lunes, marzo 4, 2024

Islandia, mes a mes: PLAY recomienda los eventos imprescindibles de 2024

Redacción

Islandia está en la lista de deseos de muchos viajeros y se postula como uno de los destinos favoritos de cara al nuevo año. La cuestión es, ¿Cuándo es mejor viajar a Islandia: en invierno (vetur), primavera (vor), verano (sumar) u otoño (haust)? PLAY, la aerolínea islandesa de bajo coste, ha recopilado las citas principales de 2024 a fin de facilitar la planificación del viaje a la “tierra de hielo y fuego”

Temporada baja: de octubre a abril

Con la llegada oficial del invierno en Islandia, se inaugura también la temporada de las auroras boreales. Y octubre se presenta como el momento propicio para ir a la caza de las “luces del norte”, uno de los fenómenos naturales más buscados. Por su parte, Islandia es uno de los tres países del mundo donde se pueden visitar las cuevas de hielo que se forman en los bordes de los glaciares, desde noviembre hasta marzo aproximadamente.

La Navidad es una época mágica, pero especialmente en Islandia… Y es que los islandeses empiezan a celebrarla 13 días antes, tantos como los Yule Lads, los duendes encargados de repartir los regalos. Y es que, aunque Reikiavik es una ciudad moderna y cosmopolita, Islandia es un país de tradiciones arraigadas. Prueba de ello es el Festival “Thorrablot”, cuyo nombre deriva de Thor, el dios del rayo en la mitología nórdica. El año comienza con esta celebración, en la cual la comida tradicional islandesa —especialmente apta para paladares atrevidos—, es el ingrediente principal. Destacan el hákarl (tiburón fermentado), la svið (cabeza de oveja), o el hrútspungar (testículos de carnero). El primer día se conoce como “Bóndadagur” o el Día del Campesino, el cual está dedicado a los hombres. La festividad culmina con el llamado “Konudagur” o el Día de las Mujeres.

Islandia brilla más que nunca durante el “Festival de las Luces de invierno”, que tiene lugar anualmente la primera semana de febrero. Lo que comenzó en 2008 como una forma de avivar los meses más oscuros del año, se ha convertido en una celebración en la que convergen arte, música y cultura, con instalaciones y espectáculos luminosos que transforman la ciudad en un auténtico paraíso invernal.

El 1 de marzo de 1989, más conocido como el “Bjórdagur” o Día de la Cerveza, se legalizó el consumo de alcohol en Islandia. Esa fecha marcó un antes y un después a nivel cultural en el país: la cerveza actualmente es la bebida alcohólica favorita en una nación donde tan sólo hace 30 años estaba prohibida.

En Islandia existen las típicas fiestas internacionales, pero hay una que únicamente se celebra aquí. Según el antiguo calendario nórdico, cada primer jueves después del 18 de abril los islandeses celebran el primer día de verano. El “Sumardagurinn Fyrsti” marca el final de los largos y oscuros meses de invierno y es una forma de dar la bienvenida a días más brillantes y un clima más cálido. Según la tradición, si hiela la noche anterior, el pronóstico será de un verano soleado.

Temporada media: mayo y septiembre

En primavera, cuando los paisajes blancos se tornan verdes en todo el país, la naturaleza renace. Esta estación no sólo atrae a turistas, sino también a los adorables frailecillos, aves autóctonas que anidan en Islandia desde finales de abril hasta agosto; y las ballenas, cuyo avistamiento en la costa es posible desde mayo a septiembre.

Luces, cámara… ¡acción! La 21ª edición del Festival Internacional de Cine de Reikiavik (RIFF por sus siglas en inglés) tendrá lugar del 26 de septiembre al 6 de octubre de 2024. Desde su inauguración en 2004, este festival apoya el talento de cineastas emergentes tanto a nivel nacional como internacional.

Siguiendo con la cultura, los museos de Reikiavik abren sus puertas anualmente cada 18 de mayo. Durante el Día Internacional de los Museos, muchos espacios expositivos islandeses permiten la entrada gratuita o sorprenden a sus visitantes con eventos especiales.

Temporada alta: de junio a agosto

Del 1 al 16 de junio, Reikiavik acoge el evento cultural más importante de Islandia: el Festival de las Artes, en el que disciplinas artísticas como el teatro, la danza, la música y las artes visuales cobran protagonismo. Este festival tiene más de 40 años de antigüedad y es uno de los más relevantes del país, cuyo objetivo es promover la diversidad y la accesibilidad, al tiempo que prioriza el respeto por el medio ambiente. Por si fuera poco, el 17 de junio se celebra el Día Nacional, coincidiendo con el nacimiento del líder del movimiento independentista, Jón Sigurðsson. Por otro lado, el Sol de Medianoche alcanza su punto álgido durante el solsticio de verano, siendo el 21 de junio el día más largo del año.

El buen tiempo es sinónimo de festivales. De ahí que la música también se abra hueco en el calendario de Islandia. Del 3 al 7 de julio, tiene lugar el festival de música folclórica tradicional de Siglufjörður, durante el cual se presentan conciertos en lugares emblemáticos de la ciudad norteña, talleres de música y artesanía tradicional. Aquellos que busquen más intimidad pueden acercarse hasta Borgarfjörður Eystri, un pequeño pueblo pesquero del este de Islandia, donde cada mes de julio se celebra el festival de Bræðslan en una antigua fábrica de pesca. Uno de los festivales más memorables del país es el “Festival de la Nación” en las Islas Westman, también conocido como Þjóðhátíð, que aúna música y camping.

El Orgullo de Reikiavik es el mayor acontecimiento anual de Islandia y ha sido apodado como «el pequeño Orgullo más grande del mundo». La calle Skolavordustigur, que conduce hacia la iglesia Hallgrimskirkja por un camino pintado de arcoiris, se ha convertido en el símbolo del ‘gay pride’. Una excusa más para visitar Islandia es la Noche de la Cultura, “Menningarnótt” en islandés, un festival que ofrece algo para cada tipo de viajero.

En cuanto a gastronomía se refiere, durante el primer fin de semana de agosto la localidad de Siglufjördur recuerda la era dorada de la pesca de arenque. Otra de las actividades estrellas en agosto es contemplar los fuegos artificiales reflejados en las aguas cristalinas del lago glaciar Jökulsárlón, una imagen difícil de olvidar.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal