domingo, noviembre 27, 2022

Miguel Hermoso: “Para seguir en la brecha teatral necesito hacer televisión de vez en cuando”

Texto: Sandra Cuenca/ Fotos: M.H.

El actor Miguel Hermoso ha conocido el mundo del cine desde pequeño, su padre es director de cine y su madre directora de casting. Estudió en la Escuela Superior de Arte Dramático, donde posteriormente cursó un año de dirección escénica. La música ha sido otra de sus pasiones

Su primera oportunidad le llega de la mano de Pedro Olea en “Más allá  del jardín” en 1996, ese mismo año pasa a formar parte del reparto de la serie “El Súper”. Para muchos su papel más recordado es el de Diego de La Vega, en “Yo soy Bea”, personaje que interpretó durante tres años. Ha participado en otras series de televisión, igual que hizo cine durante los años 90, pero donde de verdad le gusta estar es en el teatro. Miguel Hermoso está de gira con la obra de teatro “La Coartada”, donde comparte escenario con Gorka Otxoa y María Castro.

¿Cuándo te das cuenta de que quieres ser actor?

Creo que siempre he sido actor, desde que recuerdo, incluso durante mi infancia he tenido una tendencia natural a dramatizar la vida y a exacerbar las emociones. He experimentado las cosas como si fueran secuencias de una película o escenas de una comedia.

¿Qué recuerdos tienes de tus comienzos?

Durante mi formación en la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático), era inmensamente atrevido y ambicioso. Experimentaba constantemente con formatos extremos como performance, acción dramática o happening. Después me empeñé en integrarme en el mercado laboral y el choque fue brutal. Fui durante un tiempo víctima de un temor intenso a fallar que me impedía hacer el trabajo con un mínimo orden, a pesar de todo sobreviví al proceso y logré adaptarme. Tras treinta años dedicándome a esto de manera profesional, puedo decir que he hecho unos pocos trabajos malos, bastantes correctos y algunos excelentes. Incluso te diría, que en algunas ocasiones he sentido que disponía del poder de comunicación al que aspiraba en la escuela de arte dramático.

¿Tu apellido te ha abierto puertas o te las ha cerrado?

Honestamente, no lo sé. Lo único que te puedo decir es que he aprendido mucho de mis padres, he adquirido una buena base cultural gracias a ellos.

Si te doy a elegir entre teatro, cine o televisión, ¿Qué eliges?

Obviamente el Teatro, que es donde se materializa el acto supremo de comunicación con el público. Pero para seguir en la brecha teatral necesito hacer televisión de vez en cuando. El cine sin embargo es como si no existiera para mí, la mayoría de actores estamos vetados, son seis o siete nombres los que acaparan todo el trabajo. Y yo lo respeto. Entiendo que si produces una película coges a los actores que te da la gana. Nada que objetar. Simplemente NO es mi ámbito laboral. Yo solo me dedico al Teatro y a la Televisión. Hice bastante cine en los 90 y algo en el 2000, pero actualmente es más fácil que me den trabajo de promotor inmobiliario o de sacerdote presbiteriano que de actor en una película.

¿Sueles prepárate mucho los personajes?

Me hago una película mental completa de sus vidas. Es un trabajo muy ameno e imaginativo. Y si tiene alguna característica física o vocal específica (como la cojera de Quevedo, en Alatriste) me lo trabajo técnicamente hasta que lo encuentro.

Eres músico además de actor, ¿Qué papel tiene la música en tu vida?

Es un ángel que me acompaña a todas partes, a veces cruel y a veces lleno de compasión y grandeza. Pero profesionalmente, aunque tuve mi momento hace años, ya no estoy a la altura del gran nivel que tienen los músicos actuales.

Si te dieran a elegir un personaje que interpretar ¿en la piel de quien te meterías?

Hamlet y Segismundo son mis personajes favoritos. Este último ya lo hice, el otro me temo que ya no podré por mi edad. Sí me gustaría hacer el Rey Lear dentro de unos años, cuando envejezca y sea mejor actor.

¿El papel más difícil de tu carrera?

Sin duda Pascual Duarte, de Cela. Producción de Tomás Gayo.

Estás de gira con la función «La Coartada» Cuéntanos un poco tu personaje

Es un tipo melancólicamente traumatizado por sus fracasos, que ha encontrado, a pesar de todo, una rendija de supervivencia. Ha conseguido asimilar la derrota y vive dignamente con ella. Ahora se impone como misión poner a salvo la cordura de su ex-mujer, el amor de su vida. Pretende protegerla de sí misma, de su instinto auto-destructivo. ¿Lo conseguirá? ¡Hay que ver la obra!

¿Algún proyecto que nos puedas contar?

Tenemos gira y temporada hasta verano del 2022. Hay una serie de TV muy prometedora e importante en la que estoy implicado, pero no puedo contar más para no gafarla.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO + LEIDO

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal