martes, abril 16, 2024

Lucha contra la sequía: SEGULA trabaja en el desarrollo de herramientas de modelización de masas de agua

Redacción

En 2022 España sufrió un descenso del 16% de precipitación acumulada, y alcanzó una temperatura media diaria por encima de los 15º

La agricultura supone el consumo del 80% de los recursos hídricos españoles

En España se pierde más del 15% del agua suministrada a la red de abastecimiento público, siendo Andalucía, Cataluña, Valencia y Canarias las comunidades que más recursos hídricos desperdician

Proyecto RISO: financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Agencia Estatal de Investigación, este proyecto desarrollado por SEGULA Technologies, la Universidad de Córdoba y el Instituto Flumen de la Universidad Politécnica de Cataluña trabaja en una herramienta de modelización del agua para la gestión de los arrozales

La Península Ibérica se ha convertido en la zona europea más afectada por la situación prolongada de sequía. Más concretamente, España sufrió en 2022 un récord histórico, convirtiéndose en el año más seco y caluroso desde que se tienen registros, con un 16% menos de precipitación acumulada, y con una temperatura media diaria por encima de los 15º, según datos de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología).

Ante esta realidad y en el marco de la lucha contra la sequía, la palabra “eficiencia” se convierte en la clave para la correcta gestión del agua, ya que según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), en España se pierde más del 15% del agua suministrada a la red de abastecimiento público, siendo Andalucía, Cataluña, Valencia y Canarias las comunidades que más recursos hídricos desperdician, tal y como indican los expertos de SEGULA Technologies.

ATARA: un proyecto para ayudar a los responsables públicos y privados a gestionar mejor el recurso del agua

Desde el grupo global de ingeniería SEGULA Technologies se ha puesto en marcha el programa ATARA (Assistance Tool for wAter Resources mAnagement) para el desarrollo y mantenimiento de herramientas de modelización digital de masas de agua para ayudar a los responsables públicos y privados a gestionar mejor el recurso del agua. Y es que la alta tecnología permite localizar, controlar y evaluar el impacto que las actividades humanas y el cambio climático tiene sobre los recursos hídricos.

“Este programa se basa en el desarrollo de herramientas de modelización hidrodinámica y de la calidad del agua. Se aplica a diferentes escalas, desde el territorio (1D) hasta el ecosistema lacustre (2D y 3D). Una vez completados, estos modelos se integran en una aplicación desarrollada por nuestros equipos que analiza y sintetiza los resultados. En otras palabras, ATARA ofrece una combinación de conocimientos que incluye la simulación, la ciencia de datos, las imágenes por satélite y la monitorización para facilitar la toma de decisiones sobre el terreno”, explica Sébastien Bretéché, director de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) de SEGULA Technologies.

RISO, la herramienta española de modelización para la gestión de arrozales

La agricultura en España supone el uso del 80% de los recursos hídricos del país y es uno de los sectores más afectados por la sequía. Es por ello por lo que la inversión en optimización de recursos hídricos tiene un importante foco en este sector. Desde 2020, y dentro del programa ATARA, los equipos de SEGULA Technologies trabajan en el proyecto RISO (financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Agencia Estatal de Investigación) en colaboración con la Universidad de Córdoba y el Instituto Flumen de la Universidad Politécnica de Cataluña.

Este proyecto está desarrollando una herramienta de modelización de la gestión de los arrozales para ayudar a los agricultores a optimizar el uso del agua, utilizando estaciones de medición e imágenes de satélite. Además, como consecuencia de estas buenas prácticas, la herramienta permitirá aumentar la producción de arroz, mejorar su calidad, limitar las emisiones de metano y optimizar el uso del agua.

“La producción de arroz se ve afectada por varios factores como la meteorología, el nivel y la temperatura del agua, el contenido de nutrientes y los niveles de salinidad”, explica Jordi Prats, doctor en Ingeniería Ambiental y piloto de I+D SEGULA a cargo del proyecto RISO. “Para ayudar a los agricultores a optimizar su trabajo, estamos desarrollando una solución basada en la instrumentación de los arrozales mediante estaciones de medición e imágenes de satélite. A continuación, esta información se transmitirá a los agricultores, ya sea directamente o a través de las asociaciones y las autoridades locales. Y aunque está previsto que el proyecto RISO finalice en 2023, desafortunadamente es previsible que las amenazas al suministro de agua continúen durante décadas”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal