas de bajo consumo, que aportan la misma intensidad lumínica y consumen entre un 80 y un 90% menos que las convencionales. Al no contener mercurio o gases contaminantes, su diseño adaptable a cualquier ambiente y su vida útil elevada les proporcionan un alto valor ecológico.

Patinetes eléctricos:  Dentro del transporte sostenible, el patinete eléctrico es una de las opciones más rentables ya que conlleva una inversión económica y mantenimiento mínimo. Pero lo más importante, no contaminan y contribuyen a reducir los niveles de gases de efecto invernadero que se envían a la atmósfera. En comparación con un coche, un patinete eléctrico genera un ahorro económico de entre 60% y 93% por cada 100km.

4. Monedas virtuales verdes: Desde la aparición en 2009 de las criptomonedas (la primera fue el Bitcoin) han pasado a ser una opción muy considerada. No obstante, conllevan un elevado consumo energético por su proceso de minado. Con el objetivo de minimizar la huella de carbono asociada, se han desarrollado modelos alternativos con un bajo impacto medioambiental: las denominadas criptomonedas ecológicas. Por ejemplo, el Cardano es 1,6 millones de veces más eficiente energéticamente que bitcoin.

5. Uso de plásticos PCR o bioplásticos: Por su versatilidad, el plástico es uno de los elementos más empleados en la mayoría de los artículos que están presentes en la vida cotidiana pero también es un producto altamente contaminante. Según un informe, se estima que en 2050 la industria del plástico sea responsable del 20% del consumo de petróleo global. Tomando consciencia de ello, se están desarrollando nuevos materiales más amigables con el medio ambiente, como los plásticos PCR, compuestos de tereftalato de polietileno, una resina que puede ser reutilizada, gracias a un proceso de recuperación, o los bioplásticos, un material producidos a partir de productos vegetales como fibras de madera, cáñamo, lino o algas. Actualmente estos materiales ya se emplean en la fabricación de dispositivos tecnológicos como smartphones u ordenadores portátiles, entre otros.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal