lunes, febrero 26, 2024

Begoña Díaz Aracil: «Siempre dedicaré mis esfuerzos a la difusión del deporte femenino e inclusivo»

Texto: Teresa Loscertales. Fotos: B.D.

Begoña Díaz Aracil es una maestra funcionaria, especializada en inglés. Aprobó las oposiciones en 1997 y trabaja en un colegio público de Carabanchel. Su vocación como maestra viene motivada por ayudar al alumnado a tener acceso al mejor futuro posible, ofreciendo una enseñanza adecuada a sus circunstancias personales, familiares y académicas. Siempre intentando sacar de cada alumno su mejor versión, confiando en sus capacidades. Quizá esa predisposición a ver, observar e intentar mejorar el entorno, es lo que le ha impulsado a crear un club de tenis de mesa, con la misma vocación: aportar su granito de arena para impulsar el deporte femenino, inclusivo y el desarrollo integral del deportista. Begoña Díaz Aracil, compagina ambas actividades con su vida personal y familiar.

¿Qué te motivó a comenzar un proyecto deportivo?

Tengo una hija de 14 años que se llama Estrella. Es jugadora infantil y lleva federada 3 años en el tenis de mesa. Lo que me motivó a comenzar en este proyecto fue cuando acompañaba a mi hija a los torneos y entrenamientos y al estar ahí en primera persona te das cuenta que al deporte femenino y al deporte inclusivo hay que darle difusión y visibilidad. José Fernández, el entrenador que comenzó con Estrella, también tuvo unas ideas de cómo hay que entrenar, el tema de chicas, el no diferenciar entre chicos o chicas y que los entrenamientos sean más o menos iguales. Intento potenciar el deporte femenino y que nuestras chicas vean aquí un referente de calidad y encuentren un sitio donde entrenar.

¿Crees que a día de hoy hay mucha diferencia entre el deporte femenino y el masculino?

Pues sí, por la experiencia que tengo aunque sea muy cortita, de lo que yo he visto, sí que notas diferencias en pequeños detalles, que a priori los organizadores no se dan cuenta. Sí hay una lucha por la igualdad, pero hay detalles, por ejemplo se puede ver que hay muy poquitas niñas en los clubs apuntadas y para poder organizarte y hacer equipos, hay una serie de normativas que todo el mundo las tiene que cumplir y si has jugado a nivel nacional en un equipo no te puedes mover a hacer equipo con otras personas de otro club que también haya jugado en el nacional, pero claro, cómo hay tan pocas chicas, las limitas a que no puedan hacer equipos en España. Primera nacional femenino, que es la parte más baja de la tabla a nivel nacional, es a lo único que tienen acceso las chicas y casi todas se apuntan.

¿Cuéntanos un poquito sobre tu club y qué has ido haciendo a lo largo de este año?

Bueno, mi club se llama Fénix Table Tennis y ahora mismo no tengo local; a nivel público está muy complicado porque no hay muchos espacios y, al nivel privado, los colegios concertados que tengan gimnasio y que me lo puedan ceder son muy caros. Lo veo complicado el ponerme ahora mismo a tener un local y jugadores, pero como sí que tengo mi proyecto deportivo, basado en el deporte femenino e inclusivo y en el desarrollo integral del jugador desde todos los ámbitos de salud como que haya: un nutricionista, un psicólogo, un fisioterapeuta… Una ayuda en todos los ámbitos para poder mejorar el juego. Lo que he ido haciendo es que cada mes voy organizando iniciativas gratuitas y buscando a personas referentes en estos temas; y la difusión, para que todo el mundo que quiera y pueda participar de la información. Una vez que hago la mesa, después, en la página de las redes sociales voy subiendo las intervenciones de las personas que han estado participando por si no han podido ir presencialmente.

¿Cómo organizas esas mesas de intervención?

Empecé por optometría deportista en tenis de mesa, pensé que era un tema novedoso, que sí que se trabajaba en otros deportes como el tiro olímpico o gimnasia rítmica, pero en tenis de mesa, por lo menos en la comunidad de Madrid, no me sonaba que hubiera mucho trabajo en lo que es optometría deportiva, que es el trabajo de la visión para ayudarte a tener mejores resultados, así que en agosto me puse en contacto con varios optometristas como Ricardo Bernárdez Vilaboa que fue el que dio la charla de ello. Él tenía muchísimos contactos y cuando le comuniqué que quería hacer una mesa redonda de deporte femenino me puso en contacto con deportistas muy relevantes y ya luego el boca a boca. También hice una mesa redonda de deporte inclusivo, otra mesa de psicología deportiva y la última fue de la mujer después de los 40 años. Me he encontrado con gente muy generosa que han dicho que sí y son ellos los que realmente han dado el éxito a esta temporada, ha sido como un sueño. Se crea un clima de complicidad muy agradable.

¿Qué crees que es lo más complicado a la hora de crear un proyecto deportivo?

Lo más complicado fue conseguir que la gente fuera presencialmente, no sé si a raíz de la pandemia nos hemos vuelto más perezosos o qué, pero me ha costado que la gente se acercara presencialmente. También me ha costado y todavía no he llegado a lograrlo, que los medios de comunicación se hicieran eco y vinieran e hicieran fotos. Fuimos a Radio Barandilla para promocionar la mesa redonda de deporte adaptado. Estuvieron Eva Cambero Roldán y Sarah de Vicente, jugadora de tenis de mesa en silla de ruedas. Intento difundirlo por redes sociales, subiendo partes de la mesa redonda y transmitiéndolo en directo. Lo más difícil, al final, es darle más difusión.

¿Qué intención u objetivo tienes con el club?

Yo sigo buscando espacios, al final es para un bien común, para que las chicas y las personas con discapacidad no tengan que dejar la comunidad de Madrid y crear un sitio donde puedan entrenar. Hice la petición de espacios pero me dijeron que no, porque no hay suministros y es mucho coste económico. Como me gusta ser práctica, aunque encuentre lugar para establecer el club y el proyecto deportivo, siempre dedicaré mis esfuerzos a la difusión del deporte femenino e inclusivo, y a la formación integral del deportista. Con actuaciones gratuitas y mensuales. En un futuro, lo ideal sería tener un espacio donde pudiera dar las charlas y así no ir buscando cada vez que quiera hacer una mesa redonda. En noviembre abrí un podcast en spotify, para hacer entrevistas a jugadoras de tenis de mesa. Como he ido evolucionando en las ideas, estas entrevistas ahora están abiertas a cualquier jugadora de cualquier disciplina deportiva.

¿Alguna vez has pensado en abandonar o pensaste que no iba a funcionar?

Es mucho trabajo, y para una economía familiar si ha sido un desembolso importante. Si que es verdad que a veces digo: “Dios mío de donde saco el dinero” o cuando ves que no salen los sitios que estas buscando y te dicen que no, acabas pensando que qué complicado es todo. Luego que no viene la gente, con todo el trabajo y organización que se ha hecho. Pero siempre hay algo que me dice que tengo que seguir, porque cuando escuchas cualquier historia que están puestas, sabes que vale la pena. Me han dado fuerza todas las personas que he ido conociendo y hay que seguir para delante e ir mejorando.

Y ya para finalizar ¿Qué consejo le darías a alguien que está comenzando con algún proyecto deportivo?

Les diría que tienen que tener en mente el reto que quieren conseguir y luchar, que todo llega. Por lo menos, con mi experiencia ha sido todo increíble, ha ido todo rodado. Aunque las cosas parecía que no salían, luego salían. Hay que pelearlo, lucharlo y es normal que hay momentos que digas “madre mía esto que difícil es”. Si tienes la idea clara, hay que seguir peleándolo, luchándolo y pedir ayuda.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal