lunes, mayo 20, 2024

Álvaro Arbina: «Es muy enriquecedor descubrir historias que han sido silenciadas durante tantísimos años»

Texto: S. Cuenca

El escritor Álvaro Arbina (1990, Vitoria-Gasteiz) nos presenta su nuevo libro «Los años del silencio», una historia inspirada en hechos reales y que sucedieron en un pequeño pueblo en el corazón del País del Bidasoa, en el año 1936.

Álvaro Arbina escribió con solo veinticuatro años «La mujer del reloj«, un fabuloso thriller histórico que permaneció durante meses en las listas de más vendidos. Con su segunda novela, «La sinfonía del tiempo«, se consolidó como uno de los grandes contadores de historias de nuestro tiempo. En «Los años del silencio» Arbina nos cuenta la historia silenciada durante años de Juana Josefa Goñi, que durante una oscura noche de agosto y embarazada de siete meses, desapareció sin dejar rastro con sus seis hijos menores de edad. El padre de la familia, un humilde carbonero que servía como requeté en el frente de Navafrías, tardó un año en conseguir el permiso militar para iniciar una investigación. «Los años del silencio» se propone rellenar las lagunas que dejó el sumario Causa 167, un legajo enterrado en los archivos judiciales de Pamplona, el único texto conocido que recoge la investigación de uno de los casos más llamativos e incomprensibles de la Guerra Civil.

¿Cómo surge la idea de escribir sobre este caso?

Yo, hasta ahora, solo había escrito lo que son historias originales, digamos que desde una historia inventada y lo que si es verdad, es que hubo un cambio al descubrir esta historia real inspirada en hechos reales. Estamos hablando de una historia tremenda a principios de la Guerra Civil, el año 1936, en un contexto social y político muy intenso, con muchos vaivenes y que se ha estudiado mucho a lo largo de los años posteriores.

Mientras investigas para escribir esta novela ¿hubo algo que te llamara la atención especialmente?

Sí, sobre todo la forma de documentarse. Lo primero la historia que estoy contando. Estamos hablando de una madre embarazada con seis hijos menores que desaparece de pronto una noche de agosto de 1936, del pueblo en el que viven y sin dejar rastro. Esto, ya de por si, es muy llamativo. Después, cuando vas documentándote y vas indagando los hechos, te vas dando cuenta de que es una historia tremenda que merece la pena ser contada, porque fue olvidada y silenciada durante muchísimos años y eso le da una dimensión mayor. Después, por otro lado, cuando tu empiezas a documentarte te encuentras ante varias fuentes que pueden ser de trabajos de varios historiadores, testimonios, un texto judicial que recoge un proceso sucedido, porque el marido, el padre de la familia, puso una denuncia por desaparición. Recopilas todos esos datos y te encuentras ante una gran puzle, no con muchas piezas, pero si con muchas lagunas y muchos huecos que tienes que rellenar con elementos de la ficción y la literatura. Es un trabajo que requiere tener respeto por la historia real, delicadeza e intentar ser honesto con el lector. He escrito una novela, no un libro de historia.

La historia del personaje de Juana en tu novela ¿Es una de esas historias silenciadas y ocurridas al comienzo de la Guerra Civil española?

Sí, a ver, estamos hablando de un crimen que no sucedió por la Guerra Civil, sino durante, lo que si es posible es que fuera el desencadenante. Pero, es un caso que se distancia en algunos aspectos, sobre todo a nivel ideológico. Hubo muchas represiones en aquel momento, la ideología era el motivo por el que se hacía esto, aunque yo lo veo como una especie de superficie, realmente debajo subyacen esos instintos que siempre están detrás de todo. Humanos no, que es lo que interesa a un escritor y de lo que interesa hablar a nivel de literatura. Con la historia de Juana estamos hablando de un caso silenciado porque era terrible, nadie quería hablar de ello. Estamos hablando también del miedo de la sociedad a hablar cuando todos callan, ese contagio social que se da muchas veces. Casi siempre es dificil ver a tu alrededor que algo está mal cuando nadie lo hace. Creo que no hay que tener resentimiento, hay que intentar entender lo que pasó entonces e intentar sacar conclusiones.

Suena fuerte que en un pueblo pequeño pase algo así, pero no ha sido ni será el único en el que han pasado sucesos como este…

Muchos, muchos. Estamos hablando de que este suceso representa a muchísimos otros en esta historia y esto sucedió en Gaztelu, pero perfectamente podría haber sucedido en otro pueblo. Pero a lo mejor a este nivel y con esa dimensión es difícil que pase. Estamos hablando de una mujer embarazada y madre de seis hijos… terrible. Esto podría estar pasando también en Ucrania ¿no? Seguimos siendo los mismos homo sapiens que hace siglos, ¿Qué es lo que nos diferencia de entonces? pues una cultura, civilización y ética que nos protege de esa bestia primaria que llevamos todo dentro, digamos, y eso hay que asumirlo. Lo que hemos hecho en la historia es una realidad y tenemos que ser conscientes de eso e intentar evitarlo.

¿Qué es lo que ha sido mas complicado a la hora de ponerte a escribir sobre un hecho real?

Sobre todo serle fiel, el equilibrio entre encontrarse fiel a los hechos y encontrar la forma de recrear todos esos interrogantes que no se han conseguido desvelar, de la forma más respetuosa posible. También el tratar con personajes reales y con personajes ficticios. Hay personajes que son reales, que están tal cual trasladados a la novela y otros que están basados en personajes que existieron, pero que por motivos de desconocimiento y muchos datos que no han llegado a nuestros días, he tenido que cambiarles el nombre. Hay que tener en cuenta que esta es una historia que habla del mundo rural, que no había nadie en aquel entonces para registrar estos hechos, no estamos hablando de una biografía o una novela sobre Julio Cesar, que puede estar registrada desde varios puntos de vista, aquí es el mundo rural, es muy difícil, lo que ha llegado hasta hoy en día son testimonios y rumores, habladurías que pueden verse tergiversadas por el paso del tiempo.

Tus lectores, una vez que acaben de leer tu novela, ¿con que te gustaría que se quedaran?

Bueno, yo creo que es muy importante que cuando lees una novela de alguna forma salgas de ella diferente a como entraste, y yo muchas veces, cuando me pongo a escribir una novela, muchos me dicen ¿tú como sabes todo esto? yo no empiezo una novela sabiendo de lo que voy a escribir, yo aprendo y lo descubro a medida que escribo, y quiero invitar al lector a que se una a ese proceso de aprendizaje. Yo creo que eso es muy enriquecedor y sobre todo el descubrir historias que han sido silenciadas durante tantísimos años, historias reales e historias que han pasado aquí, en nuestra tierra, con nuestros antepasados y que son historias que merece la pena ser contadas.

¿Estás preparando algo nuevo que nos puedas contar?

Ahora mismo tengo varias ideas en marcha que tengo que pensar muy bien, todavía no tengo claro hacia donde voy a tirar porque es una decisión importante, al final, escribir una novela requiere un compromiso de mucho tiempo y no tengo claro el camino a seguir, no te puedo ser más preciso.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal