lunes, mayo 27, 2024

Dom Diablillo: «La cultura BSDM es mucho más de lo que la gente ve»

Por Sandra Cuenca

Nos adentramos en la cultura BSDM de la mano de Dom Diablillo, creador del Blog «La Escuela de BSDM«, donde descubriremos un mundo no tan oscuro como el que siempre hemos imaginado.

Para la gente que desconoce que es BSDM, significan: Bondage, Disciplina, Dominación, sumisión, Sadismo y masoquismo. Sí, se trata de un tipo de prácticas sexuales que cada vez tiene más adictos y que es algo desconocido para el resto de mortales. Todos y todas recordaremos la película «Cincuenta sombras de Grey«, basada en la novela superventas del mismo nombre, aquello marcó un antes y un después en las películas eróticas. ¿Quién no quiso ser Anastasia Steele en algún momento? ¿Quién no quiso convertirse en el millonario Christian Grey? A muchos y muchas se nos pasó por la cabeza poder probar lo que era adquirir el rol de dominante o sumisa en el sexo, aunque aquella película poco tiene que ver con la realidad de la cultura BSDM.

Descubrí a Dom Diablillo navegando por internet e inmediatamente me enganchó su blog, La Escuela de BSDM, fue como si todas las incógnitas, dudas y tabúes sobre el BSDM, que rondaban por mi cabeza, empezaran a hacerme entender lo que verdaderamente era esa cultura. Llevaba tiempo queriendo escribir sobre este tema, porque para la gente con la que hablaba de ello esto solo era un mundo muy oscuro en el que lo mejor era no indagar. Escribí a Diablillo para pedirle ayuda, tenía la sensación de que era una persona que sabía de lo que hablaba, no me equivoqué, pero, además, me sorprendió la manera que tenía de escribir y de cómo era capaz de explicar estas prácticas sexuales de una manera muy normal y muy fáciles de entender. Le agradezco su gran ayuda y, sobre todo, que me haya concedido una entrevista.

¿Quién es Dom Diablillo?

Diablillo solo es una persona que, en cierto momento de su vida, descubrió que el sexo no tiene porque ser solo lo típico que conoce todo el mundo. En nuestra cultura, para preservar el anonimato se escoge un pseudónimo, y en mi caso escogí el Diablillo, por la perversidad de la mente y un alma de un “niño inocente y perverso” al mismo tiempo. Pero, además, soy un Terapeuta de Parejas y Coach Sexual que, tras tantos años de experiencia, decidió sacar su titulación para ejercer con unos mayores conocimientos.

¿Cómo comienza en el mundo/cultura BDSM?

Las parejas que tuve, siempre adoptaban una posición más “complaciente” y me solicitaban que yo adoptase un papel más dominante en el acto. Fue en 2003 cuando supe ponerle nombre a esa forma de actuar que tenía, y fue tras leer un artículo de Bondage. Tras esa lectura me introduje más en esta cultura y me fascinó, porque es más de lo que la gente ve. Desde ese momento, cada día he ido aprendiendo algo nuevo, bien sea por revistas, foros, webs o blogs.

¿Cómo y por qué nace el Blog «Escuela de BDSM? ¿Qué es lo más importante que se puede aprender en su blog? 

El blog nació en abril de 2020 y el motivo principal fue para ayudar a difundir esta cultura y ayudar a quien pudiese con los conocimientos que he ido adquiriendo. La idea me la propuso la sumisa que tenía en ese momento, ya que pudo observar cómo me hacían preguntas y acudían a mi para pedir consejo. Una de mis aptitudes es saber cómo transmitir a través de mis palabras, y se me da bien hacerlo sobre escrito, de ahí que eligiese el formato blog y no podcast o videos.

¿Qué se puede aprender? Respeto, seguridad, ceremonias… En mi caso, me he centrado, por ahora, mayormente en la parte de Dominación y sumisión, que es la que más controlo, pero poco a poco se irán incluyendo más temas como el Sadismo, masoquismo y Bondage. Pero si tuviese que definir lo más importante, sin duda serían los artículos sobre “tener una primera cita” o “mi primera vez (en sesión)”, tanto en la versión Dominación como Sumisión. Son los que, más recomiendo por encima de todo, dado que por los tiempos que corren, toda precaución en poca.

Si buscamos en Internet BDSM, nos encontramos con definiciones como: Sexualidades no convencionales o alternativas; El BDSM es, en resumen, sado o sadomasoquismo, ¿Cómo lo definiría usted de una manera breve y fácil de entender?  

Sí, el BDSM es un conjunto de prácticas sexuales no convencionales o alternativas, pero siempre son consensuadas. En esencia, es una forma de explorar la sexualidad y las dinámicas de poder de una manera segura, consensuada, respetuosa y, porque no decirlo, emocionante. Podría decirse que le añades un poco de pimienta a la relación.

También hay que tener en cuenta que el BDSM es: Bondage, Disciplina, Dominación, sumisión, Sadismo y masoquismo. Cuando veo que una persona nombra el BDSM como: sado o sadomasoquismo, ya entiendo que sus conocimientos sobre esta cultura son mínimos o nulos y que suelen hacerlo en un tono despectivo o de reproche. También suelen decir “Ah, eso de que te pegan”, lo cual no es cierto, pues hay muchas prácticas en las cuales ni siquiera hay contacto, como la vertiente inglesa.

Hay demasiada gente que critica estas prácticas sexuales, incluso opinan que las personas que lo practican son mentalmente inestables… ¿Qué les diría? 

Bueno, es la actitud típica ante el desconocimiento. No solo no somos mentalmente inestables, sino que además tenemos un gran poder sobre el cuerpo y la mente para poder realizar las prácticas que realizamos.

En este caso, se ha de recalcar que El BDSM fue eliminado del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) en la quinta edición, publicada en 2013. En esta edición, se reconoció que la participación en prácticas BDSM por sí misma no constituye un trastorno mental, siempre y cuando sea consensuada y no cause malestar o disfunción significativa en la vida de la persona. Esta eliminación marcó un importante avance en la comprensión y aceptación de la diversidad sexual. Pero, si no se da a conocer este dato, seguirán tratándonos así.

Si me lo permite, piense en esto: Se usan látigos largos, látigos cortos, cuerdas, cruces, pinchos, se humilla a una parte, otra parte domina… ¿de qué estoy hablando? La primera respuesta es: BDSM, pero y ¿si le dijese que hablo de la religión? Y a nadie le extraña, nadie duda y nadie tacha a quien la practica de mentalmente inestables. En este punto quiero hacer el inciso que respeto las religiones, no voy en contra de ninguna.

Sin embargo, los expertos en salud mental dicen que los que practican BDSM son mentalmente más sanos…

Si, tenemos una fortaleza mental para soportar ciertas prácticas que realizamos. Las prácticas (sesiones) que realizamos pueden durar horas, y ante esta situación debemos tener todos los sentidos en alerta. Si lo miramos desde el punto de vista de un Dominante, tendría que estar pendiente de cada gesto o sonido que haga la parte sumisa. A través de esos signos, sabemos si está bien, si debemos parar o continuar, rebajar la intensidad o aumentarla. Para todo eso, no podemos “actuar por impulsos”, y conlleva una carga mental que es agotadora.

¿Es necesario ser mentalmente fuerte para, por ejemplo, convertirse en sumisa/o? 

A pesar de que se piense que una persona sumisa es débil, justamente es todo lo contrario. Su mente debe ser capaz de asumir unas órdenes de su Dominante. Esto no es para cualquier persona.

De hecho, cuando alguna persona acude a mí solicitándome consejo la primera pregunta es: ¿Por qué quieres ser Dom o sum? Si su respuesta es: “Porque me gusta dominar o ser dominado”, en el 90% no buscan entrar en el BDSM, sino tener sexo duro (sexo con azotes o ataduras). Tienen que tener claro que esto no es algo “normal”.

¿Qué opinión tiene sobre estas afirmaciones?

«Lo practican personas «desviadas»

«Es una práctica abusiva y destructiva»

«Implica una sumisión en todas las facetas de la vida»

«El hombre siempre es el dominante»

A groso modo: todas falsas.

Me explico, no somos “desviados”, porque en esta cultura podrás encontrar desde el cajero que te atiende en el supermercado, hasta los CEO’s más importantes.

No somos “abusivos ni destructivos”, pues, además, tras una sesión cuidamos unos de los otros, algo que no sucede en el sexo normativo, que se acaba y cada uno por su lado. Nosotros seguimos en contacto días posteriores para saber cómo se está física o psicológicamente.

Nuevamente, no implica una sumisión en todas las facetas de la vida, de hecho, se respeta vida familiar, trabajo y amistades. Todo lo contrario, a lo que sucede, por ejemplo, en la vida laboral, que sí implica una sumisión a un trabajo por encima del resto de facetas.

Y, por último, es un mito que el hombre sea el Dominante. De hecho, se podría decir que estamos equilibrados en cuotas de género en cada rol.

¿Qué pasos se deberían seguir antes de empezar a jugar?

Primero conocer donde se va a meter. Saber que es esta cultura, conocer los roles y saber con cual se identifica. Participar en debates, foros, preguntar, consultar, preguntar, leer mucho, preguntar. Sí he puesto preguntar varias veces, porque una de las carencias que he visto es que no preguntan, dan por asumido y luego comenten muchos fallos.

Si tienen la oportunidad, conseguir un/a Tutor/a, pero que sea con experiencia y de confianza y cuando estén preparados, comenzar muy despacio.

¿Existe un perfil tipo de Amo o sumisa? 

En absoluto. No hay un perfil determinado. Y es curioso, porque muchas personas con grandes cargos en empresa suelen introducirse en la sumisión para dejarse llevar, y también en modo viceversa. Pero también existen personas de importancia que son Doms. Eso también hace más atractiva esta cultura, diferenciamos la vida laboral o personal de la de BDSM.

Para usted, ¿Es bueno mantener oculto este tipo de preferencias sexuales? 

En cierto modo si y por otro lado no. ¿Por qué no? Porque se cohíbe la libertad sexual y personal de cada persona y eso no debería suceder. Antes de ser bedesemeros, somos personas y merecemos respeto. Y ¿Por qué sí? Porque ciertas prácticas pueden ser utilizadas por desagradables personajes, algo que rechazamos totalmente en la cultura. De hecho, señalamos duramente a quien utilice nuestra cultura para abusar o maltratar y quiero hacer especial hincapié en este aspecto: El BDSM NO ES MALTRATO. Rechazamos cualquier tipo de maltrato, ya sea físico o psicológico.
 
¿Qué consejo le daría a alguien (Hombre o mujer) que quiere comenzar en el BDSM?

Que no se dejen llevar por libros o películas (50 sombras de Grey, 365, Bonding, etc). Que investiguen mucho sobre lo que es realmente el BDSM. Existen infinidad de webs, foros y blogs. También existen locales en España a los que pueden acudir sin necesidad de tener que practicar. Y que no tengan prisa, el BDSM siempre estará ahí, no se necesita ni se recomienda correr.

Por último, podría decirnos ¿Qué le llevó a ser Dom? Y si no le importa, ¿Podría explicarnos que es esa Saga MyA que estás escribiendo?

En mi caso, sentir el poder de tener el control sobre la persona sumisa y que esta obedezca mis órdenes, es algo que eleva mi mente a un nivel superior de excitación. Pero hay que tener en cuenta que cada práctica que se realiza, se hace bajo unos límites que la sumisa me marca y pactamos. Jamás me excedo ni realizo nada que no hayamos pactado antes y eso se respeta siempre. Y tampoco tiene que acabar con un sexo “tradicional”, sino que llegamos a otros niveles de satisfacción.

Por otro lado, la Saga MyA, está pensada para dar a conocer los distintos tipos de relaciones. Actualmente me encuentro inmerso en la escritura del cuarto Libro de un total de seis. Realizados en narrativa erótica, el primero son relatos generales, el segundo se centra en las relaciones abiertas, el tercero en relaciones poliamorosas, el cuarto en relaciones BDSM, el quinto será de relaciones cuck y el sexto un compendio de todas. Todos los libros llevan una pincelada educativa además de la carga erótica.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal