domingo, mayo 22, 2022

Patri Zenner: “La magia que hago no es para el público infantil, es una magia para todos los públicos”

Texto: Sandra Cuenca/ Fotos: Richard Zubelzu

Patri Zenner está en Madrid con su espectáculo «La Brujita Patri Zenner, un mágico musical», en el teatro Arapiles 16 los sábados y domingos a las 12:00 am

Patri Zenner es una ilusionista extremeña que enriquece su magia con campos tan dispares como el teatro, la mitología, el folclore y la antropología. Gracias a ello ha conseguido premios nacionales e internacionales- entre los que destaca el Premio de Magia Nacional en Categoría Infantil y Premio de Magia Nacional de Portugal en Categoría de Magia General– lo que la ha llevado a ser la primera mujer en la historia del ilusionismo español en ser galardonada. Patri Zenner ha realizado efectos mágicos para obras de teatro como “El mago de Oz” o “Bajo llave”, entre otros.  Ha participado en la mayoría de festivales de magia y teatro de calle de España, ha representado a España en el festival de magia de Lisboa y ha sido asesora de Discovery MAX y de Antonio Díaz, el Mago POP.

Patri estudió la carrera de Ingeniería Forestal que marcó su camino para convertirse en la gran ilusionista que es ahora. Lleva 17 años dedicada en cuerpo y alma al ilusionismo, comenzando poquito a poco. “Una no olvida sus raíces y siempre he vinculado la magia al tema forestal y al de la naturaleza, creo que por eso he llegado a ser conocida como `La Maga de la Naturaleza´”, nos cuenta.

¿Cómo decides empezar con la magia y el ilusionismo?

Creo, que me di cuenta de que la magia me gustaba, en el momento en el que presenté mi proyecto de fin de carrera y que no tenía nada que ver con ella. Tenía que tener algo entre las manos y lo primero que tuve fue una varita mágica con la que presenté aquel proyecto. Me gustó la aceptación que tuvo, me aplaudieron, y pensé que quería seguir con eso toda mi vida. Que te aplaudan por tu trabajo y que, de alguna manera, te reconozcan, me gustó. Ponerme delante del público y darme cuenta que se me daba bien hacerlo, fue lo que me hizo volcarme de lleno en la magia. Además, no me gusta trabajar en una oficina, no quiero hacerlo en un sitio cerrado porque me encantan los bosques.

LA BRUJITA PATRI ZENNER, UN MÁGICO MUSICAL.

Estamos acostumbrados a ver sobre un escenario a magos hombres haciendo magia, ¿Cómo llevas el ser una mujer maga y además recibir premios?

Cada vez somos más las mujeres que nos dedicamos a la magia y cada vez se nos reconoce más nuestro trabajo, porque además hacemos un trabajo completamente diferente al de ellos. Le damos un toque femenino, se tiene que notar en algún sitio. Por una parte casi que se agradece, porque es como los buenos perfumes, escasos y numerados, la magia más exclusiva de una mujer, el punto de vista que le damos nosotras. Somos poquitas y poco a poco van floreciendo más, tampoco se lleva mal. Yo, excepto en una sola ocasión que un pueblo me dijo que no, exclusivamente por ser mujer, en 17 años de carrera no he notado ninguna discriminación por suerte, pero yo, es algo personal, sé que hay compañeras a las que les han dicho que no, pero en mi caso solo una vez.

Has estudiado ingeniería forestal, ¿Utilizas todo lo que has aprendido en tus espectáculos?

Si, de hecho todos mis trabajos estaban dedicados a las plantas mágicas. Las plantas siempre han estado muy ligadas a las mujeres y a las brujas, siempre he dedicado mis trabajos de carrera al estudio de plantas mágicas a lo largo de la historia, de cómo ciertas plantas como la belladona, el tejo o la mandrágora han estado ligadas a la brujería y de hecho, mi personaje e ilusionismo es el de una Brujita y hago un número de alquimia… hombre, yo creo que ya todo el mundo sabe que la magia es mucha ciencia, mucha física, matemática y química, en mi carrera se estudia todo eso y por supuesto que la magia está ligada con la ciencia.

Alba, tu lechuza y compañera de escenario, ¿cómo os lleváis fuera y dentro del espectáculo?

Lo que pasa es que a la lechucita ya no me gusta sacarla en los espectáculos, ya tiene doce años. Sigue conmigo y no pienso separarme de ella aunque no la utilice para trabajar. Nos llevamos muy bien, tiene su genio y solo me soporta a mí y a mi compañero-risas- y con eso me basta. La quiero muchísimo.

LA BRUJITA PATRI ZENNER CON LA ELFA NERI Y EL ELFO RULI.

Has estado 7 temporadas en Madrid con “La casa de la Brujita” y ahora vuelves con un musical mágico. ¿Qué se van a encontrar los espectadores?

Me encanta que venga a verme gente que ya ha estado en La casa de la Brujita, me chifla porque saben la esencia que hay en mis espectáculos y me encanta que repitan. Al encontrarse con este, después de mi anterior espectáculo que era en un escenario muy chiquitito donde se puede hacer magia pero con limitaciones de espacio, se sorprenden. Lo que se van a encontrar es que la música te envuelve como cuando vas al cine, las luces crean una atmosfera como si estuvieras en un bosque encantado y luego, las ilusiones que se hacen son muchísimo más grandes, más potentes y más visuales de cara al público. Entonces hay diferencia entre un espectáculo y otro. Sigue teniendo la esencia de La casa de la Brujita, de algo bonito y poético, pero las ilusiones son más a lo grande. Encima cantamos en directo canciones folk, las letras las hemos hecho nosotras y son súper pegadizas, todos los chavales salen cantando las canciones. Con lo cual, como en La casa de la brujita, se acaba el espectáculo en forma de fiesta, has estado en ella y la fiesta continúa cantando las canciones y recordándolo. Es lo que siempre he querido.

¿Qué surge cuando mezclas naturaleza, música y magia?

Surgen sentimientos de querer protegerlo, de querer proteger la naturaleza. Yo, por ejemplo, no soy de las que cuando va a un bosque me pongo música, el bosque tiene sus propios sonidos de pájaros, viento… pero recuerdo una vez haber estado en unos canales rodeada de naturaleza con una barca y haberme puesto la banda sonora de Amelie, la cosa cambia, te entra el gusanillo en el estómago que es como querer vivirlo más e ir más veces y para eso tenemos que cuidarlo. De eso también trata el espectáculo, es muy ecologista, depende de cada uno de nosotros y de lo que hagamos en nuestras casas para cuidarlo y poder sentir esas cosas cada vez que queramos, si no lo cuidamos llegará un momento en el que no podamos sentir eso.

 He leído que el espectáculo es una alegoría a la naturaleza, al respeto y a la amistad, enfocado a un público de todas las edades ¿Con que te gustaría que se quedaran los espectadores?

El espectáculo está teatralizado y guionizado, no es un espectáculo de magia al uso, las cosas pasan por algo. Hay un número en el que interviene un personaje en un bosque, que es un humano con unos elfos que son los ayudante y una brujita, el único que desentona es él y viene vendiendo plástico. Ocurre algo con el plástico y los niños se dan cuenta de que el plástico no es bueno, que es malo. Ese mismo humano se da cuenta también y acaba diciendo: «He dejado el negocio del plástico y quiero dedicar mi vida a cuidar a la naturaleza y a vosotros, criaturas del bosque». Yo quiero que el público salga diciendo eso, que piensen que merece la pena cuidar la naturaleza porque podemos vivir cosas muy bonitas, pero también que se lo hayan pasado muy bien riendo, cantando y que hayan vivido una fiesta. Además, cuando terminamos nos hacemos fotos con los niños, que están encantados. Intentamos darles todo para que salgan felices.

LA BRUJITA PATRI ZENNER, UN MÁGICO MUSICAL

¿Os iréis de gira después?

Tenemos bolos con este espectáculo en diferentes pueblos de la provincia de Badajoz y luego, tengo espectáculos míos por las calles de diferentes pueblos de España, de donde me llaman. Tengo varios espectáculos, no solo este y cuando me llaman allí voy. Siempre llevo el mismo personaje, la brujita que cuida los bosques. Quiero recalcar que la magia que hago no es para el público infantil, es una magia para todos los públicos. Es cierto que hay números infantiles y otros que a los adultos les vuelven locos, locos porque no saben cómo puedo hacer ciertas cosas y siempre, en la Casa de la Brujita también lo hacíamos, los espectáculos son para que los disfruten toda la familia, desde el pequeñín de 3 años hasta la abuela o el abuelo.

Creo que es muy importante que si vas con tus hijos al teatro disfruten, pero si además nosotros también disfrutamos…

Eso es una regla que nosotros siempre intentamos cumplir, es decir, el papá que va con el niño empezará mirando solo a su hijo para ver si se lo está pasando bien y está disfrutando, animarle para que cante y participe, pero que poco a poco va a apartar la mirada y se va a fijar en el espectáculo. No te digo que se va a poner a cantar, pero que se va a quedar flipado de las cosas que va a ver, sí. Es nuestra norma, que tengas la edad que tengas disfrutes.

¿Qué va a venir después de este musical? ¿Qué te gustaría hacer?

Me encantaría seguir con él en la capital, ya sea en este teatro o en otro. Es un espectáculo que me gusta hacer, es muy divertido y comparto escenario con más gente, que es algo que siempre se  agradece, el no estar tu sola en el escenario dando la cara. Pero yo he estado donde me han llamado, Murcia, Galicia, Asturias… cogemos la furgoneta y nos plantamos allí con este espectáculo u otro. A mí lo que más me gustaría es seguir en Madrid, porque los madrileños, además, tienen un concepto del teatro muy bonito. Hay mucha variedad y que te elijan a ti, pues es un honor.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal