viernes, abril 12, 2024

PLAY lleva a los viajeros españoles a los mejores baños termales de Islandia

Redacción

Una de las experiencias imprescindibles que no pueden faltar en cualquier viaje a Islandia es, sin duda, sumergirse en alguno de sus más de 100 baños termales. Además de relajarse y combatir las gélidas temperaturas de invierno, las aguas geotérmicas de la “Tierra de Hielo y Fuego” cuentan con propiedades beneficiosas para la salud: favorecen la circulación sanguínea, alivian los síntomas de afecciones cutáneas e incluso el propio dolor muscular. La única duda que pudiera surgir es en cuál de todas ellas darse un baño. PLAY, la aerolínea islandesa lowcost, ha seleccionado los diez mejores baños termales para sentirse como un auténtico islandés. Actualmente, PLAY ofrece vuelos a Reikiavik desde 7 ciudades españolas: Barcelona, Madrid, Gran Canaria, Tenerife, Alicante, Málaga y Palma de Mallorca.

Los baños termales más populares

Blue Lagoon
Catalogada como una de las 25 maravillas naturales del mundo, según National Geographic, este centro termal es el más famoso de Islandia y uno de los spas con más renombre a nivel internacional. Más de un millón de visitantes se sienten atraídos cada año por el azul intenso de sus aguas, fruto de su alto contenido en sílice y demás minerales. Es recomendable reservar con antelación y visitar el lugar a primera hora del día o bien a últimas horas de la tarde, cuando las entradas son más baratas.

Sky Lagoon
Desde que abrió sus puertas en mayo de 2021, este balneario próximo a la capital (a solo 10 minutos de Reikiavik) se ha convertido en un oasis de ensueño. Su diseño, inspirado en los elementos naturales que forman los paisajes islandeses —como sus icónicas casas de césped—, presume de contar con unas vistas privilegiadas a la bahía Skerjafjörður, donde la piscina infinita de 70 metros se funde con el azul del océano Atlántico.

Myvatn Nature Baths
Ubicados en la zona volcánica de Myvatn, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, estos baños naturales al aire libre son un reclamo para la gente local. Aunque se encuentran alejados de la capital, son una opción a tener en cuenta para los viajeros que recorren la Ruta del Diamante, uno de los circuitos más espectaculares del norte de Islandia, en busca de baños termales menos concurridos.

Gamla Laugin (Secret Lagoon)
El baño termal más antiguo de Islandia es un secreto a voces. A finales del siglo XIX, las aguas termales del manantial de Hverahólmir eran un refugio clandestino para los locales, pero actualmente atrae a los turistas que se desplazan hasta el pueblo de Fludir. Consta de una única piscina, de poco más de un metro de profundidad, desde donde se puede contemplar cómo entra en erupción un pequeño géiser cada pocos minutos.

GeoSea
Este balneario termal se distingue del resto por ser el único de agua marina, calentada de manera natural gracias a la energía geotérmica. Se encuentra en la localidad pesquera de Húsavík, conocida como la “capital de las ballenas”, por lo que existe la posibilidad de avistar ballenas sin moverse de la piscina.

Los baños termales menos conocidos

Forest Lagoon
Afincado en la ciudad de Akureyri, en el norte de Islandia, este spa geotérmico de lujo se inauguró en abril de 2022. El complejo, de 1300 metros cuadrados, comprende dos piscinas infinitas, dos bares e impresionantes vistas al bosque de Vaðlaskógur. Sus instalaciones, diseñadas desde un punto de vista ecológico y sostenible, tienen capacidad para albergar hasta 200 personas. Esta nueva apuesta de los creadores de Blue Lagoon se presenta como el nuevo paraíso de Islandia.

Landbrotalaug
Esta pequeña piscina termal en la península de Snæfellsnes, con capacidad para dos personas, está considerada la hot spring más romántica del país. Una parada obligada para disfrutar de un baño íntimo junto a esa persona especial, y es que el tamaño no siempre importa.

Hellulaug
En la región del oeste —una de las zonas menos conocidas de Islandia—, situada frente al mar y con las vistas bucólicas del fiordo Vatnsfjörður como telón de fondo, esta joya escondida no se ve a simple vista. La piscina natural tiene una profundidad de unos 60 centímetros y sus aguas de origen volcánico oscilan los 38ºC.

Seljavallalaug
Oculto en el valle del volcán Eyjafjallajökull, al sur de Islandia, se halla el lugar perfecto para bañarse rodeado de naturaleza. Esta piscina artificial de 25 metros, cuyo origen se remonta a 1923, se construyó como lugar de entrenamiento para que los niños aprendieran a nadar. Actualmente está abandonada y su entrada es gratuita.

Hrunalaug
Este spa natural, con una coqueta cabaña de madera a modo de cambiador, ofrece una panorámica digna de postal. Por si fuera poco, es gratuito, por lo que queda más que demostrado que no es necesario desembolsar grandes cantidades de dinero para disfrutar de un buen baño termal en Islandia.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal