martes, abril 16, 2024

Andrés Sudón: “Mis canciones son para personas sensibles que quieren gritar un mundo mejor”

Texto: Javier Cuenca/ Foto: Ma Feé

Publica estos días en formato digital “Ansiedad/Despertar/Animal”, un EP de tres canciones grabado en directo con su nueva aventura musical, proyecto Andrés Sudón (PAS), en formato trío, y de la mano del sello independiente Malvadas Ardillas. Estas y otras canciones sonarán, además, el próximo 12 de mayo en la Sala Juglar de Madrid. Por estos motivos y algunos otros conversamos con el cantautor y poeta salmantino.

Andrés Sudón (Salamanca, 1978) no es uno de esos cantautores que se conforman con lo evidente. Sus canciones siempre han tratado de ir un paso (o incluso muchos) más allá de lo obvio para fabricar un lenguaje propio y provocador donde ni la letra ni la melodía sean algo previsible y obvio, sino una transgresión absoluta de los modos habituales.

Lleva ya unos cuantos meses rodando sus canciones en un formato diferente, a trío (con Edgardo Sagastume en la batería, Luca Piucco en el bajo y él mismo en la guitarra) y ahora su música ha experimentado un crecimiento considerable en lo que se refiere al sonido, mucho más cercano al rock progresivo, pero sin perder la esencia primigenia que el cantautor salmantino ha imprimido desde siempre a sus creaciones. El pasado año ya publicó un single, “Amor”, acompañado de estos dos músicos, y ahora reincide con “Ansiedad/Despertar/Animal”, un EP de tres canciones grabado en directo durante su último concierto en la Sala Juglar de Madrid, a donde regresará el próximo 12 de mayo.

Explica Sudón a Más Noticias que este lanzamiento supone el comienzo de una nueva etapa que siempre había soñado y esperado. “He sido un cantautor solitario desde el principio”, dice, “he trabajado duro para poder defender mis canciones en escena solamente con mi guitarra. Pero a la hora de grabar discos siempre había que instrumentar las canciones, lo cual me resultaba artificial”.

Entonces se hizo una pregunta: “¿Por qué las personas cantautoras no grabamos la música que realmente hacemos? Ante esta reflexión me quedaban dos opciones: o hacer discos solamente con guitarra o montar una banda de verdad… Me decidí por montar la banda, y, aunque era muy atractiva la idea de ponerle un nombre especial (se me ocurrían: “Princesa”, “Dragón”…), la llamé PAS, Proyecto Andrés Sudón, porque me parecía lo más honesto”, añade.

El EP que se publica estos días incluye, como ya hemos dicho, tres canciones, dos inéditas y una que ya había grabado anteriormente, titulada “Ansiedad”, y que abre este nuevo trabajo. Le pregunto por qué ha vuelto a grabar esta canción: “Cuando compuse ‘Ansiedad’ en 2008 nadie la entendía del todo, de hecho esta canción era realmente extraña en mi repertorio, fue la primera en la que empecé a experimentar tocando la guitarra española con técnicas de guitarra eléctrica. También era nuevo el estilo literario y el contenido de la canción”.

Me cuenta que vivió un importante cambio en esa época. “Entonces mi público habitual no la entendió. La grabé en un disco en directo publicado en 2009, “Andrés Sudón vive”, pero estaba claro que no era su momento. Nunca he dejado de cantarla en mis conciertos y, poco a poco, las personas empezaban a recibirla de otro modo. A día de hoy, es una de las canciones que más celebramos, parece que el resto de las personas están empezando a sentir lo que yo sufría en 2008. La canción parece compuesta para tocarla con banda, tal y como la hemos publicado hace poco. Espero que tenga un buen recorrido así vestida de rock”, comenta.

El segundo corte de este nuevo EP es “Despertar”, una pieza que parece ser un grito, una especie de lamento airado contra la pasividad de los demás. Se lo hago notar y me dice que esta es una de sus canciones favoritas. Me cuenta que surgió en uno de los talleres del Micro Abierto de Libertad 8, un encuentro de cantautores y poetas que se produce dos veces a la semana en el local madrileño del mismo nombre y que él coordina, aunque matiza que la idea de la canción “la llevaba dentro” desde hacía mucho tiempo.

Se trata de que yo me siento muy bien conmigo mismo por todo el trabajo que he hecho para ser feliz. Después de mucho estudiar y meditar, he observado que el mundo no es una mierda, sino que lo convertimos en una mierda los seres humanos anestesiados y dormidos por aquello que denuncio en la canción anterior, ‘Ansiedad’. Yo siento que he despertado hace décadas, que veo cosas que el resto de las personas no ven. Es genial sentirme despierto, pero no me vale de nada haber despertado yo solo. Necesito al resto de las personas para ser feliz completamente”, explica.

El disco se cierra con “Animal”, a mi juicio la canción más singular de las tres que lo integran, poseedora de una letra y una melodía muy distintas de lo que existe actualmente en el panorama musical de nuestro país. La pieza también es fruto de uno de los talleres del Micro Abierto de Libertad 8.

Me confiesa en primer lugar que no sabe si está muy al tanto de lo que sucede en la música actual y que cuando compone no se preocupa por ese tipo de cosas, aunque sean importantes. Como coordinador del mencionado Micro Abierto, él elige los títulos de los talleres, y quizá para no participar con tanta ventaja, aclara, esas canciones las suele hacer muy rápido y con muy poco margen de tiempo, casi el mismo día de su presentación en dichos encuentros.

Así hice ‘Animal’, pensando en el animal que soy y sintiéndolo, escuchándolo. Yo suelo componer siempre desde un sentimiento oscuro e indefinido, del cual intento extraer su música para entenderlo. Sé que es la adecuada cuando esa música está en consonancia con lo que siento. Después intento encontrar las palabras que hablen de lo que siento sin decirlo explícitamente”, detalla.

Ansiedad/Despertar/Animal” sólo se edita en formato digital, y le hablo de que creo haberle leído en redes que no volverá a publicar su música en cedé, sino que de hacerlo en el futuro en formato físico la lanzará en vinilo. Me explica que por mucha ilusión que le haga tener entre las manos sus discos físicos, cree que no merece la pena publicar Cedés.

Yo he visto cómo se desvanecía la venta de cedés. Empecé a girar en 2017, cuando todavía las personas se llevaban los discos, era la única forma de llevarse a casa la música del concierto que acababas de ver. Poco a poco vi cómo repartía cada día más libros y menos discos. Ni Malvadas Ardillas ni yo queremos fabricar copias en cedé, quizá sí algo más original que tenga utilidad, como un vinilo. Sabemos que la única manera de financiar nuestro trabajo es llenando los conciertos. La verdad es que a mí me parece bien que la música enlatada sea gratis y la música en directo sea pagada. Mi principal trabajo como artista es hacer conciertos. Me gusta la idea de grabarlos, como hemos hecho ahora, para hacer discos con los directos. Lo volveremos a hacer”, afirma.

Rock underground

Sudón opina que la canción de autor no es un estilo musical, sino como mucho un género literario que consiste en hacer poesía utilizando el recurso de la música. “Cuando yo digo que hago canción de autor, me refiero a que voy a mostrar una obra que no puede separarse de mi vida, una obra de la que soy tan dueño como responsable. Nada de lo que yo muestro está manipulado por razones comerciales que puedan ser contrarias a las razones artísticas. Entonces nadie puede decir que no estoy haciendo canción de autor por estar tocando rock con una banda de verdad”, explica.

Asegura que siguen siendo sus canciones, “las mismas que tocaba yo solo, con la misma guitarra española, a la que hemos sumado el increíble y poderoso bajo de Luca Piucco y la delicadísima y enérgica batería de Edgardo Sagastume. Lo que sí es cierto es que debo ampliar mi espectro y ahora me dirijo a un lugar donde puedo hacer lo que es imposible en las salas habituales de canción de autor: rock underground, gritar, saltar y bailar llorando”.

Teniendo en cuenta que Andrés Sudón es un artista muy activo en ese invento tan moderno y supuestamente eficaz llamado redes sociales, naturalmente me interesa saber su opinión sobre cómo ayudan estas plataformas a la música y a los músicos como él y qué significado tienen en el panorama actual. “Adoro las redes sociales” asegura. “Yo soy del siglo pasado, he vivido el correo postal y el teléfono fijo. Todos los avances de la tecnología me han ido fascinando según aparecían. Las redes sociales no me parecen ni buenas ni malas para la música, creo que son simplemente un lugar donde existimos con el resto de las personas”.

Lo que aporta o no aporta”, prosigue el músico, “es el uso de esas redes sociales. En ese lugar, como en todos, suceden abusos, injusticias y corrupción. Estoy en contra de las injusticias, los abusos y la corrupción, pero no de las redes sociales y las plataformas. Vivo en el mundo real, y en las redes sociales no veo mucha diferencia”.

Los últimos trabajos del cantautor salmantino han sido publicados por el sello independiente Malvadas Ardillas, hacia el cual se deshace en elogios: “Trabajar con Malvadas Ardillas es lo mejor que me ha sucedido en toda mi carrera. Yo he llegado a denostar a las compañías discográficas por cómo manipulan el arte por razones comerciales. Pero no todas son iguales. Por ejemplo, Malvadas Ardillas, si se ha metido en mi trabajo, ha sido para darme buenísimos consejos que me han ayudado a ser mejor artista. Nunca órdenes”.

Respecto a la industria discográfica actual, señala que él no confiaría más que en su propio criterio y sólo lo haría en una discográfica que le ayudara a llevar a cabo sus propias ideas, como lo hace precisamente Malvadas Ardillas. “La industria y yo nunca nos hemos llevado muy bien, pero he de decir que me gusta más la industria de ahora que la de hace treinta años, la verdad. Creo que ahora hay más artistas, hay infinitos artistas trabajando y sobreviviendo de hacer canciones. Antes era un privilegio para cuatro gatos bajo el dictado de cuatro perros. Ahora somos muchos gatos y muchos perros condenados a llevarnos bien en una escena superpoblada”, dice.

En cuanto al concierto que ofrecerá el próximo 12 de mayo en la sala Juglar de Madrid, el mismo local donde se han registrado las canciones del EP que ahora ve la luz, Sudón lanza un mensaje a aquellos que todavía no le han visto y escuchado en directo: “Les diría que me den la oportunidad de sorprenderles con algo nuevo y real. Les prometo una fiesta diferente, una fiesta en la que lloramos con una sonrisa, un ritual que puede ser muy del gusto de personas con inquietudes intelectuales o artísticas”.

Y agrega: “Mis canciones son para personas sensibles que quieren gritar un mundo mejor. Y si te gusta la música en directo, Luca y Edgardo son unos músicos impresionantes, creo que hemos hecho un buen trabajo, nos divertimos mucho tocando y queremos divertir, deleitar, emocionar, transmitir esta intensidad en la que vivimos, compartirla”. Y apostilla algo no menos importante: “También les diría que compraran las entradas anticipadas, porque son más baratas y dan paz y esperanza a los artistas”. Pues eso. Háganle caso.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal