miércoles, junio 19, 2024

Francisco Javier Pastor: “Casi siempre me cogen para hacer papeles de malo”

Texto: S. Cuenca/ Fotos: F.J.P.

El actor Francisco Javier Pastor tiene un físico que no pasa desapercibido, con 2,05 metros de altura se ha hecho un hueco en la ficción española y más concretamente en el género de acción. Es licenciado en Filología Inglesa, pero su pasión es el mundo del cine, por ello es actor desde el 2005. En «Luimelia» hizo el papel secundario de Pedrito, en «EL Continental» se metió en la piel del boxeador Marcelo, en «Amar es para siempre» fue Yago, en «La Casa de papel» hizo el papel de un mercenario serbio llamado Dragan y en otras producciones anteriores adquirió diferentes roles de tipo ejecutor como en «Los fantasmas de Goya» o de torturador de Antonio Pérez en «La Princesa de Éboli«, entre otros, y reconoce que esos papeles son los que le gusta interpretar.

Hace 17 años decidió presentarse a un casting, el mundo del cine le había gustado desde siempre, y cuando creía que no le iban a llamar lo hicieron. Esa fue su primera película, “Los fantasmas de Goya” del director Milos Forman. “Lo de ser actor me vino un poco de sopetón, la verdad es que no me lo esperaba”, recuerda Javier. Cree que para ser actor hay que ser muy versátil, tener don de gentes, ser paciente y saber estar, sin olvidarse de la buena memoria.

¿De pequeño ya soñabas con ser actor?

No, que va. De hecho soy muy géminis, soy una persona muy tímida, pero cuando estoy actuando me desinhibo. Te diré más, me considero una persona poco sociable que no sabe interaccionar con la gente, pero como actor cambio el chip, además siempre me cogen para hacer papeles de malo.

¿Eres de lo que cuando acaba el rodaje y te vas a casa desconectas?

Para serte sincero siempre tienes un rato en el que te quedas como en pausa, en el que piensas en tu personaje y en lo que has hecho o no, pero bueno, luego consigues dejarlo a un lado y desconectar. Creo que a nivel mental el trabajo se va a casa contigo.

Eres uno de los actores españoles que no para de trabajar, ¿cómo llevas ese ritmo y como compaginas tu vida profesional con la personal?

Pues haciendo muchos malabares, la verdad, tengo una hija de 18 años y un hijo de 5, pero se consigue. Llevo una vida muy tranquila fuera del mundo de la interpretación y eso me permite compaginar, aunque a veces hay que decir que no a ciertos proyectos, ya sea porque son al mismo tiempo o porque no se puedan compatibilizar.

Has estado 3 años en la serie “La Casa de papel”, una serie que ha triunfado ¿cómo fue la experiencia?

Como sabrás, los dos primeros años la emitía Antena 3 y comenzamos con una gran audiencia, casi dos millones y medio de espectadores a nivel nacional, pero a medida que fue pasando el tiempo, no sé si por el horario o por la publicidad, la serie empezó a perder audiencia, nos quedamos con un millón setecientos mil. Le dieron carpetazo y cuando Netflix empezó a emitirla pegó el pelotazo. Mi personaje, Dragan, ha sido pequeño, era uno de los serbios que apoyaba a la banda, pero es verdad que hemos tenida cierta importancia en la trama.

¿Crees que las plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime están consiguiendo que los actores y actrices trabajen más?

Mi visión personal es que sí, pero depende de con quien hables te dirá una cosa u otra. Por ejemplo, el otro día hablaba con un productor y distribuidor de una película y me decía que tenía miedo a que la gente joven, que consume mucha ficción en este tipo de plataformas, no fuera al cine a ver su película y para el eso sería un fracaso. Lo que dejan las plataformas a los productores es una miseria, sin embargo en las salas de cine se saca más. A nivel laboral, a los actores y actrices nos ha venido bien, pero a nivel producción ha supuesto algo completamente diferente.

¿Qué te ha enseñado esta profesión?

Muchas cosas, que siempre hay que mirar a todo el mundo por igual, por ejemplo, cosa que yo ya tenía esculpido a cincel desde pequeño y, que el mundo del arte es muy bonito, que te atrapa sin darte cuenta.

Tienes un físico muy llamativo, 2,05 metros de altura, por lo que imagino que los personajes que has interpretados han estado muy ligados a ese físico, de malo malísimo, ¿qué papel no has hecho y te gustaría hacer?

Te voy a reventar un poco la pregunta, en el buen sentido de la palabra, por ejemplo, yo tengo un compañero que mide 1,92 metros y a él siempre le cogen para personajes cómicos, no me preguntes porqué, a mí me gusta más el cine de acción que el de comedia. Yo me siento como pez en el agua en el género de acción, aunque también en esta última película que he rodado, que es un thriller psicológico y mezcla el misterio y el suspense, me he encontrado a gusto. Pero es verdad que en el cine siempre hay estereotipos y quien diga lo contrario miente.

Si te ofrecieran una comedia romántica… ¿te lo pensarías? 

Me lo pensaría, pero estaría más cómodo en el mundo de la acción. Me transformo cuando hago personajes de ese género, yo soy un tío bonachón y es como que cambio totalmente de rol, me disfrazo de alguien que no soy y eso me gusta. Con la comedia es como que me siento un poco más forzado, porque realmente soy una persona seria y no soy mucho de reírme. Dicen que los actores deben adaptarse a todo tipo de género, pero yo me siento mucho más cómodo haciendo proyectos de acción.

La nueva película que se estrena en octubre, “Los renglones torcidos de dios”, dirigida por Oriol Paulo, ¿Qué puedes contarnos de tu personaje?

No te voy a dar muchos detalles, pero es como una mezcla entre el personaje del indio en “Alguien voló sobre el nido del Cuco” y el personaje de John Malkovich en “De Ratones y hombres

¿Algún proyecto más que nos puedas contar?

He rodado la segunda temporada de una serie que ha pegado fuerte en la primera, no te puedo decir mucho más, ya sabes que firmamos contrato de confidencialidad, pero hago un personaje que provoca incomodidad y misterio a los protagonistas.

¿Hasta dónde te gustaría llegar en tu carrera de actor?

 Me gustaría llegar a lo máximo, pero ya tengo 45 años y aunque me desenvuelvo bien con el inglés siempre tienes que tener cierto gancho para poder llegar a mundos más amplios. No lo sé, me gustaría destacar un poco más a nivel nacional y si en algún momento se me propusiera algo a nivel internacional, encantado de escuchar la propuesta.

Si quereis saber más de nuestro actor, Francisco Javier Pastor, os invitamos a entrar en su pagina web https://www.javier-pastor.net/

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal