lunes, febrero 26, 2024

Manuel Lara, CEO y director comercial de «Fun and Tickets»

Redacción

Manuel Lara es CEO y Director Comercial de «Fun and Tickets«, Tour Operador especializado en la realización de tours y excursiones en diferentes ciudades de la península. Ofrecen visitas guiadas a los lugares más emblemáticos y joyas ocultas de Madrid, Mallorca y Andalucía, así como una amplia selección de actividades por las ciudades mencionadas: tours gastronómicos, tours temáticos, traslados de aeropuerto, servicios privados …

Hoy entrevistamos a Manuel Lara, CEO de la compañía, para que nos cuente todo lo que ofrece «Fun and Tickets» y como nace.

Hay que remontarse a finales de los 80 donde empieza su carrera en el departamento de grupos de la ya extinguida Viajes Universal. En la década de los 90, Lara recuerda que practicando uno de sus deportes favoritos, el esquí, pasó de esquiar en un club deportivo a formar y ser uno de los tours operadores más importante de aquella época.  “Creo que inventamos la palabra “low cost” ya que practicar el esquí era un deporte reservado para pocos y con un poder adquisitivo medio alto, y, a mi parecer, revolucionamos el mundo del esquí, abriendo este deporte a más cantidad de personas sin saber en ese momento que estaba naciendo la palabra Low Cost en el sector del Turismo» nos cuenta Manuel. Aquello significaba que con el equivalente a diez mil pesetas de la época, llevaban a la gente a esquiar un fin de semana con todo incluido. Reconoce que el cambio climático ya anunciado a mitad de los 90, hizo que tuvieran que tomar decisiones, ya que el deporte del esquí se vio restringido algunas temporadas por la escasez de nevadas, las tarifas de las estaciones, la venta directa y otros factores. «Mi empresa estaba identificada con el mundo de la nieve y teníamos miles de clientes, pero no conseguíamos vender otra cosa, solo nieve, incluso en el mes de agosto«. Nos cuenta que en verano veía oficinas de Viajes Marsans y Viajes Halcón, algunas ya desaparecidas, llenas de gente, pero a su oficina no pasaba nadie, aun teniendo todos los clientes potenciales que se podían tener. «Es entonces cuando tomo la decisión de cambiar de sector y me asocio al grupo Marsans. Ahí llegué a tener varias oficinas, hasta que todos conocemos el final de viajes Marsans. Eso te obliga a volver a reiniciarte otra vez, a renovarte, y te fijas en un sector donde crees que hay un nicho importante de mercado, por lo que empiezas a montar la estructura» señala Lara. Durante dos años trabajó para otra empresa con la que no terminaron las cosas muy bien y a continuación, crearon, con antiguos trabajadores, una marca, «Fun and Tickets«. Después de la pandemia, etapa muy dura para todo el sector, han conseguido recuperar parte del personal que tenían antes, y en palabras del propio Manuel, «aquí estamos, plantados en el 2023 y sin un techo marcado«.

Autobús Fun and Tickets

¿Cómo surge la idea y cómo desarrolláis el proyecto de «Fun and Tickets»?

Nace en 2018, después de marcharme de la anterior empresa decidí tomarme un año sabático, pero tienes clientes que siguen llamándote para hacer cosas, tenemos una red importante, tanto en hoteles como en otros canales de distribución. Al final, son ellos los que provocan la motivación de hacerlo y allá por febrero del 2018, es cuando se constituye legalmente el operador y empezamos a operar directamente, tanto en Madrid como en Palma de Mallorca. Al principio empezamos como Reseller y operando algunos productos, hoy por hoy, todo los tours que hacemos los operamos nosotros.

¿Qué productos ofrecéis?

En Madrid tenemos una oferta de veinte o veinticinco productos, excursiones y actividades que hacemos a diario y, en Palma de Mallorca, estamos operando desde el principio con una carta con más de treinta productos y la verdad, es que no queremos más de momento.

¿Qué ofrecéis vosotros diferente a lo que puede tener la competencia? ¿Son productos distintos?

Tenemos algunos productos personalizados que son diferentes, pero ahora apostamos por la calidad y no por el low cost. Creemos y consideramos que es importante no pensar que si el cliente ya ha pagado y es un turista, no va a volver, debemos pensar que cuando ese cliente vuelva a su casa va a comentar que estuvo en Madrid y esperemos que cuente esa experiencia como un bonito recuerdo. Por ejemplo, nosotros no queremos que un turista que venga a ver el Palacio Real, se haga una foto y ya está, lo que queremos es que conozca el Palacio Real, el Museo del Prado, el Thyssen. el Madrid de los Austrias, las ciudades Patrimonio de la Humanidad que rodean la Capital de España, un Tour de gastronomía local y los mejores espectáculos de la ciudad en profundidad. Por ejemplo, queremos que conozcan los tours. Nos caracterizamos por hacer un tour puro, renunciado a las comisiones que antiguamente se hacían en este tipo de excursiones, de hecho, algunos operadores aún las mantienen, ya sabéis, por llevar grupos a algunas tiendas, restando tiempo a la auténtica esencia de la experiencia, que es, conocer un lugar diferente, que no olvidarán. Hemos renunciado a muchísimo dinero porque creemos que si el cliente paga por una excursión a Toledo, debe ir a Toledo y conocerlo, no que de las ocho horas que esté en la ciudad, una hora la pierda en una tienda que da comisiones a empresas y guías. Un empresa ya recibe un pago por esa excursión, un guía recibe su salario, ¿por qué hacer esto? a menos que lo incluyas claramente en la descripción.

¿Cómo ha sido vuestro recorrido en estos últimos años? ¿Ha cambiado mucho desde que empezasteis?

Al principio fue duro, porque era una marca y un proyecto nuevo y empezamos poco a poco. Cuando mejor íbamos, navidades del 2019, siempre cuento esta anécdota, teníamos algún punto de venta regentado por clientes chinos y estos empezaron a usar mascarillas. No sabíamos de qué iba aquello y ellos nos decían que «virus malo, un virus muy malo». Íbamos a velocidad de crucero, con un crecimiento espectacular, hasta que al final nos paró en seco a todos eso que llamaron COVID. Durante la pandemia hubo gente que estuvo de vacaciones forzosas, otros haciendo otras cosas y nosotros sabíamos que tendríamos que volver tarde o temprano, así que seguimos trabajando en la sombra y hoy en día, estamos recogiendo los resultados.

¿Tenéis nuevos proyectos?

En la actualidad estamos operando tanto en Palma de Mallorca como en Madrid, como ya sabes y hemos empezado a colaborar en Sevilla con otro partner, en breve vamos a empezar a operar en Córdoba y estamos preparando toda la Costa del Sol.

¿Cómo veis a nivel turístico las visitas a las ciudades? Sabemos que hay muchos operadores metidos en este tipo de negocio y además existe mucho intrusismo.

Creo que va siendo hora de que la administración tome medidas serias, hay mucho intrusismo. Observamos que hay muchísimas excursiones de este tipo, han proliferado los freetour de una forma espectacular. Nosotros tenemos tours de pago para visitar una ciudad y que no conseguimos vender con regularidad, no logramos formar grupos porque el propio freetour lo hace “gratis” a cambio de mendigar una limosna por contar en su mayoría, mentiras o chistes. La administración debería plantearse qué impuestos pagan este tipo de empresas o cómo se fiscalizan las famosas propinas. A nosotros no nos dejan vender un tour en la calle, porque está considerado como venta ambulante, pero, sin embargo, ellos reciben inmensas cantidades de dinero en forma de propinas que hacienda desconoce que reciben y, posiblemente, muchos de esos guías a los que nosotros llamamos «cuenta cuentos» (al final son actores con un guion estudiado) y que están desarrollando un tour sin ni siquiera estar dados de alta en algún régimen económico o seguridad social, participan en el intrusismo del sector. Luego hay otros tours como los que nosotros movemos, a niveles más altos, donde ya hay autocares y unos riesgos, ahí es más difícil. Pero los que son a pie… simplemente hay que salir por una ciudad y ver la cantidad de paraguas que hay, invito a la inspección de la Seguridad Social e Inspección de Hacienda a identificar a cualquiera de estos. Allá por el mes de enero, hubo una campaña con inspectores de la seguridad social que fueron a las puertas del Museo del Prado, del Palacio Real… sabemos que en Sevilla y Córdoba también estuvieron, pero van a identificar a los guías oficiales para saber si están dados de alta. No, estos están dados de alta, a los que tienes que identificar es a otros, a los que no son guías oficiales, a los que son «cuenta cuentos». Yo no tengo nada contra nadie, pero no creo que una persona que ha llegado a este país hace 6 meses, pueda explicar lo que es un Madrid de los Austrias, por mucho que haya estudiado un guion donde al final solo cuentan chistes y los tours están vacíos de contenido.

Esto de lo que me hablas, imagino que está pasando en todas las ciudades, no solo en la capital, ¿Se podría buscar una solución para el sector?

El sector hay que regularlo, hay que impedir que esa cantidad de gente que hay en la calle y que son llamados guías, quieran hacer un tour y explicarlo como si lo fueran. Nosotros solamente trabajamos con guías oficiales, de hecho, muchas veces nuestras ventas se ven limitadas por el asunto de los guías oficiales, es decir aquellos guías con sus estudios, exámenes, idiomas, y habilitaciones en monumentos, aunque sus tarifas son otro asunto y poco a poco irán cambiando, la pandemia ha cambiado muchas cosas. En la administración hay algunas comunidades autónomas que en mi opinión están regalando los carnés sin ningún tipo de formación previa, cualquiera con cierta experiencia puede ir y solicitarlo, me parece que todos estos carnés deberían llevar un examen. Igual que yo no puedo ejercer, por ejemplo, como un médico ¿por qué ellos si pueden ejercer como guías? ¿si yo no puedo ir a un colegio a enseñar, por qué un profesor de historia si puede hacer de guía en una excursión? Creo que ese es el intrusismo. Deberían involucrarse tanto las administraciones como los ayuntamientos, porque mientras nosotros pagamos un auténtico dineral en todo tipo de impuestos y cincuenta mil cosas más, y soy de los que cuantos más impuestos se paguen de forma justa y ordenada, mejor, esta gente no está pagando nada.

Este año en FITUR hemos visto presentar proyectos y empresas como la vuestra a turoperadores que llevan años en esto. ¿Crees que hay un boom en este sector?

Ahora mismo si, las actividades y las excursiones son un producto más. Yo siempre digo que en la cadena de distribución no está solamente cuando un cliente entra en una agencia de viajes, un hotel, una web, si el vendedor o la plataforma es buena, el cliente tendrá que llegar al destino final, ¿irá con su coche o necesitará un avión? ¿Y cuándo llegue a destino? Creo que el agente de viajes, tiene que preocuparse de que su hotel esté allí, pero a la vez saber que puede obtener ingresos extras con la venta de un seguro de viajes, un alquiler de coche, por ejemplo, y ahora las excursiones en destino se han convertido en un activo muy importante. No es lo mismo llegar a Madrid y hacerte una foto en la Plaza Mayor, que conocer la historia de la Plaza Mayor y saber que pasó allí hace 400 años. Todo es un poco volver al pasado y es lo que nosotros intentamos con cada cliente, narrar la historia desde un punto de vista objetivo por supuesto, y que salga con la satisfacción que debería. Lo estamos viendo cada día en las encuestas de calidad donde el cliente escribe lo que quiere, porque es verdad que cuesta escribir algo positivo sobre un lugar en el que has estado, a todos nos cuesta, pero si es negativo lo hacemos rápido. A nosotros, hoy por hoy, nos están respondiendo con un nivel de satisfacción muy alto y creo que solamente ese es el camino, LA EXCELENCIA, como hace poco un cliente calificó una de nuestras excursiones, LA EXCELENCIA HECHA SERVICIO.

Artículos relacionados

1 comentario en “Manuel Lara, CEO y director comercial de «Fun and Tickets»”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal