viernes, abril 19, 2024

Victoria, la capital de la Columbia Británica

Redacción

En el extremo sur de la Isla de Vancouver se sitúa Victoria, capital de la Columbia Británica de Canadá. Se trata de una ciudad que destaca por su belleza, encanto y ambiente artístico, además de las granjas locales y las cervecerías artesanales que se pueden encontrar a las afueras de la ciudad. Es una ciudad pequeña y tranquila, ideal para recorrer caminando y disfrutar de su especial encanto, además es una de las ciudades con el mejor clima de Canadá: el más templado y soleado. Su gastronomía es otro punto fuerte de la ciudad, así como la cerveza.

El principal lugar de interés en Victoria es la zona del Inner Harbour, un pequeño y elegante puerto en el centro de la ciudad desde el que se pueden ver edificios emblemáticos como el Parlamento de British Columbia y el hotel The Empress, con unas arquitecturas destacables: el primero de estilo neobarroco, con estatuas de la reina Victoria de Inglaterra, y el segundo construido en la primera década del siglo XX, de estilo Eduardiano y que ha sido declarado Sitio Nacional Histórico de Canadá. En la zona también se puede visitar el Museo de British Columbia, que recoge colecciones sobre la historia de la región y de los pueblos aborígenes, y el Pacific Undersea Gardens, un barco atracado en el muelle que permite conocer la vida marina.

Uno de los parques más populares de la ciudad es Beacon Hill Park, con una colina desde la que se pueden ver unas espectaculares vistas desde lo alto, además de poder contemplar la cercana costa de Estados Unidos. También cuenta con una zona funeraria de los nativos originarios de la región, con uno de los mayores tótems del mundo. Por su parte, los Jardines The Butchart Gardens son otro gran atractivo natural de Victoria. Con sus 22 hectáreas de flores, arbustos y árboles distribuidos con un diseño excepcional y una enorme fuente de dragón lo convierten en un lugar ideal para disfrutar de un paseo entre olores y colores.

La arquitectura de Victoria destaca por ser de edificios bajos y arquitectura tradicional, a diferencia de su vecina Vancouver donde predomina la arquitectura moderna. Un claro ejemplo de ello son la Catedral gótica de Christ Church o el Castillo de Craigdarroch de estilo victoriano, situado en una de las partes altas de la ciudad, data del siglo XIX y se pueden visitar ciertas partes de su interior. Al igual que el Hotel The Empress, este castillo también ha sido declarado Sitio Nacional de Canadá.

Entre sus barrios destacan Chinatown, el barrio chino más antiguo y que mejor conserva su carácter original en todo el país: colores vivos de rojo y oro de la suerte, arquitectura característica y escritura china son algunas de las esencias del barrio. La zona histórica de Cook Street Village es peculiar por su ambiente europeo, lleno de tiendas diversas, cafeterías, restaurantes o pubs al estilo británico. Aquí se pueden encontrar las típicas casas patrimoniales, de estilo Victoriano y Eduardiano, con ventanales, techos inclinados, bulevares de castaños… Todo ello con una disposición escalonada y construida a lo largo del tiempo. Cerca se encuentra la calle Johnson, que cuenta con elegantes edificios históricos y una decoración a base de canastas de flores. Es conveniente recorrer sus calles caminando, o alquilando una bicicleta, ya que es un popular medio de transporte en la ciudad.

La isla de Vancouver es el mejor destino de Norteamérica para disfrutar del avistamiento de ballenas. En Victoria, o en su vecina Vancouver, se ofrece una amplia gama de excursiones para poder ver ballenas jorobadas, orcas, ballenas minke, leones marinos, delfines o focas, entre otros animales marinos.

En un viaje a Victoria no debe faltar la degustación de su comida más típica, donde cobran especial importancia la carne, los pescados, los mariscos y las verduras. Las comidas más típicas son: Fiddleheads, elaborado con hojas de helecho, pollo, patatas y otros vegetales; Macaroni and cheese, un sencillo plato a base de pasta y queso; Poutine, originario de Quebec donde se unen las patatas fritas tradicionales con queso cheddar y una salsa de carne; o Tourtière, pastel de carne típico en ocasiones especiales como en Año Nuevo o Navidad. Como postres destacan el Butter tarts y el sirope de arce es uno de los productos más famosos de Canadá.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal