viernes, diciembre 9, 2022

RAÚL MARTINEZ, profesor de yoga: «Con las condiciones actuales es imposible dar clases presenciales»

Sandra C.

1.¿Puedes contarnos algo de ti?

Tengo 51 años. He vivido toda mi vida en Madrid, en el barrio de San Blas y desde el 20 de mayo estoy viviendo en un pueblo de Cuenca, Casas de Haro. He trabajado en casi de todo: como conserje, personal de limpieza, repartidor con camión, dueño y camarero de un pub, realizador de videos, etc. Soy una persona extrovertida y me encanta la música (escuchar y tocar). He tocado el bajo en grupos de Rock desde que tenía 15 años.

2.¿Cómo empezaste en el yoga?

Tuve una depresión en el 2005, después de una separación. Mi madre lleva dando clases de yoga desde los años 70 y me animó a que fuese a sus clases para aprender a relajarme, ser capaz de dormir y comer de forma regular. Me funcionó muy bien, dándome muchísima estabilidad en todos los aspectos.

3.¿Qué es para ti el yoga?

Por un lado, una forma de vida que me ha ayudado a entender cosas que antes no entendía, por otro lado un conjunto de técnicas muy trabajadas y estudiadas que nos ayudan a desarrollarnos en todos los aspectos.

https://youtu.be/Qjjueb4smC0

4.¿Cómo llegaste a ser profesor de yoga?

Por coincidencias de la vida, pude apuntarme a la misma formación del profesor  con el que se había formado mi madre, para profundizar en lo que tanto me había ayudado. Antes de terminar los 3 años me salieron algunas suplencias, descubrí que me gustaba y a la gente también. Al final terminé, dedicándome a tiempo completo, en el mismo centro donde daba clases mi madre. Empecé a ir a empresas, comunidades de vecinos, etc.

5.¿Qué cualidades definen a un buen profesor de yoga?

Creo que un buen profesor debe predicar desde la experiencia. Las clases tienen que estar basadas en lo que haya experimentado él mismo. Hay que intentar utilizar un lenguaje claro y sencillo, que haga que el alumno entienda lo que se quiere transmitir. Se debe tratar a la gente que va a las clases como alumnos y no como clientes. Intentar sacar lo mejor de cada persona y saber adaptarse a cada situación que surja en la sala. Honestidad y humildad.

6.¿Cuánto hay de preparación y cuánto de improvisación en tus clases?

Mis clases van preparadas al detalle durante todo el curso.Cada práctica y cada clase tiene un porqué, pero es muy importante adaptarse al momento y la situación. Hay veces que surge algún otro tema y no hay que encabezonarse en lo que uno lleva preparado. El yoga es muy amplio y tiene trabajo para casi todo.

7.¿Qué deseas transmitir en tus clases?

Lo que me ha ayudado a mí. Ese concepto de unión entre todos nuestros aspectos físicos, energéticos, emocionales, psicológicos. Toda esa riqueza de prácticas abarcando la mayor parte posible. Intento ser cercano, dar confianza y fuerza para cualquier dificultad. Diferenciar el trabajar de una forma sana con la competición y la exigencia.

8.Para una persona que quiere empezar ¿Qué le aconsejas?

Que no se deje llevar por el postureo y el pamplineo que hay últimamente respecto al yoga. La gente se queda en lo externo, una postura espectacular, en prácticas mágicas.. cuando el yoga abarca cosas más importantes y necesarias a nuestra sociedad actual. Le aconsejo que busque un profesor que cuide la esencia, la humildad y la honestidad.

9.¿Qué aporta el yoga que no aporten otras disciplinas tanto física como espirituales?

El yoga real, no el que se ve últimamente, no intenta venderte la moto. No te anima a que te creas algo, al contrario, te anima a que practiques y compruebes tú mismo que es lo que te viene bien y que no. Aporta innumerables prácticas que te pueden ayudar en todos y cada uno de tus aspectos.

10. Con la pandemia que estamos viviendo supongo que será difícil dar clases presenciales..¿Cómo funcionan las clases online?

Con las condiciones actuales es imposible dar clases presenciales porque se cubren los gastos, nada más. Mi mujer y yo hemos intentado reinventarnos realizando un curso online que se parezca lo más posible a los presenciales. El curso dura 9 meses, con 8 videos al mes (en total 72 videos diferentes). La mensualidad es de 25€  y te da derecho a disfrutar de esas ocho clases las veces que quieras y en cualquier horario. No estás obligado a realizarlo entero. El curso va progresivo para que lo puedan aprovechar tanto personas que acaban de empezar como las que ya tienen experiencia. Hemos intentado aprovechar la realización de videos, que explican de una forma más pedagógica y atractiva ciertos aspectos que ayudan a comprender mejor los ejercicios.

https://youtu.be/KmwA-G5OxK8

https://yohagoyoga.es/

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO + LEIDO

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal