miércoles, febrero 21, 2024

Envidia preventiva: lo que nos hace comprar boletos de Navidad sin parar

Redacción

Los expertos de Top Doctors explican cuáles son los 5 perfiles psicológicos que hay detrás de los jugadores de azar: el aventurero, el amigo, el competitivo, el estratega y el supersticioso

Personas con trastorno bipolar, TOC o ludopatía, los perfiles más vulnerables al sorteo extraordinario del 22 de diciembre

Los especialistas hacen un análisis psicológico de los motivos que nos hacen comprar décimos de lotería de manera compulsiva

Diciembre es el mes del “todo vale”, en el que el consumo está justificado bajo el paraguas del denominado gasto social. Regalos, comidas con compañeros, amigos y familiares, decoración y ropa para cada una de las celebraciones, acciones solidarias y, por supuesto, lotería, que se han convertido en una de las partidas más importantes del gasto navideño de las familias. Comprar décimos de lotería nos hace sentir bien y nos envuelve en ilusión, esperanza y alegría colectiva.

Pero hay otro factor importante que puede hacer que la compra de boletos no acabe nunca: la envidia preventiva y la demostración de superioridad. Los expertos del Top Doctors.com®, grupo tecnológico líder para la transformación digital del sector sanitario y el fácil acceso a los mejores especialistas médicos, explican cómo son los perfiles más definidos (y más vulnerables) de los compradores de lotería, así como los motivos que les llevan a hacerlo.

Los cinco perfiles psicológicos que hay detrás de los jugadores de azar

Existen complejos procesos psicológicos detrás de cada apuesta como las emociones, las motivaciones o las actitudes entre otros. La psicoterapeuta y miembro de Top Doctors, Marisol Rodríguez Gutiérrez, hace un repaso por los principales perfiles de jugador de azar:

· El explorador y aventurero: le gusta arriesgar grandes cantidades de dinero, sin aplicar la lógica, y no se deja guiar por supersticiones. No tiene límites para jugar y no teme apostar.

· El competitivo: se trata de aquella persona que solo juega para ganar. Para este perfil de jugador, no obtener el resultado que deseaba supone un importante desasosiego.

· El estratega: el azar no entra entre sus planes. Juega buscando combinaciones numéricas y usando la razón a la hora de apostar, sin dejar espacio a fórmulas aleatorias.

· El amigo: disfrutar de la experiencia del juego son sus premisas. Y aunque este jugador busca la experiencia compartida con familiares y amigos, suele sentir envidia preventiva y, por lo tanto, a la hora de jugar a la lotería suele tener muy presente el pensamiento “y si toca a los demás”, apostando por miedo a quedarse fuera del reparto.

· El supersticioso: la superstición es un caso particular de un fenómeno psicológico llamado “ilusión de control”, que es la tendencia a comportarse como si se pudieran controlar los sucesos aleatorios como los juegos de azar. Los supersticiosos recurren a amuletos, apuestan un día en particular, juegan siempre los mismos números etc. Todo para demostrar que están por encima de la suerte. Este tipo de jugador está influenciado por las tradiciones y por la educación recibida.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal