lunes, mayo 27, 2024

Cinco planes para disfrutar de una escapada otoñal a Argelès-sur-Mer

Redacción

Con la llegada del otoño, la localidad francesa de Argelès-sur-Mer, a tan solo 25 kilómetros al sur de Perpiñán, se convierte en un refugio pintoresco para aquellos que buscan una escapada cerca de nuestras fronteras sobre la costa mediterránea. Con su clima suave, paisajes impresionantes, donde los Pirineos se sumergen en el mar, y una rica herencia cultural, Argelès-sur-Mer, es el destino perfecto para disfrutar de cinco planes inolvidables durante esta temporada otoñal:

Descubrir sus senderos por la costa
El otoño es el momento ideal para explorar los senderos costeros que serpentean a lo largo de la costa de Argelès-sur-Mer. Descubrir la belleza natural de la región mientras se camina por los acantilados, rodeado de vistas panorámicas al mar Mediterráneo y en el que los colores otoñales brotan, hacen que estas caminatas sean aún más especiales.

Visitar el parque del Castillo de Valmy
Una visita ineludible para sumergirse en la historia de la región es el Castillo de Valmy. Este castillo del siglo XIX ofrece una mirada fascinante a la arquitectura y el arte de la época. Si bien el interior del castillo es privado, el parque, abierto al público, ofrece unas maravillosas vistas de la ciudad y una de las más bonitas de los Pirineos Orientales.

Deleitarse con los sabores de la costa mediterránea
Disfrutar de los sabores auténticos de la cocina mediterránea en los encantadores restaurantes de Argelès-sur-Mer, en los que se fusiona la gastronomía de influencia catalana con la francesa es otro de los planes recomendables de este destino. Una amplia oferta basada en productos kilómetro cero, como el pescado fresco, mariscos y deliciosos productos para degustar en un ambiente relajado junto al mar. Experiencia que se puede completar con el paseo por sus mercados en el centro histórico de la ciudad. Todos los días, el pescado fresco para su venta directa llega al Quai du Môle, en el puerto. Los miércoles y sábados es el turno del mercado tradicional, mientras que los domingos, los productores locales de frutas, verduras o quesos, muestran y venden a sus visitantes su excelente producto.

Pasear en bicicleta por sus viñedos
Argelès-sur-Mer es también conocida por su producción de vinos excepcionales y estas primeras semanas de otoño se convierten en el momento perfecto para disfrutar de un paseo por las viñas. Alquilar bicicletas para explorar los viñedos locales mientras se disfruta de catas de vino en bodegas cercanas, es una experiencia que permite combinar la enogastronomía con el turismo activo.

Apurar los últimos días de playa
Esta encantadora localidad puede presumir de 300 días de sol al año. Por ello, aprovechar la temporada baja en las playas de Argelès-sur-Mer, disfrutando del sol suave y las aguas templadas del Mediterráneo, ya sea para tomar el sol o dar un relajante paseo por la orilla, son en esta época una experiencia plena de tranquilidad y relax.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal